Qué es el "gabinete en la sombra" y cómo fortalece a la oposición en Reino Unido

Casi todos los países del mundo, cualquiera sea su forma de gobierno, cuentan con un grupo de personas de confianza del líder quienes tienen a su cargo los distintos sectores en los que el gobierno focaliza su atención. Es el denominado gabinete o consejo de ministros.

Pero a falta de uno, Reino Unido cuenta con dos.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption El actual primer ministro, David Cameron, cuando era líder de la Leal Oposición de su Majestad en 2005, junto a su gabinete en la sombra.

Aparte del ministerio del gobierno oficial, los británicos cuentan con un gabinete en la "sombra". Formado por la Leal Oposición de su Majestad, este se compone de un grupo de parlamentarios elegidos como portavoces de la oposición. El grupo forma un gabinete alternativo al gobierno, bajo la dirección del líder de la oposición.

"Que sean la Leal Oposición de su Majestad significa que tienen el deber [legal] de ser oposición", le dice a BBC Mundo Andrew Blick, profesor de Política e Historia Contemporánea de King's College London.

Cuando se convocan las elecciones, se disuelve el Parlamento (todos los integrantes del gabinete deben ser parlamentarios electos). Una vez se realizan las elecciones, el líder del partido mayoritario –o de la alianza con más escaños obtenidos- es llamado por el monarca para formar gobierno.

Lea también: El día en que Reino Unido se queda sin parlamento

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption El ahora ex líder de los laboristas, Ed Miliband, con las mujeres de su gabinete en la sombra el año pasado. Miliband era el líder de la actual Leal Oposición de su Majestad, pero al no lograr convertirse en gobierno, dimitió.

El segundo partido entonces forma el denominado "gabinete en la sombra".

Marca personal

Haciendo una analogía con los deportes en equipo, los miembros del gabinete en la sombra "marcan" a cada miembro del gabinete del gobierno. Así, los ministros en la sombra hacen un minucioso seguimiento programático del ministro titular y su cartera.

La oposición se asegura así de mirar detenidamente cada parte del oficialismo para posteriormente cuestionarla en amplios debates en el parlamento.

El principal objetivo de este consejo de ministros de oposición es criticar y fiscalizar las políticas y acciones del gobierno.

"El gabinete en la sombra se junta semanalmente, como el oficial, tienen reuniones programáticas y definen la estrategia sobre cómo enfrentarán los temas que se discutirán en el Parlamento, para atacar al gobierno y convencer a la opinión pública de que ellos son una mejor opción", le explica a BBC Mundo Robert Hazell, director de la Unidad Constitucional del University College London.

A partir del estrecho seguimiento de estas políticas, el gabinete paralelo provee al partido opositor de un programa alternativo.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El gabinete en la sombra tiene la obligación de ser oposición en el parlamento británico.

"Su función no es meramente la de criticar a aquellos que están en el poder sino también busca la forma de reemplazarlos", asegura Consuelo Sirvent Gutiérrez, profesora de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México en su publicación "El gabinete sombra en el gobierno inglés".

De la sombra a la luz

En general, la recompensa para un ministro en la sombra es hacerse cargo de la cartera respectiva cuando su partido llegue al poder.

"El gabinete en la sombra es un gobierno alternativo, posiblemente un gobierno en espera. Si ganan, los ministros en la sombra se convertirán en los secretarios (ministros) del nuevo gobierno", asegura Hazell.

Sin embargo, no siempre un ministro sombra termina siendo ministro oficial cuando su partido llega al gobierno.

"Ser bueno para criticar no necesariamente significa ser bueno para hacer cosas", comenta Hazell.

"Mientras para un ministro en la sombra es fundamental saber argumentar y atacar las políticas del gobierno, un ministro oficial debe tener la capacidad de prever estos ataques, prepararse y planificar políticas realizables más que ideales", finaliza Blick.

Contenido relacionado