¿Por qué los Rockefeller abandonan el negocio petrolero?

  • 23 septiembre 2014
Rockefeller Center Image copyright Getty

Los herederos de la familia Rockefeller, que lograron su vasta fortuna con el petróleo, venderán sus inversiones en combustibles fósiles para reinvertirlas en energía limpia.

El anuncio fue hecho por Stephen Heintz, presidente del Fondo de los Hermanos Rockefeller, este lunes, víspera de la cumbre sobre el cambio climático en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, y un día después de marchas multitudinarias en todo el mundo, que culminaron en la misma ciudad.

El Fondo se une con esta iniciativa a una coalición de filántropos comprometidos con desprenderse de más de US$50.000 millones en activos de combustibles fósiles.

Unos 650 individuos y 180 instituciones integran la coalición.

Es parte de una creciente iniciativa global llamada Global Divest-Invest, que comenzó hace varios años en predios universitarios.

Según los informes, los compromisos de fondos de pensiones, grupos religiosos y grandes universidades se han duplicado desde el inicio de 2014.

Visión a futuro

Image copyright Getty
Image caption John D. Rockefeller hizo su fortuna en la industria petrolera a partir de la segunda mitad del Siglo XIX.

Heintz dijo que la medida para desprenderse de sus inversiones en el negocio de los combustibles fósiles estaría en línea con los deseos del magnate petrolero John Davison Rockefeller.

"Estamos convencidos de que si estuviera vivo hoy, como el astuto empresario que vislumbraba el futuro, dejaría atrás los combustibles fósiles para invertir en energía limpia y renovable", afirmó Heintz en un comunicado.

Rockefeller fue uno de los fundadores, en 1870, de la Standard Oil Company, que se convirtió en la mayor compañía refinadora de petróleo del mundo y gracias a la cual se hizo el hombre más rico del planeta.

La organización filantrópica fue fundada en 1940 por los hijos de Rockefeller.

A fines de julio de 2014, los activos de inversión del fondo estaban valorizados en US$860 millones.

"Hay un imperativo moral para preservar un planeta saludable", manifestó Valerie Rockefeller Wayne, tataranieta de Rockefeller y fiduciaria del Fondo, según la citó el diario The Washington Post.

Image copyright AP
Image caption Este domingo culminaron en Nueva York manifestaciones globales contra el cambio climático.

Ivo Welch, profesor de Finanzas y Economía de la Escuela de Administración Anderson de la Universidad de California, explicó a BBC Mundo que "es difícil especular sobre las motivaciones de los Rockefeller para haber tomado esta decisión, pero están muy preocupados por el calentamiento global y los combustibles fósiles".

"Desafortunadamente hay dos problemas con esto: si decimos que hemos logrado lo que nos propusimos y nos desprendemos de los combustibles fósiles, el mundo será un lugar mejor, pero hay demasiada gente muy pobre cuya vida será mucho más miserable y puede morir si no tiene acceso a energía a precios razonables", señaló.

Es posible también que la decisión de los Rockefeller sea rentable.

"Mucha gente ha argumentado que estarían en peor situación si renuncian a invertir en energía, pero no creo que sea necesariamente así", afirmó Welch. "Pienso que los mercados son bastante eficientes y pagan un precio razonable; se pierde un poco sin la diversificación previa, pero no mucho".

Image copyright Getty
Image caption La última conferencia sobre el cambio climático, en 2009 en Copenhague, terminó sin resultados.

¿Oportunismo?

Se espera que este martes asistan 125 jefes de estado y de gobierno a la cumbre sobre el cambio climático en la sede de la ONU. Es el primer encuentro de esta naturaleza después de la fracasada conferencia de Copenhague en 2009.

El secretario general, Ban Ki-moon, espera que los líderes puedan lograr progreso en un acuerdo universal sobre el clima que sea firmado por todos los países para fines de 2015.

El domingo cientos de miles de manifestantes salieron a las calles en más de 2.000 ciudades en todo el mundo, para exigir una acción urgente contra el cambio climático y restricciones a las emisiones de carbono. A las marchas también se unieron líderes empresariales, activistas ecologistas y celebridades.

El profesor Welch no considera que el anuncio de los Rockefeller, en este contexto, conllevara algo de oportunismo: "No creo que haga diferencia alguna, los mercados dan buenos retornos a las petroleras tomando en cuenta todas las protestas y eventos de la ONU; es muy difícil ser oportunista y ganar dinero, que es lo que tratan de hacer todos en los mercados financieros".

"Los Rockefeller, hasta donde yo sé, no tienen información privilegiada acerca del suministro o la demanda global por petróleo, que influyen sobre las bolsas de valores", expresó. "El mercado del petróleo es tan eficiente, es una parte tan grande de la economía, que no hay un modo fácil de pronosticar lo que va a hacer".

Aunque la motivación de los Rockefeller sea ética, el vacío de sus inversiones en combustibles fósiles será llenado por otros.

"Pienso que ellos entienden que cualquiera sea su decisión, no causará mucho impacto en los combustibles fósiles del mundo, así que no creo que se estén engañando a sí mismos", opinó Welch. "Aún así, ellos piensan que es la decisión correcta".

"Creo que la humanidad está en aprietos y debemos encontrar alternativas a los combustibles fósiles y el modo de hacerlo es inventando tecnología mejor y más limpia, no con la desinversión", concluyó.

Contenido relacionado