Cómo saber si tienes Síndrome Visual Informático

Hombre frente a ordenador Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption En ocasiones el dolor de cuello y espalda podrían estar asociados a la forma en que se utiliza la visión delante del ordenador.

¿Ha escuchado hablar alguna vez del Síndrome Visual Informático? Aunque su nombre pueda sonar raro, es un mal que afecta a la mayoría de usuarios de computadoras y otros dispositivos con pantalla.

Una gran cantidad de trabajadores pasan muchas horas frente a una computadora en el desempeño de sus labores diarias.

Ellos tienen grandes probabilidades de desarrollar diferentes problemas oculares siendo uno de ellos el síndrome visual informático.

El uso prolongado de las computadoras durante la jornada laboral provoca problemas de fatiga visual a más del 70% de estos trabajadores, según reveló una investigación realizada por la Academia Estadounidense de Optometría.

Datos del Instituto Nacional de Salud y Seguridad Laboral en Estados Unidos advierten que cerca del 90% de las personas que usan computadoras durante tres o más horas pueden desarrollar este síndrome.

El trabajo frente al ordenador exige a la vista un gran esfuerzo lo que, a la larga, crea pequeñas alteraciones de índole refractivo, acomodativo o de alineamiento de los ojos (binocular), que en otras circunstancias no producirían casi molestias al individuo, pero como la demanda visual es tan intensa y sostenida se convierten en un problema.

Si usted pasa horas y horas delante del ordenador, del teléfono inteligente, de la tableta y la televisión es muy probable que lo sufra.

Sobreesfuerzo visual

Una encuesta realizada recientemente por el Colegio Oficial de Ópticos Optometristas de Cataluña (Coooc) indicó que 7 de cada 10 españoles sufre de Síndrome Visual Informático.

Joan Gispets, decano de la Facultad de Óptica y Optometría de Terrassa de la Universidad Politécnica de Cataluña-BarcelonaTech, enfatizó que "con tantas pantallas en nuestra vida cotidiana, el uso de la visión de cerca ha aumentado de forma exponencial, y que sea eficiente es fundamental".

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Los niños también se arriesgan a sufrir de este síndrome, según oftalmólogos pediátricos.

"La visión humana está diseñada para ver bien de lejos. Hace sólo un siglo, la mayoría de la población hacía muchos trabajos al aire libre, en espacios abiertos, que requerían visión de lejos y con las que los ojos estaban relajados casi durante todo el día", según Gispets.

El decano ha señalado que "mirar una pantalla de cerca y durante tantas horas seguidas supone que nuestro sistema óptico está haciendo un sobreesfuerzo muy importante".

Medidas de prevención

Una serie de ejercicios ayudarían a evitar esta sobrecarga.

El primero sería realizar ejercicios oculares donde se desvíen los ojos de un lado para otro 20 veces y de arriba hacia abajo y vice versa, 20 veces en cada ocasión.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption El descanso de los ojos es fundamental para prevenir el Síndrome Visual Informático.

Otros consejos son evitar los reflejos en la pantalla, especialmente de luces superiores o ventanas; mantener una postura correcta; situar el monitor por debajo de la altura de los ojos o su parte superior a la altura de nuestros ojos y forzar el parpadeo voluntario o mantener cerrados los ojos 20 segundos de vez en cuando.

También ayudaría colocar un humidificador si en la oficina existe excesiva sequedad por el aire acondicionado.

De esta manera, el trabajador podría evitar los problemas derivados de este síndrome y al mismo tiempo la empresa donde trabaja evitaría pérdidas económicas ya que se ha demostrado que conlleva grandes pérdidas de productividad a causa de los síntomas oculares y la ineficacia visual.

Contenido relacionado