EE.UU.: Obama espera mayores reformas de Cuba

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Castro y Obama posaron para los medios antes de reunirse a puerta cerrada.

Los presidentes de Cuba y Estados Unidos, Raúl Castro y Barack Obama, se volvieron a reunir este martes en Nueva York con el embargo como telón de fondo.

Obama y Castro se vieron en Nueva York, un día después de que Castro pidiera ante la Asamblea General de Naciones Unidas el fin del embargo estadounidense sobre Cuba.

El encuentro es el segundo cara a cara entre ambos líderes después de que el pasado abril se vieran en la Cumbre de las Américas.

El corresponsal de la BBC en La Habana, Will Grant, destacó las sonrisas y cálidos apretones de manos de ambos mandatarios frente a las cámaras.

"Su lenguaje corporal tal vez refleja lo lejos que han llegado las relaciones entre ambos países desde su última reunión en abril en Panamá", dijo Grant.

"Pero esta vez ambos se permitieron el lujo de discutir los pasos concretos dados más que proponer cambios".

La Casa Blanca dijo que Obama le subrayó a Castro la necesidad de que "continúen las reformas en Cuba".

Según un comunicado de la Casa Blanca, Obama destacó la reciente aprobación por decreto medidas que facilitarán tanto los viajes de estadounidenses a la isla como la posiblidad de hacer negocios.

Por su parte, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, dijo que se discutieron los próximos pasos a dar para la "normalización de las relaciones", algo para lo que exigen el fin del embargo, como reiteró Castro la víspera durante en su primer discurso ante la Asamblea General de la ONU.

Lea también: Raúl Castro vuelve a EE.UU. 50 años después

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption La primera reunión entre ambos tuvo lugar en la Cumbre de las Américas en Panamá, en abril.

"El bloqueo ha causado daños y hecho más dura la vida para el pueblo cubano y afecta a los intereses de los ciudadanos estadounidenses y que debería ser levantado", dijo Rodríguez ante los periodistas.

Agregó que el gobierno de Cuba espera que Obama siga haciendo uso de sus poderes ejecutivos para seguir suavizando los efectos del embargo, que al estar establecido por ley, solo el Congreso estadounidense puede eliminar.

En su país, Obama ha sido criticado por los republicanos por sus decretos y por pedir reiteradamente al Congreso que desmonte esa política.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption El canciller cubano dijo que Obama tiene en su poder hacer mucho más para suavizar el embargo.

Lea también: Del zapato de Kruschev al "huele a azufre" de Chávez, los discursos más polémicos de la ONU

El embargo

El embargo, vigente desde 1960, sigue siendo el principal problema en la relación cubano estadounidense.

En su discurso ante la ONU, Obama se mostró confiado en que el Legislativo de su país terminará "inevitablemente levantando un embargo que no debería estar vigente más".

La oposición republicana, que domina tanto la Cámara de Representantes como el Senado, se opone a terminar con el embargo.

El 27 de octubre, la Asamblea General de Naciones Unidas volverá a votar sobre el asunto y, como en años anteriores, se espera una amplia mayoría a favor de su abolición.

Será la vigésimo cuarta ocasión en que el plenario de la ONU se pronuncie. Normalmente sólo se oponen EE.UU. e Israel.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El primer encuentro público de ambos líderes tuvo lugar durante el funeral de Mandela.

En los pasillos de la ONU se ha hablado estos días sobre cuál será el sentido del voto de Washington.

En cualquier caso, se tratará de una resolución que no se puede imponer a la fuerza, pero una abstención de la delegación estadounidense sería algo sin precedentes.

Se trataría de una abstención acerca de una resolución crítica con el comportamiento de EE.UU.

El senador cubano-estadounidense Marco Rubio, precandidato presidencial republicano, advirtió que una abstención sería "poner la popularidad internacional por delante de la seguridad nacional".

Deshielo

Desde que anunciaron el pasado 17 de diciembre las negociaciones de cara al restablecimiento de sus relaciones, Castro y Obama:

  • Se reunieron por primera vez en Panamá.
  • Reabrieron sus embajadas.
  • Hablaron por teléfono antes de la visita del papa Francisco a ambos países.
  • Se encontraron en la Asamblea General de Naciones Unidas.

De todos modos, el presidente Castro dijo en su discurso que la normalización de las relaciones sería "un proceso largo y complejo".

Contenido relacionado