¿Se puede culpar a Arabia Saudita del auge de Estado Islámico?

Estado Islámico Derechos de autor de la imagen AP

Comúnmente se sostiene que el wahabismo, una forma estricta del islam, se originó en Arabia Saudita y la agresiva promoción que hace ese país de esta práctica religiosa ha impulsado el extremismo yihadista.

¿Se puede responsabilizar entonces al país del alza del grupo autodenominado Estado Islámico?

Arabia Saudita también ha sido acusada de financiar a EI, ya sea directamente o por no evitar que donantes privados envíen dinero al grupo extremista.

Sin embargo, Arabia Saudita rechaza ambas acusaciones y ha anunciado la formación de una nueva coalición para combatir el terrorismo islámico.

Cinco expertos comparten su opinión.

Profesor Bernand Haykel*: La teología de EI está directamente vinculada al wahabismo

*Bernanrd Haykel es director del Instituto de Estudios Transregionales de Medio Oriente Contemporáneo, el norte de África y Asia central, de la Universidad de Princeton, EE.UU.

La genealogía religiosa de Estado Islámico proviene de la 'yihad salafista', una muy antigua corriente teológica del islam de una interpretación bastante literal.

Sus seguidores son extremadamente rigurosos y condenan a otros musulmanes que no comparten su teología.

Eso los dota de esa intensidad cuando se trata de aplicar violencia, porque la pueden justificar teológicamente.

Mohamed ibn Abd al Wahab viene de esa tradición salafista. Fue un reformado en Arabia que pudo crear un movimiento religioso que resultó en la formación de un estado.

Vio que los musulmanes se habían desviado del "verdadero" mensaje del islam; no cumplían con sus oraciones o se embarcaban en prácticas que él interpretaba como violaciones de la fe.

Muchos estudiosos de la época empezaron a escribir tratados contras sus ideas. Pensaban que él no era lo suficientemente educado como para enseñar.

Eventualmente pudo hacer contacto con el líder de la familia Saud, en 1744. Esa alianza tuvo efectos muy fuertes y duraderos.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Estado Islámico ha destruido artefactos culturales y monumentos de histórica importancia en Irak y Siria.

Él creía en una versión pura de la fe y que si uno regresa a ella, la salvación está garantizada en el más allá y, en vida, Dios te dará todas las cosas que ha prometido.

El primer Estado saudita, basado en esta fe wahabí, pareció confirmar su mensaje debido a los éxitos políticos y militares que tuvo durante los siglos XVIII y XIX, cuando conquistó casi toda Arabia.

Una vez conquistaba una localidad, asignaba maestros para educar al pueblo en su versión de la fe. Escribió varios libros cortos que fueron la base de sus enseñanzas, libros que hoy en día son usados por EI.

EI sostiene que el Estado saudita se ha desviado de las verdaderas creencias de Mohamed ibn Abd al Wahab y que ellos son los verdaderos representantes del mensaje salafista o wahabí.

Profesor Madawi al Rashid*: el wahabismo condujo al despertar islámico

*Madawi al Rahsid nació en Arabia Saudita y es profesor invitado del Centro para Medio Oriente del London School of Economics.

Los wahabíes recibieron el control absoluto de la vida religiosa, social y cultural del reino. Mientras los predicadores wahabíes continuaran recomendando a los sauditas que debían obedecer a sus líderes, la familia Saud estaba contenta.

En los años 60 y 70, el mundo árabe estaba lleno de ideas revolucionaras. El gobierno saudita pensó que los wahabíes eran un buen antídoto, porque proveían una narrativa alternativa de cómo obedecer a los líderes y no interferir en la política.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El fallecido rey Fahd, fotografiado en 1990, promovía el wahabismo internacionalmente.

En los años 80, el rey Fahd estableció una imprenta para publicar libros del Corán que enviaban gratis a diferentes partes del mundo.

Establecieron la Universidad al Madinah para enseñar religión a estudiantes de todo el mundo.

