¿Qué es la microcefalia, el mal vinculado al virus zika?

  • 30 noviembre 2015
Madre con su bebé recién nacido Image copyright EDMAR MELO JC IMAGEM
Image caption El número de casos de bebés con microcefalia en el estado de Pernambuco se duplicó en una semana. El Ministerio de Salud dijo que el mayor riesgo de contagio es en los tres primeros meses de gestación.

"En más de 20 años como médica jamás había visto algo así y con estas consecuencias".

La pediatra brasileña María Ángela Rocha describió en una entrevista exclusiva con BBC Brasil su desesperación ante el aumento notable en el número de bebés nacidos con microcefalia (o cráneos de tamaño reducido) en el noreste del país.

El Ministerio de Salud de Brasil informó que ya se confirmaron 739 casos este año a nivel nacional, cinco veces más que las estadísticas habituales.

Y la causa, según sospechan las autoridades sanitarias brasileñas, es el llamado virus zika, transmitido por el mismo mosquito responsable por la diseminación de otras dos enfermedades, dengue y chikunguña.

El Ministerio de Salud estableció por primera vez la relación entre el virus y la microcefalia en un comunicado que transmite la alarma y el desconcierto ante la epidemia.

"Ésta es una situación inédita en la investigación científica mundial", afirmó el Ministerio en un comunicado.

La epidemia de microcefalia afecta hasta ahora a nueve estados en la región noreste de Brasil, principalmente al estado de Pernambuco, que declaró este fin de semana un estado de emergencia.

"Tres primeros meses de gestación"

¿Cómo halló el Ministerio de Salud un vínculo entre el virus de zika y el aumento de casos de microcefalia en recién nacidos?

Image copyright SCIENCE PHOTO LIBRARY
Image caption El virus zika es transmitido por el mosquito Aedes aegypti, el mismo que disemina el dengue y la chikinguña.

El comunicado dice que el vínculo se estableció tras efectuar un examen de laboratorio a un bebé nacido con microcefalia en el estado de Ceará.

La prueba realizada por el Instituto Evandro Chagas en Belém, un centro de referencia en enfermedades tropicales, confirmó que el pequeño, que tenía otras enfermedades congénitas y falleció, tenía el virus del zika.

Además de la muerte del bebé en Ceará se registraron otros dos fallecimientos por zika, un adulto que padecía lupus y cuyo sistema inmunológico era débil y una adolescente de 16 años.

El Ministerio de Salud agregó que según análisis iniciales, el mayor riesgo de contagio a embarazadas se produce en los tres primeros meses de gestación.

"Pero los trabajos deben continuar para aclarar cómo se transmite el virus, su actuación en el organismo y cómo la infección afecta al feto", señalaron las autoridades.

Expertos del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) viajarán a Brasil a solicitud del gobierno de este país para investigar la relación entre el virus y la microcefalia.

Este mes, la Polinesia Francesa informó que también documentó casos de microcefalia en fetos y recién nacidos luego de una epidemia de zika que afectó al territorio en el Pacífico en 2013 y 2014.

Microcefalia

En solamente una semana, el número de casos en Pernambuco pasó de 268 a 487, y la capital del estado, Recife, con más de 90 casos, concentra el mayor número en todo Brasil.

María Ángela Rocha trabaja en el Hospital Universitario Oswaldo Cruz, en Recife.

Image copyright EDMAR MELO JC IMAGEM
Image caption "Consideramos microcefalia un perímetro igual o menor de 33 cm. Lo normal para un bebé es entre 34 y 37 cm, dependiendo de en qué semana de gestación nace", explicó María Ángela Rocha.

"El departamento de infectología que coordino es de referencia en infecciones congénitas. Para nosotros todo comenzó a fines de agosto e inicios de setiembre", le dijo la médica a la periodista Camila Costa, de BBC Brasil.

"Antes pasábamos meses sin ver casos de microcefalia y de pronto comenzaron a llegar casos todos los días. Nos preguntábamos, ¿qué está sucediendo?".

"Cuando los bebés nacen los médicos miden el perímetro encefálico, la medida del contorno de la cabeza del bebé en su parte mayor", explicó Rocha.

"Consideramos microcefalia un perímetro igual o menor de 33 cm. Lo normal para un bebé es entre 34 y 37 cm, dependiendo de en qué semana de gestación nace".

"También pedimos una tomografía y un análisis de sangre. Cuando ocurre un proceso de infección, que es lo que sospechamos, entre el primer y cuarto mes de embarazo, el agente que causa la infección provoca un proceso inflamatorio que deja cicatrices en el cerebro del bebé", añadió la pediatra.

"Esas áreas están muertas, calcificadas, el cerebro no logra crecer bien sino en forma desorganizada y aparecen otros problemas en su estructura".

Tratamiento por vida

El virus del zika es endémico del oeste de África y tiene síntomas parecidos al dengue o el chikunguña, pero hasta ahora era considerado menos grave, por lo que su notificación no es obligatoria en Brasil.

Image copyright ARCHIVO PERSONAL
Image caption Rocha: "Una generación está siendo perjudicada".

También es transmitido por el mosquito Aedes aegypti y provoca fiebre, dolor de cabeza, dolores corporales y manchas rojizas en la piel.

Las madres pueden no presentar casi ningún síntoma, aclara Rocha, pero eso no impide que la infección perjudique al bebé.

Rocha le dijo a BBC Brasil que se están viendo muchos bebés con "cabezas pequeñas, de 27, 28 o 29 cm".

Cada recién nacido será afectado en forma diferente, pero estos niños "necesitarán ser tratados por neurólogos toda su vida".

Algunos mostrarán secuelas menores, pero "también puede haber consecuencias graves, como no hablar, no caminar o presentar alteraciones en todo el desarrollo psicomotor", precisó Rocha.

La médica relató que, como en un principio los bebés están activos, algunas madres dicen: "Su cabeza va a crecer y quedar normal".

EPIDEMIA EN BRASIL

739

bebés con microcefalia hasta noviembre de 2015

  • 487 casos sólo en el estado de Pernambuco

  • 9 estados del país han sido afectados

BBC

Pero la realidad es diferente y devastadora.

"Cuando llegue el momento de realizar otras funciones, el cerebro tendrá limitaciones".

Como médica, "es necesario mantener el equilibrio, enfriar la cabeza para comunicarnos con las familias, intentar transmitirles tranquilidad, pero es muy difícil".

"Una generación está siendo perjudicada. Sabemos de todos los problemas emocionales, sociales y económicos que esto va a causar. Las familias van a tener que lidiar con eso, con mayor o menor intensidad, toda su vida".

El gobierno de Brasil reiteró la importancia de las medidas para combatir al mosquito Aedes aegypti, como evitar acumulación de agua estancada o basura y reportar posibles focos de infección.

Para Rocha, luchar contra la epidemia no será nada fácil.

"Sabemos cuán difícil ha sido contener este mosquito en Brasil. Hasta ahora no hemos logrado combatir el dengue".

Contenido relacionado