La Unión Europea demanda a Google por monopolio

Margrether Vestager, comisaria de Competencia de la UE. Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Vestager dijo estar "preocupada de que la empresa haya dado una ventaja injusta a su propio servicio de comparación de precios".

La comisaria de Competencia de la Unión Europea, Margrethe Vestager, presentó este miércoles cargos contra Google, acusando a la compañía de abusar de su dominio en búsquedas de internet para favorecer sus propios productos comerciales.

Vestager dijo estar "preocupada de que la empresa haya dado una ventaja injusta a su propio servicio de comparación de precios".

También informó que Google tendrá 10 semanas para responder a la demanda.

Y Vestager anunció además que se ha abierto una investigación sobre el sistema operativo móvil de la compañía, Android.

Esta indagación está dirigida a comprobar si el gigante de internet depende de acuerdos anticompetencia y abusa de su posición de dominio en el mercado móvil europeo, explicó la comisaria.

El principal objetivo es asegurar que las multinacionales "no niegan de forma artificial a los consumidores europeos una gama de opciones tan amplia como sea posible ni sofocan la innovación", dijo en conferencia de prensa en Bruselas.

Le también: ¿Por qué Europa está en pie de guerra contra Silicon Valley?

"Investigación prioritaria"

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Google tiene 10 semanas para responder a la demanda.

La Unión Europea comenzó a indagar sobre las posibles prácticas monopólicas hace cinco años, a partir de acusaciones hechas por Microsoft, Tripadvisor, Streetmap, entre otras empresas.

Estas alegan que las direcciones de Googlemaps, los videos de Youtube y los anuncios de la plataforma Adwords aparecen por delante de otros enlaces al hacer una búsqueda en Google, quien ostenta el 90% de las búsquedas hechas en la Unión Europea.

Lea: Gigante mediático acusa a Google de monopolio

Desde que se presentaran estas quejas en 2010, la Unión Europea ha considerado la investigación "prioritaria", de acuerdo la comisaria de Competencia, y en última instancia podría dar lugar a una multa de miles de millones de dólares.

Por el momento no ha habido una respuesta oficial por parte de Google, pero ha reconocido ante sus empleados que es "un caso muy fuerte".

El asesor legal general de Google, Keny Walker, ya había informado el martes por la noche que Vestager presentaría una "declaración de objeciones" a las prácticas empresarias de la compañía.

Contenido relacionado