El wahabismo es definitivamente intolerante de otras formas delislam. Es una tradición religiosa local que se ha expandido globalmente de manera prematura.

Estamos viendo que puede ser un lenguaje revolucionario que ha llegado a inspirar a alguien a cometer atrocidades en nombre de la fe musulmana.

Cuando Afganistán fue invadido por la Unión Soviética, el wahabismo fue aplicado por el régimen saudita.

Inspiró a jóvenes musulmanes a ir a Afganistán a pelear una yihad (guerra santa) contra los infieles rusos.

El wahabismo se benefició de la llegada de los Hermanos Musulmanes, quienes fueron expulsados de lugares como Egipto, Siria e Irak en los años 50 y 60. Arabia Saudita les dio la bienvenida.

Muchos de ellos se convirtieron en maestros religiosos, así que la combinación de esta tradición wahabí con las habilidades organizadoras de otros islamistas, condujo a la emergencia de una nueva tendencia en Arabia Saudita; la tendencia islamista, que es considerada como el despertar islámico.

Aimen Dean*: El salafismo ha sido muy malinterpretado

*Nacido en Arabia Saudita, Aimen Dean abandonó la escuela para pelear la yihad en Bosnia en los años 90 y, después de eso, se integró a Al Qaeda. Desilusionado, empezó a trabajar como agente secreto para el gobierno británico.

El salafismo tradicional principalmente practicado en Arabia Saudita, y especialmente por las clases religiosas, podrá no ver con buenos ojos otras vertientes del islam, sin embargo, es muy activo en combatir la violencia política porque cree en la santidad del gobierno. Es preferible colocar la ley y el orden y la estabilidad por encima de la búsqueda de justicia e ideales políticos.

La clase religiosa en Arabia Saudita realmente no ha hecho nada en relación a la discriminación violenta contra otras formas de islam.

Siempre escucho a gente diciendo 'No oímos a muchos musulmanes condenando a EI, siendo firmes contra el terrorismo'.

¿Cuántas fuerzas de seguridad sauditas murieron en la lucha contra Al Qaeda y EI? ¿Cuántos presos de EI y Al Qaeda están en cárceles de Arabia Saudita? Sólo este año, 1.850 sospechosos fueron arrestados en Arabia Saudita.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El canciller saudita Adel al Jubeir ha ofrecido apoyo militar y financiero a varios grupos rebeldes en Siria.

La mera expresión de simpatía (con EI) te puede enviar a la cárcel en Arabia Saudita.

Las cárceles sauditas están llenas de islamistas radicales pero, al otro lado del Golfo, la cárceles iraníes están llenas de liberales y activistas de derechos humanos. ¿Quién es el moderado y quién es el de línea dura?

Si uno se fija en las cifras de los sauditas que se plegaron a Estado Islámico, han aumentado a 180 por millón.

En Túnez, una nación vehementemente secular sin educación religiosa de ninguna clase durante más de medio siglo, son más de 212 por millón.

Matthew Levit*: EI es financieramente autosuficiente

*Matthew Levitt dirige el programa de antiterrorismo en el Instituto para Política del Cercano Oriente de Washington.

Contrario a la creencia popular, EI percibe una parte relativamente pequeña de sus fondos de donantes ricos. Aunque el financiamiento del terror en Arabia Saudita llegó a ser un grave problema, Riad ha empezado a dar un giro, especialmente cuando se trata del financiamiento de EI.

EI ha sido económicamente autosuficiente durante años, incluyendo cuando era Al Qaeda en Irak (AQI). Una evaluación de EE.UU. en 2006 determinó que AQI creó una insurgencia sostenida en Irak recaudando entre US$70 millones a US$200 millones al año sólo en actividades ilícitas.

Documentos de AQI incautados indican que "las donaciones extranjeras formaban apenas una pequeña fracción -no más de 5%- del presupuesto operacional del grupo desde 2005 hasta 2010".

