¿Qué permiten las nuevas medidas anunciadas por Obama frente a Cuba?

Tienda cubana Derechos de autor de la imagen afp
Image caption Las medidas pueden tener un impacto en la vida de los cubanos del común.

Este viernes la Casa Blanca dio un nuevo paso en el camino que esperan eventualmente conduzca al desmonte definitivo del embargo comercial estadounidense sobre Cuba.

Al anunciar nuevas medidas que entran en efecto el lunes, el gobierno de Barack Obama flexibilizó las restricciones al intercambio económico entre Estados Unidos y la isla en sectores que incluyen los servicios empresariales, los viajes, las telecomunicaciones, la banca y las remesas.

A partir de ahora, ciertas empresas estadounidenses podrán abrir oficinas, locales de almacenamiento y otras instalaciones en Cuba. Con contadas excepciones, es la primera vez que ello ocurre desde la década de 1960.

"Para muchos cubanos, es un día importante", asegura el corresponsal de la BBC en La Habana, Will Grant.

Lo que permiten las reformas de Washington

  • 1 Ciertas empresas estadounidenses pueden abrir locales en Cuba

  • 2 Se retiran los límites a las remesas enviadas a la isla

  • 3 Ciertos viajeros autorizados pueden ir a Cuba con sus familiares

  • 4 Ciertos viajeros autorizados pueden abrir cuentas bancarias en la isla

  • 5 Ciertas empresas estadounidenses pueden contratar cubanos para desarrollar aplicaciones para móviles

AFP

"Ven estos pequeños pasos como igual de significativos en la normalización de las relaciones con Estados Unidos que los eventos más taquilleros como la reunión entre Obama y Raúl Castro", señala nuestro corresponsal.

Sin embargo Grant indica que es poco probable que esto signifique que en poco tiempo haya un McDonald´s o un Starbucks en cada esquina de La Habana, pues las autoridades cubanas también deben autorizarlo.

Otra medida que puede tener un profundo efecto sobre la vida de muchos cubanos es el levantamiento al límite en las remesas que alguien en Estados Unidos podía mandar a familiares en Cuba.

Entre las demás reformas anunciadas, se incluye una que establece que los viajeros estadounidenses autorizados podrán abrir y mantener cuentas bancarias en Cuba, según dijeron altos funcionarios del gobierno de Obama el viernes.

"Siempre y cuando La Habana también lo autorice", acota nuestro corresponsal.

Lea también: Por qué el gobierno de Cuba le sigue diciendo bloqueo al embargo de EE.UU.

Más viajes

También los viajeros autorizados podrán ir a Cuba acompañados de familiares cercanos para viajes por motivos de investigación, religiosos, humanitarios, periodísticos y educativos.

Y las normas revisadas permitirán a empresas estadounidenses importar aplicaciones para móviles, así como emplear a nacionales cubanos para trabajar en su desarrollo.

Derechos de autor de la imagen afp
Image caption El turismo de los estadounidenses a Cuba seguirá con limitaciones.

"Una relación más fuerte y abierta entre Estados Unidos y Cuba tiene el potencial de crear oportunidades económicas para estadounidenses y cubanos", dijo el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jacob Lew, anunciando las normas que buscan normalizar las relaciones después de 53 años.

En julio pasado Cuba y Estados Unidos restablecieron relaciones formales y en enero pasado el gobierno de Obama anunció cambios iniciales al sistema de sanciones a Cuba.

Este viernes, en la antesala de la llegada del Papa a la isla y en momentos en que Raúl Castro se dispone a viajar a Nueva York para dirigirse a la Asamblea General de Naciones Unidas, Cuba anunció el nombramiento de su primer embajador a Washington desde 1961.

Lea también: Cuba tiene embajador en EE.UU. después de más de 50 años de ausencia

Lo que queda

Pese a la voluntad del gobierno de Obama por normalizar las relaciones, todavía quedan limitados muchos aspectos del potencial de intercambio económico entre los dos países.

Derechos de autor de la imagen afp
Image caption Cuba anunció el nombramiento de su embajador a Estados Unidos.

Por una parte, no está claro qué tanto permitirá Cuba la expansión de algunas de estas actividades por empresas estadounidenses en territorio de la isla.

Y partes fundamentales del embargo siguen en pie por las autoridades estadounidenses, pues están cobijadas por leyes que solo pueden ser cambiadas por el Congreso en Washington.

Una eventualidad poco probable en el corto plazo ante las mayorías republicanas en la legislatura estadounidense y la oposición frontal de poderosos políticos cubano estadounidenses.

Tal vez la más notoria limitación es que los estadounidenses sin vínculos familiares en la isla siguen sin poder viajar a Cuba, a menos que estén cobijados por una de las excepciones que permiten excursiones culturales y similares.

Pero para muchos, es claro que el proceso de desmoronamiento de estas barreras comerciales y económicas sigue avanzando de modo gradual pero seguro, como quedó evidenciado este viernes.

Lea: Más de medio siglo de embargo en Cuba contado a través de sus autos

Contenido relacionado