COP21: aprueban histórico acuerdo contra el cambio climático en la cumbre de París

  • 12 diciembre 2015
Christiana Figueres, Ban Ki-moon. Laurent Fabius y Francois Hollande. Image copyright AP
Image caption La secretaria de la Convención de cambio climático de la ONU, Christiana Figueres, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el ministro de Exteriores de Francia, Laurent Fabius, y el presidente de Francia, Francois Hollande.

La conferencia de París sobre el cambio climático finalmente ha dado frutos. Los 195 países reunidos en esa ciudad aprobaron este sábado un acuerdo final que se espera podrá entrar en vigor a comienzos de 2016.

El texto, que se logró después de dos semanas de negociaciones dentro de la reunión del clima COP21, ahora deberá ser ratificado por 55 países que representen al menos 55% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Este es el primer acuerdo en el que tanto naciones desarrolladas como países en desarrollo se comprometen a gestionar la transición hacia una economía baja en carbono.

Establece el objetivo de lograr que el aumento de las temperaturas se mantenga bastante por debajo de los dos grados centígrados y compromete a los firmantes a "realizar esfuerzos" para limitar el aumento de las temperaturas a 1,5 grados en comparación con la era pre-industrial.

"COP21 es realmente un punto de quiebre para todos nosotros. A partir de ahora tenemos verdaderas bases, ecológicas, para salvar nuestro planeta con este acuerdo que era necesario para el mundo entero", dijo el ministro de Exteriores de Francia, Laurent Fabius, al presentar el borrador del texto final.

Hasta ahora se consideraban el aumento hasta los dos grados centígrados como límite para el calentamiento global, pero muchos activistas lo consideraban como una opción a largo plazo que no permitía acciones concretas.

Image copyright AP
Image caption El documento final establece que el aumento de la temperatura global debe mantenerse por debajo de los 2 grados centígrados.

Para lograr estos objetivos, los países se comprometen a fijar cada cinco años sus objetivos nacionales para reducir la emisión de gases de efecto invernadero. 186 de los 195 países participantes en la cumbre ya lo han hecho.

El texto establece que los países ricos seguirán ofreciendo apoyo financiero a los países pobres para ayudarles a reducir sus emisiones y adaptarse a los efectos del cambio climático, aunque no hace mención a montos específicos.

Sin embargo, previamente los países ricos se habían comprometido a otorgar US$100 mil millones anuales en financiamiento hasta el 2020.

Aunque no se incluyeron sanciones para los países que incumplan con sus compromisos, sí les compromete a informar sobre sus emisiones y sus esfuerzos para reducirlas, a manera de incentivo para que cumplan.

-----------------------------------------------

Principales puntos del acuerdo

  • El aumento de la temperatura global debe estar muy por debajo de los dos grados centígrados.
  • El acuerdo es jurídicamente vinculante para los países firmantes.
  • Fondos cercanos a los US$100.000 millones para los países en desarrollo a partir de 2020.
  • Se revisará cada cinco años.

------------------------------------------------

La negociación sobre el contenido del borrador terminó 16 horas después del plazo establecido inicialmente.

Las negociaciones se centraron en lo ambicioso que debía ser el pacto, la diferenciación en la asunción de responsabilidades de los países desarrollados y cuándo se facilitaría en términos de financiación a los países en desarrollo.

Después de la presentación del borrador, los ministros de los 195 países asistentes a la cumbre se reunieron para estudiar el texto que fue llevado ante la plenaria del COP21.

Luego de que los asistentes realizaron algunas correcciones formales al documento, Fabius anunció su aprobación definitiva.

Entonces, una fuerte ovación se pudo escuchar en la sala de conferencias. Había muchas caras de alegría e, incluso, hubo asistentes que rompieron a llorar con el anuncio.

Las grandes diferencias con Copenhague 2009

Image copyright Getty
Image caption Una de las principales críticas contra la cumbre de Copenhague era que no era de obligatorio cumplimiento.

Una de los principales aspectos que convierten el acuerdo del COP21 de París histórico y distinto respecto a lo conseguido en la última cumbre del clima en 2009, es que esta vez sí se llegó a un acuerdo con efectos vinculantes.

¿Qué significa esto? Que el texto final firmado este sábado en París tiene efectos jurídicos sobre los países que están comprometidos con el pacto del COP21.

Una de las razones por el que el acuerdo de Copenhague fue considerado un "fracaso" por las organizaciones ambientales es que al carecer de efectos vinculantes, el pacto no tenía la suficiente validez que le permitiera ejecutar lo que se había acordado.

La otra gran diferencia es sobre el tema del aumento de la temperatura global. Fue en Copenhague donde se estableció el límite de dos grados centígrados del que se viene hablando últimamente, pero ahora ese límite ha fijado muy por debajo de los dos grados centígrados.

En aquella ocasión se estableció que la temperatura no debía aumentar por encima de los dos grados centígrados respecto a la temperatura que existía antes de la era industrial (siglo XIX).

Esta medida también había sido criticada por líderes ambientales que aseguraban que no permitía tomar acciones concretas que redujeran en el corto plazo el calentamiento del planeta.

"Documento histórico"

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, afirmó que el texto final es un documento histórico.

Image copyright AFP
Image caption El acuerdo de París tiene carácter vinculante por lo que sus firmantes están obligados legalmente a cumplirlo.

"Se ha alcanzado un acuerdo flexible, robusto y universal", dijo este sábado ante los delegados reunidos en el parque de exposiciones de Le Bourget.

Por su parte el presidente de Francia, Francois Hollande, señaló que el texto final era un hecho "sin precedentes".

"Es el primer acuerdo universal en la historia de las negociaciones sobre el cambio climático", dijo el mandatario francés.

"Es cierto que no es perfecto para cada país, si se mira desde los intereses particulares, pero es importante para todos, porque cuida los intereses del planeta", añadió.

El grupo ambiental Greenpeace señaló que estaba de acuerdo con el texto final porque ponía a los "productores de petróleo en el lado de los equivocados de la historia".

"Un paso para asegurar el futuro"

El primer ministro de Reino Unido, David Cameron, celebró el acuerdo logrado en París al que calificó como un "enorme paso para asegurar el futuro del planeta".

"(Este acuerdo) significa que todo el mundo ha firmado para asumir su parte en la detención del cambio climático", afirmó en una declaración.

En Estados Unidos, la Casa Blanca dijo que el documento de París era "el acuerdo más ambicioso sobre el cambio climático en la historia" y destacó que el mismo establece "un marco duradero, de largo plazo" para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

En una alocución posterior, el presidente Barack Obama manifestó su satisfacción por la aprobación del acuerdo y dijo que, pese a no ser perfecto, es la mejor oportunidad que existe para salvar al planeta de los efectos del cambio climático.

Invitación a los más ambiciosos

Image copyright AFP
Image caption Holllande anunció que Francia revisará a más tardar en 2020 sus objetivos con miras a elevar su compromiso en la lucha contra el cambio climático.

Tras la adopción del acuerdo de París, el presidente Hollande propuso a los países que lo deseen ir más lejos de lo previsto en el texto y antes de 2020 revisar al alza su ambición de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y elevar sus compromisos financieros.

Anunció que su país hará esa revisión "como muy tarde en 2020" y que propondrá a otros países que voluntariamente acepten el establecimiento de "un precio del carbono".

Contenido relacionado