Crisis migratoria europea: quién era Alan, el niño ahogado junto a su familia en Turquía

ADVERTENCIA: Contiene imágenes que pueden herir su sensibilidad.

Image caption Alan Kurdi (izquierda) y su hermano Galip. La foto, tomada de Facebook, ha estado circulando por internet.

Era un último y desesperado intento de huir de la guerra de Siria y reunirse con sus familiares en Canadá, pero acabó en tragedia.

Alan Kurdi (*), un kurdo de 3 años, apareció ahogado en una playa de Turquía y la foto en la que se ve a un agente de la policía turca transportando su cuerpecito dio la vuelta al mundo este miércoles, avivando la polémica sobre la crisis migratoria que enfrenta Europa.

Junto al pequeño fallecieron también su hermano de 5 años Galip y su madre, Rehan, además de al menos otros 12 sirios que viajaban desde Turquía en dos botes con destino Grecia.

Lea: Entierran en Siria a Alan Kurdi

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption "Sólo quiero ver a mis hijos por última vez y sentarme para siempre con ellos", dijo Abdullah Kurdi al periodista de la BBC Fergal Keane.

El único miembro de la familia Kurdi que se embarcó y sobrevivió fue el padre, Abdullah.

Su deseo ahora era volver a Kobane, la ciudad kurda del norte de Siria de donde es originario y que este año sufrió los enfrentamientos entre el grupo autodenominado Estado Islámico y los combatientes kurdos.

Quería enterrar allí a los que eran su esposa e hijos.

"Sólo quiero ver a mis hijos por última vez y sentarme para siempre con ellos", dijo al periodista de la BBC Fergal Keane.

Lea: La foto de un niño ahogado aviva la polémica sobre la crisis migratoria en Europa

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Abdullah Kurdi, el padre de Alan y Galip, abandona la morgue a la que fueron trasladados los cadáveres de sus hijos y esposa.

"Mis hijos eran los niños más hermosos del mundo. ¿Hay alguien que no considere a sus hijos lo más preciado? Mis hijos eran increíbles. Me levantaban cada mañana para jugar", recordó.

"Ahora querría sentarme junto a la tumba de mi familia y aliviar el dolor que siento".

Y hoy lo pudo hacer, durante el funeral de los tres fallecidos en Kobane.

Derechos de autor de la imagen AFP Getty
Image caption Decenas de personas participaron este viernes en el funeral por Alan, Galip y Rehan Kurdi.
Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Abdullah Kurdi presidió la ceremonia.

Llamada fatal

Teema Kurdi, uno de los parientes de la familia Kurdi en Canadá, supo de la fatal noticia cuando la llamó la esposa de su hermano, Ghuson, a las cinco de la mañana hora local.

"Ghuson recibió una llamada de Abdullah y todo lo que le dijo fue que su esposa y sus dos hijos estaban muertos", contó al diario canadiense Ottawa Citizen.

ADVERTENCIA: La imagen abajo puede herir su sensibilidad.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption La imagen del cadáver del niño ahogado fue divulgada en una serie de fotografías de una agencia de noticias turca.

Radio 5 de la BBC habló este jueves con el periodista canadiense Terry Glavin, quien entrevistó a la tía de los niños. Ella le dijo que el padre trató desesperadamente de salvarlos.

Derechos de autor de la imagen AFP Getty
Image caption Doce cadáveres, incluidos los de cinco niños, fueron recuperados en la playa de Ali Hoca.

"Contó una historia terrible. Nadó de uno a otro. Encontró a uno (de sus hijos) y como parecía que estaba bien, fue a buscar al otro. Lo encontró ahogado... y cuando volvió junto al primero de los niños también lo encontró ahogado".

De acuerdo a Teema Kurdi, una peluquera de Vancouver, ciudad del suroeste pacífico canadiense, la intención de los familiares que fallecieron en el mar era reunirse con ella en Canadá.

