Los "esclavos modernos" que Corea del Norte envía a otros países para conseguir divisas

  • 29 octubre 2015
Habitantes de Pyongyang Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Esta foto del 9 de octubre de este año muestra a residentes de la capital de Corea del Norte, Pyongyang, al momento de salir de una estación del metro.

Algunos trabajan hasta 20 horas al día, casi no reciben salario y a menudo presentan síntomas de desnutrición.

Son unos 50.000 norcoreanos que, según Naciones Unidas, han sido enviados fuera del país para trabajar en condiciones que equivalen a "trabajo forzado" a cambio de divisas para el gobierno de Pyongyang.

Según Marzuki Darusman, el rapporteur sobre derechos humanos para Corea del Norte de la ONU, la mayoría trabajan en China y en Rusia, principalmente desempeñándose en las industrias minera, textil y de la construcción.

Y sus empleadores pagan "cantidades significativamente más altas" directamente al gobierno de Corea del Norte.

Lea también: ¿Realmente hay 21 millones de esclavos en el mundo?

Darusman también incluyó en la lista de países receptores a naciones en Asia, África, el Medio Oriente y Europa.

El funcionario explicó que las compañías que contratan a trabajadores norcoreanos "se convierten en cómplices de un sistema de trabajo forzado inaceptable".

Fuente de ingresos

Según Darusman, estos trabajadores son una entrada de divisas a un país que atraviesa "una situación financiera y económica realmente dura".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Marzuki Darusman es el ponente especial sobre la situación de los derechos humanos en Corea del Norte.

El funcionario estimó que Corea del Norte está obteniendo del sistema de trabajadores enviados al extranjero unos US$1.200 millones anuales.

Desde 2006, Corea del Norte sufre las sanciones que la comunidad internacional le ha impuesto por su programa de pruebas nucleares, lo que ha traído como consecuencia una escasez de moneda extranjera.

Lea: Cómo es el capitalismo que empieza a surgir en Corea del Norte, el país más hermético del mundo

Y a mediados de este año, Corea del Norte afirmó estar atravesando la peor sequía en un siglo, generando temores de una mayor escasez de alimentos.

La agencia estatal de noticias KCNA informó que las principales provincias de cultivo de arroz quedaron afectadas y que más de 30% de los arrozales están resecos.

Todo esto trae malos recuerdos en el país: en la década de los 90 se presentó una hambruna en la que, se estima, murieron cientos de miles de norcoreanos.

Lea: Temor de hambruna en Corea del Norte por la peor sequía en 100 años

Aunque el rapporteur de la ONU también dijo que no se podía negar que algunas cosas estaban cambiando lentamente.

"Hay reportes creíbles sobre la creación de pequeños negocios, pequeñas granjas, un mercado de la propiedad incipiente, el uso extendido de teléfonos celulares", destacó.

"Todo eso sugiere que pequeños cambios incrementales se están produciendo en el Norte", aseguró.

Contenido relacionado