La mujer que mantiene viva la campaña por las 219 niñas secuestradas por Boko Haram en Nigeria

Obi Ezekwesilieze Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Ezekwesilieze dice estar desilusionada por la falta de una respuesta coordinada para encontrar a las niñas.

Obiageli Ezekwesilieze recuerda vívidamente el momento en que se enteró que casi 300 niñas habían sido secuestradas mientras dormían en un internado en el noreste de Nigeria.

"No me cabía en la mente algo semejante. ¡Cómo podían desaparecer 300 niñas! ¡De un colegio!", exclama la exministra de Educación y exvicepresidenta de la división para África del Banco Mundial.

Lea también: 5 preguntas sobre las 219 niñas que desaparecieron en Nigeria hace un año

"Pensé que no era cierto. Comencé a tuitear a todas las cuentas del gobierno, a los ayudantes presidenciales, la televisión. Pero nadie respondía", recuerda.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Obi Ezekwesilieze (der) lanzó la campaña por lo que vio como "total indeferencia" en Nigeria.

Ha pasado un año desde que se dio a conocer que el grupo militante extremista Boko Haram secuestró a las adolescentes del remoto pueblo de Chibok, en el noreste de Nigeria.

El hecho provocó horror e indignación en la comunidad internacional y condujo a una campaña masiva con el nombre de #BringBackOurGirls (#DevuelvanANuestrasNiñas).

Lea: Quién está detrás de la campaña que movilizó al mundo por las niñas secuestradas en Nigeria

Obi Ezekwesilieze fue una de las fundadoras.

Le preguntamos en BBC Mundo, qué siente cuando, 365 días después, las 219 jóvenes siguen desaparecidas.

"Me siento profundamente desilusionada" dice. "Desilusionada de nuestro gobierno, de nuestro país y de la falta de una respuesta coordinada para encontrarlas".

Indiferencia

Cuando ocurrieron los hechos el 14 de abril de 2014, el gobierno del presidente Goodluck Jonathan tardó dos semanas en reconocer que había ocurrido el secuestro.

Ante lo que se percibió como una total indiferencia, Ezekwesili organizó una marcha en la capital de Nigeria, Abuya, en la que cientos de manifestantes vestidos de rojo protestaron frente a la Asamblea Nacional portando pancartas con la leyenda Bring Back Our Girls.

Entonces, un tuit con esa misma leyenda atrapó la atención internacional y personajes como Michelle Obama, Malala Yusafzai y millones comenzaron a participar en una campaña viral con el hashtag #BringBackOurGirls.

Hoy, doce meses después, el mundo parece haber perdido interés en las niñas desaparecidas de Chibok.

Pero Ezekwesilieze se ha encargado de que, al menos en Nigeria, no se olvide la desaparición de las 219 adolescentes.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption "Los padres expresan su dolor de muchas formas", dice Obi Ezekwesilieze.

Como cuenta Nasidi Yahaya, reportero de la BBC en la capital nigeriana, "desde el secuestro hace un año, todos los días se reúnen en el centro de Abuya representantes de movimiento BringBackOurGirls".

"Toman las calles con pancartas para exigir al gobierno que haga más para encontrar a las niñas. Gracias a ellos se ha mantenido vivo el asunto en Nigeria", agrega.

¿Dónde están?

Han pasado 365 días desde la desaparición y no hay indicios sobre lo que pudo haber pasado con las adolescentes.

"No tenemos noticias sustanciales ni tangibles", le dice a BBC Mundo Obiageli Ezekwesilieze.

"Hemos escuchado innumerables declaraciones oficiales del presidente sobre cómo se está haciendo todo lo posible por encontrarlas; se nos dice que las niñas van a ser rescatadas. Hemos oido esto durante doce meses", afirma.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption Michelle Obama se unió a la campaña para encontrar a las niñas de Chibok.

Y ¿qué piensan los padres?; ¿han perdido la esperanza de encontrar a sus niñas?

"Los padres están expresando su dolor y su indignación de distintas formas", dice la fundadora del movimiento.

"Se les hacen promesas de que se buscará a las niñas y los padres se llenan de esperanzas, pero después se les dice que no se sabe nada de ellas, y se llenan de dudas y pierden toda fé, y se indignan y se enojan".

"Yo me sorprendo de la enorme resiliencia de los padres. Uno de ellos me dijo hace poco: 'no importa con quién esté mi hija cuando regrese. No me importa dónde ha estado ni con quién'. Y sé que seguirán exigiendo que se haga más para encontrar a a sus niñas".

Sobre la enorme movilización en internet resultado de la campaña, Ezekwesilieze asegura que "de muchas formas, el poder de las redes sociales ha permitido que la gente en todo el mundo se identifique con las niñas de Chibok, que conozcan el problema y lo que pasó con estas 219 adolescentes."

Sin embargo, es un hecho que a pesar de la enorme y exitosa campaña internacional las niñas nigerianas están todavía desaparecidas.

Tal como expresa Ezekwesilieze, "esto nos dice que las redes sociales y la concientización de la sociedad es una condición necesaria para solucionar un problema, pero no es suficiente".

"Tenemos que hacer mucho más que crear campañas en redes sociales. Tenemos que exigir acción y exigir una respuesta coordinada para buscar a las niñas. Y exigir que nunca más vuelvan a secuestrar a estudiantes en Nigeria".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Muchos criticaron la respuesta del gobierno tras el secuestro.

La atención del mundo, sin embargo, ya no está hoy en día centrada en las niñas de Chibok. ¿Le preocupa a Ezekwesilieze que su campaña esté perdiendo interés internacional?

"No esperamos que un año después todo el mundo continúe tan apasionado por encontrar a nuestras niñas como lo estamos nosotros", le dice a BBC Mundo.

"Están ocurriendo muchas cosas en el escenario global, hay nuevas prioridades. Sería maravilloso que la atención estuviera siempre centrada en nuestras niñas".

"Pero nosotros no renunciaremos a esta lucha. Seguiremos exigiendo que se haga más para encontrar a nuestras hijas. Y no pararemos hasta que devuelvan a nuestras niñas."

Contenido relacionado