"Estaba intentando patrocinarlos y mis amigos y vecinos me ayudaron con los depósitos del banco. Pero no conseguimos sacarlos (de Turquía) y fue por eso que se fueron en barco", explicó al diario canadiense National Post.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Además del de Alan, los guardacostas turcos rescataron los cadáveres de cuatro niños en la playa de Ali Hoca.

Según la Guardia Costera de Turquía los migrantes habían partido en la mañana del miércoles de la península turca de Bodrum rumbo a la isla griega de Kos, pero las dos embarcaciones se hundieron poco después de zarpar.

"Recuerdo que el traficante (de personas) nos presentó a un tipo turco y nos montamos en el barco", le explicó el Abdullah Kurdi al periodista de la BBC Fergal Keane.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Mis hijos eran increíbles. Me levantaban cada mañana para jugar", recordó Abdullah Kurdi.

"Éramos 13, incluido el patrón del barco", dijo.

"A unos cuatro o cinco minutos de zarpar el patrón vio que las olas eran demasiado altas, saltó al agua y escapó", prosiguió.

"Traté de dirigir el barco, pero otra ola grande lo volcó. Y fue entonces cuando pasó. Traté de agarrar a mis hijos y mi mujer, pero ya no había remedio", se lamentaba.

"Murieron uno por uno".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Abdullah Kurdi quiere regresar a su ciudad natal para enterrar a los suyos.

Así, doce cadáveres, incluidos los de cinco niños, fueron recuperados en la playa de Ali Hoca, en Bodrum.

La guardia costera turca dijo que 15 personas lograron sobrevivir. Algunas de ellas pudieron llegar a la orilla con chalecos salvavidas.

Solicitud denegada

La tía de los niños fallecidos en el mar, quien emigró al país hace más de 20 años, dice que gestionó una aplicación para que sus familiares pudieran unirse a ella como refugiados en Canadá, pero que las autoridades no la aceptaron.

Su versión fue confirmada por un diputado local, Fin Donnelly, quien aseguró que fue él quien personalmente envió la solicitud de asilo de Kurdi al ministro de Inmigración, Chris Alexander.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Los familiares de los Kurdi, como Teema Kurdi, la hermana de Abdullah que vive en Columbia Británica, contaron a la prensa local que pretendían reunirse con ellos en Canadá.

Si las autoridades hubieran aceptado la petición, la familia Kurdi podría haber viajado directamente a Canadá, siempre y cuando hubiera demostrado que cinco ciudadanos canadienses podían patrocinarla, proveyendo apoyo financiero y emocional.

Lea también: El otro lado de la crisis migratoria europea: los miles de islandeses que ofrecen sus hogares

Solo pueden presentar una aplicación así aquellos que hayan sido designados refugiados formalmente.

"También estaba pagando una renta por ellos en Turquía, pero es horrible la forma en la que tratan a los sirios allá", le dijo Teema Kurdi a la prensa.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Decenas de sirios se agolpan en Turquía, a la espera de les otorguen estatus de refugiados.

Se ha reportado que muchos sirios también se ven en problemas para procesar su solicitud en los campamentos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Turquía.

Y si estos no logran el estatus de refugiado, Turquía tampoco les otorga una visa para salir del país.

Fue lo que ocurrió con los Kurdi. Y por eso emprendieron el viaje por el mar Mediterráneo, según sus familiares en Canadá.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Las imágenes de Alan Kurdi yaciendo en la playa han avivado el debate sobre el costo humano de la crisis migratoria.

Una travesía que ya han realizado unos 350.000 emigrantes desde enero de este año, según los datos divulgados el martes por la Organización Internacional de Migraciones (OIM).

De acuerdo a la organización, en ese lapso más de 2.600 se han ahogado intentando cruzar el Mediterráneo.

Entre ellos Alan Kurdi, el niño de 3 años cuya foto yaciendo boca abajo en la orilla de una playa recorrió el mundo y volvió a señalar el costo humano de la crisis.

* En su cobertura BBC Mundo se refirió originalmente al pequeño como Aylan, el nombre proporcionado por las autoridades en Turquía. Según la tía del menor, Teema, estas le dieron deliberadamente un nombre turco en lugar de su nombre kurdo: Alan.

Contenido relacionado