EE.UU.: la muerte del joven negro Michael Brown genera nueva tensión racial

Mujer llora la muerte Derechos de autor de la imagen AP

Con disturbios, saqueos y protestas. Así ha reaccionado la comunidad estadounidense de Ferguson –un suburbio de San Luis, Misuri– a la muerte del joven negro Michael Brown a manos de un oficial de policía el pasado sábado. Las manifestaciones de repudio, con mensajes como "sin justicia no habrá paz" o "alto a los policías asesinos", continúan este lunes.

Las autoridades aseguran que Brown, de 18 años, recibió varios tiros luego de un forcejeo dentro de una patrulla. Los detalles de cómo ocurrieron los hechos, sin embargo, todavía no están claros. Las declaraciones han sido muy vagas acerca de qué provocó que el agente disparara. Ahora la investigación está a cargo del FBI.

Según la versión del jefe de la policía del condado de St Louis, Jon Belmar, todo comenzó cuando un agente policial –aún no identificado– encontró a Brown y otro individuo en una calle. Luego uno de ellos empujó al oficial dentro del auto y "lo atacó".

Belmar asegura que al menos uno de los disparos salió de la pistola del oficial, del que sólo se sabe que ha trabajado en el departamento de policía de Ferguson durante seis años y que ahora se encuentra de permiso administrativo.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Una imagen de la protesta de este lunes.

El "otro individuo" era Dorian Johnson, quien aseguró a una cadena local de televisión, WALB, que él y Brown fueron a una tienda y caminaban de regreso a casa cuando un oficial les pidió que dejaran de caminar por la calle y subieran a la acera. Johnson dice que siguieron caminando por donde venían y ello provocó que el oficial se molestara y se bajara de la patrulla.

"El policía disparó, nos asustamos y nos preparamos para huir. Luego volvió a disparar, mi amigo sintió el tiro, se volteó y puso sus manos arriba. Pero el oficial se acercó y disparó varios tiros más. No estábamos haciéndole daño a nadie, estábamos completamente desarmados".

Brown cayó muerto a unos 10 metros del automóvil.

Recuerdos de Trayvon Martin

El joven acababa de terminar la secundaria y planeaba empezar a estudiar en una universidad local, según lo explicó su madre Lesley McSpadden.

"Me quitaron a mi hijo", dijo en declaraciones a la cadena de televisión local KMOV. "¿Tienen idea de lo que me costó que se quedara en la escuela y se graduara? ¿Saben acaso cuantos jóvenes terminan la escuela? No muchos", respondió McSpadden.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Lesley McSpadden, la madre de Brown, y su marido.

Tanto ella como su esposo, Louis Head (padrastro del joven), han participado en las recientes protestas cargadas de tensión, entre la población mayoritariamente negra y la policía predominantemente blanca. En una pancarta escribió: "La policía de Misuri acaba de ejecutar a mi hijo desarmado".

DeAndre Smith, residente de Ferguson, dijo al diario St Louis Post-Dispatch, que los disturbios reflejaban un sentimiento de injusticia en la comunidad.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption ¿Cuándo aprenderá nuestra sociedad a respetar la humanidad de todas las personas?, se lee en esta pancarta.

"¿Qué hicimos para merecer esto? ¿Por qué siempre nos disparan a nosotros?", gritaba este lunes otra joven entre los manifestantes.

El caso de Brown ha sido comparado por líderes de derechos humanos con la muerte de Trayvon Martin, el adolescente de 17 años de edad que murió en 2012 en Florida a manos del vigilante voluntario George Zimmerman, quien fue absuelto de los cargos de asesinato.

"Nos indigna que esto vuelva a repetirse", dijo John Gaskin, del grupo de derechos civiles NAACP.

Controversia en Twitter

El enfado generado por este caso también se ha apreciado en redes sociales como Twitter, donde se creó una etiqueta para protestar contra la manera en que los negros en Estados Unidos son estereotipados por algunos medios de comunicación.

Derechos de autor de la imagen BBC Trending
Image caption La víctima, Michael Brown, tenía 18 años.

La primera fotografía de Brown utilizada para reportar su muerte lo mostraba en la graduación de su escuela. Poco después comenzó a circular otra imagen, donde aparece vistiendo una camisa deportiva y haciendo un signo con sus manos, que algunos asocian con estereotipos violentos de la cultura afroestadounidense.

Esta segunda foto fue la que se volvió más popular entre medios y blogueros conservadores, según alega el abogado de defensa criminal CJ Lawrence.

Lawrence asegura haber sentido frustración por lo que consideró "un intento por liberar a la policía de culpa y señalar a Brown". Por eso creó la etiqueta #IfTheyGunnedMeDown (Si me mataran a tiros) y la tuiteó acompañada de dos fotografías: una en la que aparece en su graduación de la universidad acompañado por Bill Clinton y otra en la que sostiene una botella de alcohol, mientras luce un atuendo de rapero en una noche de Halloween.

"El hashtag hace una pregunta retórica, pero en la realidad, esto es algo que nos preguntamos los negros en Estados Unidos todos los días". La etiqueta ya se ha vuelto viral y ha sido usada en unas 100.000 ocasiones durante las últimas 24 horas.

Contenido relacionado