La revolucionaria técnica que hará genes a la medida

  • 29 enero 2015
Derechos de autor de la imagen THINKSTOCK
Image caption El método se considera un hito, ya que simplifica y hace más precisa la terapia génica, la inserción de genes funcionales ausentes en el genoma de un individuo.

Un método que permite editar cada letra de cada palabra de cualquier página de una enciclopedia sin cometer faltas de ortografía.

Con ese paralelismo se podría explicar la emergente técnica en la que el gigante farmacéutico AstraZeneca anunció que invertirá.

El objetivo es desarrollar medicamentos para tratar un amplio abanico de enfermedades, desde el cáncer o la diabetes, hasta padecimientos hereditarios como la anemia de células falciformes o el síndrome de Down.

Lea: El cáncer más antiguo del mundo tiene 11.000 años

La táctica en cuestión se hace llamar Crispr, por las siglas que corresponden a Repeticiones Palindrómicas Cortas Espaciadas entre sí y Agrupadas.

Fue descubierta hace cinco años y se considera un hito, ya que simplifica y hace más precisa la terapia génica, esto es, la inserción de genes funcionales ausentes en el genoma de un individuo.

Más rápida y precisa

La terapia Crispr permite alterar de forma más rápida, precisa y detallada cualquier posición de los 23 pares de cromosomas del genoma sin cometer errores ni introducir mutaciones no deseadas.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption El gigante farmacéutico trabajará en el proyecto junto con cuatro centros de investigación genética.

Está basada en un sistema que utilizan las bacterias para defenderse ante infecciones virales e incorpora una especie de "tijeras" encimáticas para cortar el ADN defectuoso.

Por lo tanto, gracias a este método las compañías farmacéuticas podrían "cortar" el gen responsable de la enfermedad del paciente y después usarlo para probar fármacos que la revertirían.

"Es uno de los mayores desarrollos del campo de la biotecnología que se ha hecho en años", señaló el vicepresidente de AstraZeneca, Lorenz Mayr, a la BBC.

"Esta poderosa tecnología permitirá a los investigadores escoger los genes con una precisión increíble", dijo por su parte el doctor Kosuke Yusa, del Wellcome Trust Sanger Institute, de Reino Unido, uno de los cuatro centros que desarrollarán el proyecto junto a AstraZeneca.

También están involucrados el Innovative Genomics Initiative, un proyecto conjunto de la Universidad de California en Berkeley y la Universidad de California en San Francisco; el Instituto Broad/Whitehead y el Thermo Fisher Scientific, también de Estados Unidos.

Lea también: Analizan ADN de científico para predecir qué enfermedades sufrirá

¿Medicamentos exclusivos?

"La comunidad científica está muy emocionada con esta técnica", señaló Ewan Birney, el director asociado del European Bioinformatics Institute.

Derechos de autor de la imagen SPL
Image caption La terapia Crispr permite alterar de forma más rápida, precisa y detallada cualquier posición de los 23 pares de cromosomas del genoma sin cometer errores ni introducir mutaciones no deseadas.

El centro no está involucrado en el proyecto liderado por AstraZeneca, pero se dedica a la compilación y al análisis de la información relativa al genoma.

En una entrevista ofrecida al programa Today de Radio 4 de la BBC, Birney rechazó que los fármacos a desarrollarse gracias a la revolucionaria técnica vayan a ser exclusivos y muy caros.

"La técnica no es personalizada, sino muy genérica", remarcó.

"Y los productos que potencialmente se desarrollarán serán muy estándar; pequeñas moléculas o anticuerpos".

A partir de ahí, habrá que desarrollar los medicamentos, lo que podría tomar entre 10 y 15 años, según el experto.

Ya hizo referencia al factor temporal el expresidente de Estados Unidos, Bill Clinton, en unas declaraciones relacionadas con la noticia.

"Para los hijos de nuestros hijos cáncer sólo será una constelación de estrellas".

Contenido relacionado