Hoy en día, las principales fuentes de financiamiento de EI son la extorsión, el contrabando de petróleo y otras actividades criminales. Un pequeño número de importantes donantes fueron designados financiadores terroristas por el Departamento del Tesoro de EE.UU., pero estos fueron la excepción.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Una coalición internacional liderada por EE.UU. ha atacado refinerías petroleras de EI en Siria e Irak.

Los sauditas han arrestado a cientos de sospechosos de EI, incluyendo algunos financistas de EI, según informes, pero Riad no ofrece una relación de números.

Datos de una reciente encuesta sugieren que el apoyo a EI dentro de Arabia Saudita oscila alrededor de 5%. Sin embargo, esos resultados sugieren que los sauditas tienen un motivo de preocupación: 5% de la población saudita representa más de medio millón de donantes potenciales.

Las autoridades se preocupan por la habilidad de los simpatizantes de EI de recaudar y mover fondos a través de transferencias difíciles de detectar, un método típico que utilizan los donantes sauditas.

Otra preocupación es la captación de fondos de EI a través de las redes sociales y otras tecnologías de comunicación. Las autoridades reportaron que los recaudadores de EI han buscado donantes a través de Twitter y les han instruido a que se contacten vía Skype.

A los donantes luego se les ha pedido que compren tarjetas internacionales prepagadas y que proporcionen el número de las tarjetas vía Skype. Estas se pueden vender y cambiar por efectivo.

En marzo, Arabia Saudita copresidió con EE.UU. e Italia la reunión inaugural del Grupo Financiero anti-EI. Este grupo de trabajo recibirá un impulso significativo durante la reunión de ministros financieros del Consejo de Seguridad de la ONU, un grupo que busca contrarrestar el financiamiento de EI.

Cómo hacer más para evitar que los donantes de EI muevan dinero a través de bancos e intercambios de dinero seguramente estará en la agenda.

Mohamed Yahya*: Arabia Saudita representa una amenaza significativa contra EI

*Mohammed Yahya es consultor político de la embajada de Arabia Saudita en Londres.

Las acusaciones de que Arabia Saudita financia a estos grupos y los apoya ideológicamente no sólo no tienen fundamento, sino que hacen daño al combate contra el terrorismo, en Arabia Saudita e internacionalmente.

Arabia Saudita aplica unas de las medidas financieras y controles más estrictos para evitar cualquier tipo de financiamiento a grupos terroristas.

Hay un estricto control del movimiento de dinero al exterior. Algunos individuos han logrado burlar el sistema, pero el sistema que se aplica es el más riguroso del mundo.

Muchos de estos individuos que pueden haber financiado a EI están en prisión. En la actualidad hay 800 personas encarceladas con posibles vínculos directos con EI.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El ministro de Defensa Mohamed bin Salman recientemente anunció la formación de una coalición militar musulmana para luchar contra el terrorismo.

Estado Islámico ha perpetrado varios ataques en Arabia Saudita. Los programas antiterroristas y de inteligencia sauditas son las más grandes amenazas contra EI tanto ideológicamente como en el campo.

Arabia Saudita es muy diversa. Hay muchos musulmanes diferentes de todos los orígenes y unos 18 millones de musulmanes visitan el país anualmente en peregrinaje. Arabia Saudita ha promulgado leyes que estrictamente prohíben la incitación religiosa y los llamados a muerte de personas inocentes.

El hecho que haya expresiones polémicas y de intolerancia en Arabia Saudita no es un reflejo de la política del gobierno.

Muchas de las enseñanzas del islam han sido malinterpretadas.

Solo porque un texto islámico de Mohamed ibn Abd al Wahab sea usado por EI no significa que sus lecciones son todo lo que cree EI. Ellos usarán cualquier cosa, de cualquier fuente, que se ajuste a su narrativa.

Culpar de lo que actualmente sucede en Siria y Irak y otras partes a las enseñanzas de alguien que vivió hace 270 años es engañoso.

Contenido relacionado