El renacer de Santiago de Cuba tras su peor huracán en 100 años

Santiago de Cuba tras el paso de Sandy Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El huracán Sandy, que pasó Santiado de Cuba en octubre de 2012, fue el más destructivo para la ciudad en décadas.

Sentada al costado de la catedral de Santiago de Cuba, mirando a la multitud que se reúne en el céntrico parque Céspedes para participar en el desfile de la Fiesta del Fuego, María Antonia se abanica con una penca de yarey.

Tiene casi ochenta años ("una mujer nunca dice su edad exacta"), la piel muy negra y el pelo blanco como papel. "Pero todavía bailo en las congas de los carnavales".

María nació en Santiago y ha vivido toda su existencia en esta ciudad del oriente de Cuba. "Y aquí me voy a morir, como mi madre, mi abuela y la madre de mi abuela. Somos una familia santiaguera hasta las últimas consecuencias".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Santiago de Cuba es la segunda urbe del país.

Hoy luce particularmente feliz. "Ya tengo mi casa nueva, un apartamento en un segundo piso. Precioso, con refrigerador, olla eléctrica, televisor… Es la casa más linda que he tenido nunca".

María Antonia fue una de los miles de santiagueros que perdieron todo después del paso del huracán Sandy en octubre de 2012, el más destructivo en décadas.

"Mi casita era de madera, pero estaba fuerte. Y así y todo el ciclón nos dejó sin techo, sin paredes. Perdimos todo: el refrigerador, el televisor, los colchones, la mitad de los muebles… Yo solo salvé mi radio de pilas, me lo metí debajo de la ropa cuando tuvimos que salir corriendo".

La tragedia que narra María Antonia quedó atrás.

Nada a su alrededor da indicios de que esta ciudad fue castigada por un huracán de gran intensidad. Solo la falta de grandes árboles en el parque pudiera ser testimonio.

Santiago de Cuba, la segunda urbe del país, se recuperó en poco tiempo.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption El pasado 26 de julio Santiago de Cuba celebró con un colorido desfile el 500 aniversario de su fundación.

Justo cuando la ciudad celebra su aniversario 500, muestra una imagen renovada en edificios, calles y repartos residenciales.

El apoyo del gobierno nacional y las contribuciones de varios países, entre los que destacaron Venezuela y Ecuador, posibilitaron el gran proceso inversionista.

Pero el mérito mayor lo tienen los santiagueros, que acometieron las labores de reconstrucción con un entusiasmo poco común.

Solo hay que comparar las fotos de lo que dejó el ciclón (más de 170 mil viviendas afectadas, buena parte de ellas de manera total), con las de ahora mismo.

La ciudad se ha levantado. "Y ahora está más linda que nunca", asegura María Antonia.

La voluntad nacional es que Santiago de Cuba se consolide como el segundo centro del país, de manera que comparta con La Habana su importancia cultural y económica.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La ciudad cuenta con numerosos espacios culturales y nuevos servicios. Además se están realizando mejoras en la bahía y sus alrededores.

A pesar de los esfuerzos por mejorar la calidad de vida de los santiagueros, todavía son grandes las cifras de personas que deciden emigrar a la capital del país.

"Allá hay más oportunidades" —dice Antonio Castro, profesor de preuniversitario.

Las fiestas por el quinto centenario, incluido el famoso carnaval, han devenido actos de reafirmación, de orgullo por la identidad local.

Porque Santiago se enorgullece de tener uno de los más sólidos y singulares entramados culturales de la nación.

Desde principios del siglo XIX, la ciudad, por su privilegiada ubicación en las costas del Caribe, recibió emigrantes de otras islas de la región, particularmente procedentes de Haití.

En un rico proceso de asimilación, nacieron tradiciones y expresiones culturales únicas, que los habitantes de la ciudad conservaron de generación en generación.

La ciudad también ha sido puntal de la historia nacional, escenario de muchos de los principales episodios de las luchas independentistas.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El ciclón Sandy dejó al descubierto la imperiosa necesidad de renovación social y urbanística de la ciudad.

En el Cementerio de Santa Ifigenia reposan decenas de generales de las guerras contra el dominio español, incluido el héroe nacional cubano, José Martí.

Y Santiago de Cuba es, también, uno de los principales bastiones de la Revolución de 1959, protagonista de lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista.

Por eso es la única ciudad cubana que ostenta el título de Héroe de la República de Cuba.

No hay mal que por bien no venga, dice el refrán. El ciclón Sandy dejó al descubierto la imperiosa necesidad de renovación social y urbanística de la ciudad.

Numerosos espacios culturales y nuevos servicios están a la disposición de los habitantes de esa urbe, capital de la antigua provincia de Oriente y de la actual provincia homónima.

El plan es muy ambicioso, tiene uno de sus epicentros en la bahía de la ciudad y sus alrededores, que están siendo objeto de importantes trabajos de readecuación y saneamiento.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption En el Cementerio de Santa Ifigenia reposan decenas de generales de las guerras contra el dominio español, incluido el héroe nacional cubano, José Martí.

Los problemas de Santiago de Cuba, está claro, son los problemas del país.

Hay muchas demandas sociales insatisfechas, hay retos productivos... Pero en las calles se respira cierto optimismo.

Al menos María Antonia se muestra satisfecha: "¿Quién me iba a decir que a esta edad yo iba tener una casa nueva, de mampostería?"

Algunos pensarán que María Antonia se conforma con poco. Pero para ella, a todas luces, una casa nueva en una ciudad reanimada es "un premio de los cielos".

Contenido relacionado