La peruana que tradujo al español el himno de EE.UU.

Clotilde Arias Derechos de autor de la imagen Smithsonians National Museum of American History
Image caption Clotilde Arias llegó a Nueva York en 1923 a estudiar música.

El himno nacional de Estados Unidos es uno de los más famosos del mundo, pero lo que no es tan conocido es que también hay una versión en español.

En las décadas de 1930 y 1940, luego de varias intervenciones militares en América Latina, Estados Unidos estaba interesado en cambiar la relación con los países de la región y consideró que una buena manera de hacerlo sería entregándoles una adaptación del himno en nuestro idioma.

Media playback is unsupported on your device

Era parte de lo que se conocía como la Política de Buena Vecindad del presidente Franklin D Roosevelt.

Así, el Departamento de Estado abrió un concurso para buscar la mejor traducción de The Star-Spangled Banner y en 1945 escogió el trabajo de la inmigrante peruana Clotilde Arias, una compositora que vivía en Nueva York.

El de Arias no había sido un reto sencillo: aunque ya en otras ocasiones se habían traducido las palabras del himno –escritas por Francis Scott Key hace exactamente 200 años este septiembre– la meta era lograr que esta versión en español fuera tan cercana como fuera posible a la original para que pudiera ser cantada por los latinoamericanos.

Sin embargo, el himno en español, llamado El Pendón Estrellado, no tuvo mayor acogida en las décadas siguientes y hoy apenas se conocen grabaciones.

Una versión fue comisionada por el Museo Nacional de Historia Americana de la red Smithsonian, en Washington, para que acompañara una exhibición en 2012 y 2013 sobre la vida de Clotilde Arias.

De Iquitos a Nueva York

Arias llegó a Nueva York en 1923 desde Iquitos, una ciudad en la selva tropical peruana donde su familia se había beneficiado de la bonanza del caucho.

Derechos de autor de la imagen Smithsonians National Museum of American History.
Image caption Esta es una imagen del manuscrito original de la traducción del himno de EE.UU. al español, realizada por Clotilde Arias.

Quería estudiar música en esta parte de Estados Unidos, pero los efectos de la Gran Depresión la llevaron a convertirse en una mujer de múltiples actividades: entre otras, fue compositora de música clásica y popular, pianista, traductora y redactora de anuncios publicitarios.

También crió a su único hijo, Roger, quien es hoy un oficial retirado de la Fuerza Aérea, vive cerca de Washington y se dedica a investigar el legado de su madre, en especial desde que se ganó el concurso del Departamento de Estado para traducir el himno al español.

"Me acuerdo de ella sentada en su piano mientras cantaba la letra, aunque nunca fuera buena cantando", le dice Roger Arias a BBC Mundo sobre ese trabajo.

"Se sentaba a comer y me decía 'espera un momento, hijo, que tengo una idea'. Se levantaba, caminaba hacia la mesa y escribía unas palabras. Supongo que todo el tiempo estaba pensando (en eso)".

"Para mí era una vida normal", agrega.

"Yo no conocía nada distinto, no sabía quién era ella más allá de que fuera mi madre, me hacía limpiar la casa una vez a la semana y me daba una pequeña mesada".

"Sumamente fiel al original"

Clotilde Arias terminó su adaptación del himno, que se benefició tanto de su trabajo como traductora como de su experiencia como compositora.

Hoy, el Museo Nacional de Historia Americana la describe como "sumamente fiel al original, lo que es un logro difícil".

Image caption Roger Arias le explicó a BBC Mundo cómo era el proceso creativo de su madre.

"La idea era enviar su traducción a varios consulados de países latinoamericanos en Estados Unidos y también a los diferentes países", le dice a BBC Mundo Magdalena Mieri, quien ayudó a organizar la exhibición sobre Arias en el museo.

"Sin embargo, no tenemos ningún registro de que ello se haya concretado", agrega.

El himno "sí se diseminó, pero no sabemos si se interpretó".

Derechos de autor de la imagen Smithsonians National Museum of American History
Image caption Arias murió en Manhattan en 1959, cuando tenía 58 años.

Así, con el paso de los años y la llegada de la Guerra Fría, no sólo cayó en el olvido la Política de Buena Vecindad de Roosevelt, quien murió en 1945, sino también la adaptación del himno de Clotilde Arias.

Ella falleció en 1959 y hoy es recordada principalmente por la adaptación y por haber compuesto la canción Huiracocha, un homenaje a ese dios inca.

Su hijo, Roger, admite que no ha escuchado El Pendón Estrellado muchas veces, aunque reconoce que en una ocasión un hombre viejo en Iquitos le dijo que había visto cómo lo cantaban.

Lo que sí cree es que debería presentarse en la actualidad.

"Sería bueno que El Pendón Estrellado se cantara en América Latina", concluye en su diálogo con BBC Mundo.

"Si se hace de manera correcta, ayudaría a las relaciones entre Estados Unidos y América Latina".

"Sería una conexión musical".

Derechos de autor de la imagen Smithsonians National Museum of American History
Image caption El Museo de Historia Americana, en Washington, describió la traducción de Arias como "sumamente fiel a la original, lo que es un logro difícil".

Contenido relacionado