Quiénes eran las cuatro mujeres asesinadas junto al periodista Rubén Espinosa en México

  • 3 agosto 2015
Velatorio del fotoperiodista mexicano asesinado Rubén Espinosa Image copyright REUTERS
Image caption El cuerpo del fotoperiodista Rubén Espinosa fue hallado el viernes en Ciudad de México junto a los de otras cuatro mujeres asesinadas.

Cinco víctimas, cinco tiros de gracia con un arma calibre 9 mm.

"Los cuerpos presentaban cada uno una herida en la cabeza por disparo de arma de fuego y excoriaciones en diversas partes del cuerpo".

El fiscal de Ciudad de México, Rodolfo Ríos Garza, dio detalles este fin de semana del asesinato el viernes de un reportero gráfico que se había refugiado en la capital del país tras recibir amenazas en Veracruz y quien fue hallado muerto junto a cuatro mujeres.

Este lunes, la Procuraduría (fiscalía) General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) informó que localizaron el auto que fue robado del departamento donde ocurrió el crimen.

También indicó en comunciado que las cámaras de seguridad del edificio estaban averiadas "por lo que no se tuvo ningún material relacionado con los hechos".

Sin embargo, la fiscalía cuenta con el testimonio de una mujer que vivía en el sitio y quien encontró los cuerpos la tarde del viernes.

El fotoperiodista, Rubén Espinosa, de 31 años, se había mudado a Ciudad de México en junio debido, según declaraciones recientes, a las amenazas y acoso por su trabajo en Veracruz.

Su cuerpo fue sepultado este lunes en la capital mexicana.

Image copyright REUTERS
Image caption Espinosa era oriundo del DF, pero había trabajado durante ocho años en Veracruz. Se había refugiado en la capital mexicana tras recibir amenazas y acoso.

En su conferencia de prensa el domingo, el fiscal Ríos no identíficó por nombre a las cuatro mujeres asesinadas junto a Espinosa, sino que se limitó a mencionar sus edades: 40, 32, 29 y 18.

El procurador informó que una de ellas era maquillista proveniente de Mexicali, Baja California; otra trabajaba en actividades culturales y era originaria de Chiapas; la tercera era empleada doméstica del Estado de México; y la cuarta una mujer de origen colombiano.

Sin embargo, algunos nombres trascendieron en versiones extraoficiales.

Cuatro mujeres

El semanario Proceso y la prensa de Chiapas identifican a una de las víctimas como la activista Nadia Vera Pérez, originaria de Chiapas, y quien también trabajó en Veracruz.

Vera Pérez, de 32 años, era amiga de Espinosa y licenciada en Antropología Social.

Image copyright REUTERS
Image caption Cientos de personas protestaron el domingo en el DF por los asesinatos.

De acuerdo a Proceso, además de producir programas para redes sociales, la joven era integrante de la Asamblea Estudiantil de Xalapa, la capital de Veracruz, y del movimiento #YoSoy132, por el que miles de estudiantes universitarios salieron a las calles ante las elecciones de 2012 para pedir mayor transparencia y democratización.

Hace un año, en una entrevista con la televisora independiente Rompeviento TV, la activista responsabilizó al gobernador de Veracruz, Javier Duarte, de lo que pudiera sucederle.

En ese momento, Nadia Vera había recibido amenazas de muerte y por esa razón huyó del estado. Duarte no ha respondido a los señalamientos.

Otra víctima según las versiones de prensa era Yesenia Quiroz Alfaro. De ella, sólo se tiene la información de que era maquillista y originaria de Mexicali, Baja California.

Otra de las mujeres asesinadas es colombiana. Aunque en un principio la PGJDF la identificó como Nicole, de 29 años de edad, luego desmintió que ese fuera el nombre.

La fiscalía solicitó información sobre la joven al consulado de Colombia, así como al Instituto Nacional de Migración (INM).

La cuarta víctima es identificada por medios locales como Alejandra, la empleada doméstica del apartamento de 40 años.

