Colombia: primeras víctimas viajan al proceso de paz de La Habana

Familiares de víctimas del conflicto colombiano. Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Por primera vez las víctimas van a tener participación directa en la mesa de negociaciones entre la guerrilla de las FARC y el gobierno de Colombia.

Una primera delegación de víctimas del conflicto armado colombiano viajó este viernes a Cuba para tomar parte en las negociaciones de paz entre el gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC que se celebran en la isla caribeña desde noviembre de 2012.

Los primeros 12 delegados, entre los que figuran tanto víctimas de la guerrilla como de los otros actores del conflicto colombiano -incluyendo agentes del Estado- compartirán sus testimonios, demandas y expectativas con la mesa de negociación de La Habana mañana sábado.

"A mí conocer esta es la primera vez en la historia que las víctimas tienen tanta participación y visibilidad en un proceso de paz. Colombia puede estar orgullosa", dijo el coordinador del sistema de Naciones Unidas en el país, Fabrizio Hochschild, al presentar al primero de cinco grupos que viajarán a Cuba.

Se tiene previsto que en las conversaciones participen de manera directa un total de 60 víctimas, seleccionadas de manera conjunta por Naciones Unidas, la Universidad Nacional de Colombia y la Conferencia Episcopal de Colombia.

Pero el proceso de selección ha estado rodeado de polémica desde que se decidió que cada grupo tenía que tratar de ser representativo de todo el universo de afectados por el conflicto colombiano y no sólo por las acciones de las FARC.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Las delegaciones tratan de ser representativas de todo el universo de víctimas del conflicto.

"Algunos creen que eso puede restarle visibilidad a los reclamos de las víctimas de las guerrillas. Otros creen que las FARC pueden utilizar la circunstancia para intentar diluir su responsabilidad", explicó el corresponsal de BBC Mundo en Colombia, Arturo Wallace.

"Sin embargo la necesidad de abordar el tema de las víctimas del conflicto de forma integral fue acordada por los negociadores en Cuba y es uno de los principios rectores del actual el proceso de paz", agregó nuestro corresponsal.

Lea también: Las víctimas más incómodas de las FARC

Los 12 primeros

Por lo pronto entre las primeras víctimas en viajar a La Habana se destaca el nombre de Constanza Turbay, quien perdió a toda su familia -muy activa y prominente en la política colombiana- a manos de las FARC.

Y en la lista figura además Ana María Giraldo, hermana de uno de los "diputados del Valle", un grupo de legisladores del departamento de Valle del Cauca que murieron en cautiverio luego de haber sido secuestrados por la guerrilla.

Pero también hay víctimas de los grupos paramilitares de derecha y de agentes del Estado colombiano, así como desplazados por los enfrentamientos propios del conflicto armado.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las víctimas de las FARC han pedido que se les garantice que serán escuchadas.

Así, en el primer grupo de víctimas está José Antequera, hijo de una de las víctimas del exterminio de la izquierdista Unión Patriótica, y Nelly González, madre de uno de los jóvenes de Soacha asesinados por el ejército en el marco del escándalo conocido como "falsos positivos".

Alfonso Mora, padre de un miliciano de las FARC torturado y asesinado por el ejército, y Nelly González, madre de un policía asesinado por las FARC y víctima de desplazamiento, también son parte del viaje.

La delegación también la integran Débora Barros, una indígena Wayúu víctima de una masacre perpetrada por paramilitares en Bahía Portete, departamento de La Guajira; Jaime Peña, padre de uno de los 32 jóvenes desaparecidos por los paramilitares en Barranca Bermeja; y María Eugenia Cruz, una defensora de los derechos de la mujer víctima de desplazamiento forzado y de la violencia de género.

Finalmente la lista la completan Janeth Bautista, cuyo hermano fue desaparecido por las fuerzas militares; Jorge Vásquez, uno de los muchos desplazados por las FARC; y Leyner Palacios, una víctima de la llamada masacre de Bojayá, atribuida a las FARC en medio de enfrentamientos con paramilitares.

"Mapa del dolor"

"Este grupo de víctimas son parte del mapa de dolor que cubre nuestra Colombia", dijo durante su presentación el sacerdote Darío Echeverry, quien también destacó el espíritu constructivo con el que los seleccionados estaban viajando a La Habana.

Aunque Hochschild reconoció que reflejar la totalidad de víctimas "en 60 personas es imposible".

El representante de Naciones Unidas, sin embargo, recordó que para recoger las voces de las víctimas también se organizaron varios foros regionales y están habilitadas herramientas como una página web.

También explicó que aún no se ha decidido quienes integrarán las otras cuatro delegaciones que viajarán a Cuba.

"Dependerá de la retro-alimentación que recibamos", explicó Hochschild, quien también pidió respeto y protección para las víctimas seleccionadas.

El conflicto armado colombiano ya dura más de 50 años, período durante el cual ha dejado más de 210.000 muertos y un total de más de 6 millones de víctimas, en su mayoría por desplazamiento forzado.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.