Por qué Rusia exhuma los restos del zar Nicolás II y su esposa

Romanov Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Los Romanov fueron asesinados por revolucionarios bolcheviques en 1918.

Investigadores rusos exhumaron los restos del último zar y su esposa como parte de un nuevo análisis sobre sus asesinatos, cometidos en 1918.

Se tomaron muestras del zar Nicolás II, de su esposa Alejandra y del uniforme manchado de sangre de Alejandro II, el abuelo de Nicolás que murió en 1881.

Los miembros de la familia Romanov, que fueron asesinados por revolucionarios bolcheviques, están enterrados en la catedral de San Petesburgo.

La Iglesia ortodoxa desea que los restos vuelvan a ser analizados para confirmar vínculos con otros familiares cuyos restos descansan en otros lugares.

El largo caso del asesinato de los Romanov se cerró en 1998 después de que pruebas de ADN autenticaron los restos de los Romanov encontrados en una fosa común en los Urales en 1991.

Lluvia de balas

El zar Nicolás II, Alejandra, sus cuatro hijas -las grandes duquesas Anastasia, Maria, Olga y Tatiana- su hijo el zarévich Alexei y cuatro miembros del personal real fueron asesinados en el sótano de una casa en Yekaterinburgo en 1918.

Una noche fueron alineados como si les fueran a tomar una fotografía familiar y posteriormente un pelotón de fusilamiento bolchevique los mató con una lluvia de balas, según contaron testigos.

Los que no murieron de inmediato fueron rematados con bayoneta.

Image caption Las cuatro princesas Romanov y su hermano Alexei fueron asesinados en Yekaterinburgo.

Las pruebas de ADN no convencieron a algunos miembros de la Iglesia Ortodoxa rusa porque los restos de dos de ellos -el zarévich Alexei y la gran duquesa Maria- fueron encontrados hasta 2007 en un lugar diferente en los Urales.

El Comité Investigador, un organismo estatal, afirma que las nuevas pruebas son necesarias para poder autenticar los restos de estos dos.

Rusia planea volver a enterrar a Alexei y Maria junto al resto de la familia en la Catedral de Pedro y Pablo en San Petesburgo.

Pero para que eso ocurra la Iglesia necesita estar segura de a quién pertenecen los restos.

La pareja real y tres hijas fueron formalmente enterradas de nuevo el 17 de julio de 1998, en el 80o aniversario del asesinato.

Fueron canonizados por la Iglesia Ortodoxa rusa en el 2000.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption El zar y su familia en el palacio de Tsarskoye Selo cerca de San Petersburgo en 1916.
Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Rasputin (segundo a la izq.), ejerció una enorme influencia en la corte de los Romanov.

Es probable que Alexei y Maria también sean canonizados antes del 100o aniversario en 2018. Sus restos actualmente se mantienenn en los Archivos Estatales Rusos.

La nueva investigación también involucra tomar muestras de la hermana de Alejandra, la gran duquesa Elizabeth Fyodorovna, enterrada en Jerusalén.

Los investigadores rusos podrán ahora tener acceso a esos restos.

Los Romanov fueron destituidos y exiliados en 1917, poco antes de que los bolcheviques comunistas derrocaran al gobierno provisional.

Los documentos de la llamada "Investigación de las Guardias Blancas" sobre el asesinato de la familia en 1918 también serán estudiados. Estos salieron a la luz en los últimos cuatro años.

Derechos de autor de la imagen RIA Novosti
Image caption Los Romanov fueron destituidos y exiliados en 1917.

El zar Alejandro II fue asesinado por una bomba lanzada por un revolucionario del movimiento "Voluntad del Pueblo" en 1881 y enterrado con su uniforme militar en la Catedral de Pedro y Pablo.

Un abogado de la gran duquesa Maria Vladimirovna, descendiente de los Romanov asesinados, indicó que apoyaba la nueva investigación.

La agencia de noticias rusa Tass cita al abogado German Lukyanov quien dijo: "no todos los aspectos del asesinato de la familia imperial fueron explicados en el caso y no todas las preguntas de la Iglesia Ortodoxa Rusa fueron respondidas total y claramente".

"La gran duquesa espera que el análisis de los restos de Yekaterinburgo sea científico... La verdad debe ser establecida en este caso y debe haber una respuesta a la pregunta principal: ¿de quién son estos restos?".

Contenido relacionado