Versiones citadas por el diario El País de España y la prensa mexicana señalan que las mujeres fueron violadas.

Un vecino citado por El País dijo haber visto por la ventana los cuerpos desnudos de dos la mujeres, atados de pies y manos y una cama ensangrentada.

"Aterrorizado"

Image copyright EPA
Image caption Espinosa había fotografiado al gobernador de Veracruz, Javier Duarte, para una portada del semanario Proceso.

Espinosa había fotografiado al gobernador de Veracruz, Javier Duarte, para una portada de la revista "Proceso" en la que aparece usando una gorra de policía al lado del título "Veracruz, estado sin ley".

El reportero había declarado según informes de prensa que esa portada "lastimó mucho" a la administración Duarte, que había pretendido impedir su difusión.

Espinosa dijo que fue acosado durante varios años en Veracruz. En 2012, aseguró que un representante oficial le dijo que ya no tomara fotos de estudiantes detenidos durante una protesta y le advirtió: "Deja de tomar fotos o acabarás como Regina", en referencia a otra periodista del semanario Proceso, Regina Martínez, también asesinada.

Proceso señaló que Espinosa "estaba aterrorizado y presentaba síntomas de estrés postraumático".

Compañeros del fotoreportero señalaron que al menos en dos ocasiones personas desconocidas se acercaron a él en la capital mexicana y le preguntaron abiertamente si era "el periodista desplazado".

Eso aumentó el miedo del reportero, quien incluso habló de la posibilidad de volver a Veracruz, porque ya no se sentía seguro en Ciudad de México.

"Todas las líneas de investigación"

El fiscal Ríos Garza dijo que "la procuraduría capitalina (...) por supuesto que tiene la sensibilidad de agotar todas y cada una de las líneas que nos lleven al esclarecimiento de los hechos, incluyendo por supuesto los datos que tenemos respecto a la entidad de Veracruz en donde desarrollaba la actividad de periodista".

Image copyright REUTERS
Image caption La Comisión Nacional de los Derechos Humanos hizo un llamado para que se investigue como motivo del asesinato el trabajo periodístico de Espinosa.

Las investigaciones preliminares también manejan el delito de robo ya que el departamento fue saqueado, agregó.

Este lunes, el jefe de Gobierno Miguel Mancera dijo que no se va a descartar ninguna pista en el caso.

Por su parte, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, CNDH, hizo un llamado a las autoridades responsables de la investigación a realizar todas las diligencias necesarias para determinar el móvil del multihomicidio, incluida la línea de investigación relacionada con la labor periodística de Espinosa.

Darío Ramírez, director para México del grupo internacional de protección de periodistas Artículo 19, dijo que había poco interés en investigar los motivos periodísticos detrás del asesinato de Espinosa.

"Espinosa estaba en riesgo y después de un mes de mudarse a Ciudad de México fue asesinado. Son coincidencias que no pueden descartarse", señaló.

En el asesinato de Regina Martínez, periodista que investigaba corrupción en el gobierno de Veracruz, su trabajo fue descartado como motivo de su muerte, declarado oficialmente como robo.

Veracruz es considerado uno de los estados más peligrosos para ejercer el periodismo en México. Según Articulo 19, 12 periodistas fueron asesinados durante la gestión del gobernador Duarte.

Articulo 19 dijo que el crimen contra Espinosa marca un giro en la violencia contra la prensa en México, porque se trata del primer periodista asesinado en el exilio en la capital mexicana. La organización agregó que decenas de periodistas de todo el país buscan refugio en el DF.

El asesinato de Rubén Espinosa motivó una manifestación el domingo de cientos de periodista y jóvenes activistas en el DF que portaban carteles con mensajes tales como "Javier Duarte, ¡renuncia!" y "Fue el estado: #justiciaparaRubén".

Por su parte, el gobernador Duarte dijo en un comunicado que lamenta los "aberrantes hechos" donde perdió la vida el fotógrafo y que confía en que las autoridades esclarecerán pronto el caso.

Contenido relacionado