La cucaracha que cerró los Domino's Pizza de Perú

Domino's Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Domino's es la cadena de pizzerías más grande del mundo.

Una cucaracha en una pizza en Perú provocó un escándalo de escala internacional para la mayor cadena de pizzerias del mundo.

El insecto apareció en una de las dos pizzas que el limeño Carlos Navea pidió a una tienda de la franquicia local de la estadounidense Domino's para su familia el pasado fin de semana.

"Ya nos habíamos comido como media pizza cuando me di cuenta que entre la salsa de tomate, el peperoni y el queso había una cucaracha muerta", le dijo Navea a BBC Mundo.

El peruano, quien es periodista, denunció el incidente al gerente de la tienda donde solicitó la orden, en el distrito limeño de San Miguel.

Después, posteó una foto de la cucaracha en la pizza en sus cuentas de Twitter y Facebook.

A su denuncia, que se volvió viral en las redes sociales, se añadieron varias más, no solo de otros usuarios sino de autoridades peruanas de salubridad, sobre otras supuestas apariciones de cucarachas o heces de rata en los restaurantes Domino's.

El resultado es que desde la sede de la multinacional en Michigan, Estados Unidos, llegó este lunes la orden de que se cierren temporalmente todas las franquicias de Domino's en Perú.

¿Error de comunicaciones?

La decisión de la empresa se supo tras un comunicado publicado en la cuenta de Facebook de Domino's Perú.

En él, la compañía informa que va a realizar una auditoría de todos sus procesos e instalaciones, que estará "a cargo de una institución especializada e independiente, para dar mayores garantías" de sus productos y servicio cuando la cadena vuelva a abrir sus puertas.

La medida, según el comunicado, según el comunicado busca garantizar la calidad: "No podemos permitirnos que nuestros clientes no se sientan 100% satisfechos", indica el texto que no ofrece un marco de tiempo para la reanudación de los negocios.

Navea asegura que su indignación, que considera que lo llevó a ser el representante de una frustración colectiva, se debe más a la forma como la empresa ha tratado el tema que a la cucaracha en sí.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Domino's dijo que nunca había recibido ninguna sanción con respecto a la calidad de sus productos.

En el primer comunicado de Domino´s de Perú, posteriormente borrado de su cuenta de Facebook, la compañía se deslindaba de responsabilidad y señalaba que en 20 años no había recibido ninguna sanción con respecto a la calidad de sus productos.

Además, aseguraba que tomó las "medidas pertinentes" ante la denuncia de Navea.

Sin embargo, la respuesta inicial no logró atajar la polémica y en declaraciones a medios locales, la gerente general de la empresa en Perú, Bárbara Boloña reconoció que "el comunicado no tuvo el impacto" que querían.

"No somos comunicadores, somos pizzeros. Tal vez no supimos expresarnos correctamente, no somos los mejores redactores", se justificó.

Más allá de los comunicados

Pero para Navea, el error no solo fue en lo que se refiere a los comunicados.

Derechos de autor de la imagen Facebook de Carlos Navea
Image caption El peruano Carlos Navea desató una tormenta con este post en Facebook.

Según él, cuando habló con el gerente de la sucursal donde pidió la pizza, este le habría insinuado que había sido él mismo quien puso el insecto y ofreció darle una de cortesía, cuando él ya no quería volver a comer "nunca" una pizza de Domino’s.

No obstante, asegura que le enviaron un motorizado con la pizza y la plata de devolución y aunque no aceptó, horas después el motorizado volvió y dejó la plata en la portería, según le cuenta a BBC Mundo.

Después de que el episodio se hizo viral, las autoridades peruanas fueron a revisar esta y otras sucursales, en muchas de las cuales los inspectores afirman que no les permitieron hacer las evaluaciones sanitarias.

El problema peruano llegó a Estados Unidos luego de que un usuario colocara la denuncia de Navea en el muro de Facebook del Domino's de ese país.

Pero ya no se limitaba a la experiencia de Navea, sino también al supuesto hallazgo de excremento de roedores en otras sucursales peruanas de la pizzería.

Es en ese momento cuando se produce la decisión desde Michigan, sede central de Domino's.

"Estamos impresionados y horrorizados por esta situación, que es inaceptable en muchos niveles", dijo Tim McIntyre, vicepresidente de comunicaciones de la empresa.

Contenido relacionado