Qué debe pasar para que EE.UU. levante el embargo a Cuba

Obama Sotu Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Obama habló en horario de máxima audiencia este martes desde el Congreso.

Por primera vez, el presidente de Estados Unidos Barack Obama pidió en un discurso del Estado de la Unión que el Congreso ponga final al embargo contra Cuba.

"Cuando uno hace algo que no funciona durante cincuenta años, es hora de probar algo nuevo", dijo Obama este martes como parte de su alocución en horario de máxima audiencia.

"Este año, el Congreso debería iniciar el trabajo de poner fin al embargo", enfatizó.

La petición de Obama llegó un mes después de que anunciara su intención de restablecer las relaciones diplomáticas con Cuba y un día antes de que una delegación de alto nivel de su país viaje a la isla para empezar en forma el proceso.

Se produce, además, cinco días después de que Estados Unidos levantara ciertas restricciones a los viajes a la isla, el comercio y las finanzas.

Todas estas medidas tienen el objetivo de reducir el impacto que tiene el embargo a Cuba, quitarle los dientes a una medida que sólo puede ser eliminada por los congresistas.

Lea también: Qué buscan empresarios de EE.UU. en La Habana

Patrocinadores del terrorismo

El embargo sólo puede ser retirado en el Capitolio y no por el presidente con sus medidas ejecutivas pues se trata de una ley.

Y ahí está el primer gran escollo. En el Congreso, hay un grupo de férreos defensores de esta medida histórica, en particular dos pesos pesados del Senado como Robert Menéndez, demócrata de Nueva Jersey, y Marco Rubio, republicano de Florida.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Se ha argumentado que las sanciones han afectado a los cubanos y que va en contra de los intereses de EE.UU.

Ambos tienen ascendencia cubana y ambos han sido figuras importantes en el Comité de Relaciones Exteriores de esa cámara, que juega un rol fundamental a la hora de tomar decisiones de política internacional.

Su peso hace pensar que es poco probable que el Congreso avance hacia la eliminación total del embargo, pero su oposición no significa que el gobierno de Barack Obama no continúe teniendo una influencia considerable para que los efectos del embargo se reduzcan.

"Además de las medidas que fueron anunciadas en las últimas semanas, Obama tiene una oportunidad adicional si decide retirar a Cuba de la lista de países descritos como patrocinadores del terrorismo", explica el corresponsal de BBC Mundo en Washington, Thomas Sparrow.

Según varios analistas, esto podría tener un efecto importante sobre el embargo, así no se elimine por completo, pues ayudaría a cambiar la forma en la que se percibe a Cuba en Estados Unidos.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El gobierno cubano dice que el costo del embargo sobre su economía es astronómico: unos US$117.000 millones.

Sobre este tema, un funcionario del Departamento de Estado que pidió el anonimato explicó esta semana que está en marcha el proceso de revisión de la lista de estados patrocinadores del terrorismo.

"El presidente le pidió al Departamento de Estado que realice la revisión y la complete con una recomendación para él dentro de seis meses", señaló.

Esto quiere decir que se podría haber tomado una decisión para la Cumbre de las Américas de Panamá, que se celebrará el próximo abril, en la que está previsto que Obama coincida con el presidente cubano, Raúl Castro.

Cambios sociales

Estos debates se producen mientras hay crecientes voces en Estados Unidos abogan por el fin del embargo y que tienen el potencial de ayudar a abonar el terreno para una eventual decisión en ese sentido.

Un caso muy sonado fue el de la exsecretaria de Estado, exsenadora y exprimera dama, Hillary Clinton, quien argumentó en su biografía Hard Choices y en entrevistas que las restricciones no responden a los intereses estadounidenses actuales ni a promover el cambio en la isla caribeña.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Una de las opciones que se discuten en EE.UU. para reducir los efectos del embargo es eliminar a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo.

Además, 44 ex altos funcionarios del gobierno de Estados Unidos, empresarios e intelectuales enviaron el año pasado una carta abierta al presidente Barack Obama pidiéndole que suavice su política hacia Cuba.

Y previo al discurso de este martes, 78 figuras del mundo político y económico hicieron lo mismo para demostrar su apoyo al nuevo rumbo que han tomado las relaciones con La Habana.

Esto se suma a la primera visita a Cuba en 15 años de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, que ocurrió en mayo y envió una señal sobre los intereses comerciales que podrían abrirse si se pone fin al embargo.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Raúl Castro fue invitado a la Cumbre de las Américas que se celebrará el próximo año en Panamá.

Y en la prensa el tema también ha recibido atención, en especial del diario The New York Times.

El periódico publicó varios editoriales en inglés y en español en los que aboga por la eliminación del embargo, con el argumento de que ha habido cambios significativos tanto en Cuba como en Estados Unidos que llevan a que sea políticamente posible desmantelar las restricciones.

Esto contrastó con la opinión de The Washington Post, que se preguntó el año pasado si una relajación mayor del embargo era necesaria y agregó que eliminarlo por completo "premiaría y ratificaría la intransigencia" de los hermanos Fidel y Raúl Castro.

Más allá de las opiniones sobre el embargo, todavía no está definido cómo puede cambiar el tema en los próximos meses.

Por lo pronto, el presidente Obama pidió, por primera vez desde la tarima del Estado de la Unión, que se avance para poner fin a esta medida que ya suma más de cinco décadas.

Contenido relacionado