El español vuelve a ser la primera lengua oficial de Puerto Rico... y regresa la polémica

Derechos de autor de la imagen Getty

Es la lengua que hablan la mayoría de sus 3,5 millones de habitantes, pero desde 1993 el español había estado compartiendo el estatus de idioma oficial en Puerto Rico con el inglés.

Sin embargo, este jueves el Senado de la isla aprobó un proyecto de Ley que vuelve a declarar al de Cervantes como primera lengua oficial y relega el inglés a la categoría de segunda.

"Al establecer el español como primera lengua, fortaleceremos nuestra identidad cultural y validaremos la realidad de que más del 80% de los puertorriqueños no entienden ni hablan inglés", declaró Antonio Faz Alzamora, expresidente del gobernante Partido Popular Democrático (PPD), quien presentó la propuesta.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Para los independentistas, la medida -que deja al inglés como segundo idioma oficial- no es suficiente.

El anteproyecto fue presentado originalmente en agosto de 2014 y terminó siendo derrotado en votación 12-10.

Pero la cámara alta retomó la iniciativa y en esta oportunidad se aprobó con 15 votos a favor y 11 en contra, incluyendo el voto de la independentista María de Lourdes Santiago.

Esta quería que el español fuera el único idioma oficial de la isla.

Lea también: La pelea por el inglés en Puerto Rico

Pelea antigua

El tema del idioma siempre ha sido espinoso en Puerto Rico, tanto como el estatus político de la isla, un estado libre asociado de Estados Unidos.

Esa controversia aumentó cuando en 1991 el país caribeño recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Letras por haber declarado el español idioma oficial, dejando al inglés como segunda lengua.

Image caption Puerto Rico es un estado libre asociado a Estados Unidos.

Sin embargo en 1993, durante el mandato del gobernador Pedro Rosselló, del Partido Nuevo Progresista (PNP), los dos idiomas volvieron a ser considerados oficiales en el mismo rango.

La polémica siguió latente, reapareciendo notoriamente en 2012 cuando el entonces gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, promovió un programa de educación pública con miras a que los habitantes de la isla lograran dominar el inglés tan bien como el español.

Su meta era que los puertorriqueños fuesen bilingües para el año 2022, para que también fueran más competitivos en un mercado y economía globalizados.

En ese entonces líderes de la oposición denunciaron la medida como la antesala a la completa unión con EE.UU.

Y sectores de la academia también cuestionaron la idea de Fortuño, enfatizando que el español era una "trinchera" que impedía la imposición de una cultura vista como extranjera.

Lea también: Óscar López Rivera: el último independentista puertorriqueño preso en EE.UU.

A favor y en contra

Los argumentos a favor y en contra del estatus del inglés resurgieron nuevamente en la presentación en el Senado para buscar relegarlo de categoría oficial.

Image caption El inglés y el español son los dos idiomas oficiales de Puerto Rico.

En la exposición de motivos de la propuesta Faz Alzamora señaló que "no es una del concepto de 'solamente español' ('Spanish Only'), sino una medida legislativa pragmática y realista de 'el español primero' ('Spanish First')".

Por la oposición el PNP, que aboga por la anexión de Puerto Rico como estado federado a EE.UU., rechazó la iniciativa.

Pero también lo hizo el presidente del Senado, Bhatia, indicando que "en el siglo XXI los esfuerzos gubernamentales deben ir dirigidos al 'pluriculturalismo', incluyendo la diversidad de idiomas".

Mientras que la independentista Santiago se opuso pero por la misma razón que esgrimió en el debate original de la propuesta. Desde su posición el español "debe ser el único idioma oficial en Puerto Rico".

Contenido relacionado