EE.UU.: las nuevas medidas para el control de armas con las que Obama quiere "salvar miles de vidas"

  • 5 enero 2016
Barack Obama Image copyright AP
Image caption Obama dijo en su primer discurso del año que no se puede quedar sentado sin hacer nada ante la violencia por armas de fuego.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ampliará los controles de antecedentes de potenciales compradores de armas de fuego, como parte de una serie de medidas a adoptar por medio de un paquete de acciones ejecutivas, que no necesita contar con la aprobación del Congreso.

Obama anunciará formalmente los planes este martes, pese a la oposición de los congresistas a cualquier nueva legislación sobre las armas de fuego en EE.UU.

Las medidas del mandatario estadounidense harán, entre otras cosas, que los vendedores que operan por internet o en ferias de armas estén obligados a llevar a cabo el control de antecedentes de los compradores.

El aspirante a la nominación republicana para las elecciones presidenciales de noviembre, Rand Paul, adelantó que combatirá estas acciones ejecutivas "con uñas y dientes".

Salvar vidas

Image copyright Reuters
Image caption La fiscal general de EE.UU. y Obama sostuvieron una reunión este lunes en la Casa Blanca.

Obama dice que las nuevas medidas sobre las armas "salvarán vidas" y potencialmente les ahorrarán a las familias la agonía de la pérdida de seres queridos.

Bajo el plan anunciado este lunes por la Casa Blanca:

  • Todos los vendedores deberán tener licencia y llevar a cabo control de antecedentes, revocando así las actuales excepciones a algunos vendedores por internet y de ferias de armas
  • Los estados deberán suministrar información sobre personas no cualificadas para tener armas por razón de enfermedad mental o violencia doméstica
  • El FBI aumentará el personal que procesa los controles de antecedentes en un 50%, con lo que contratará más de 230 nuevos empleados
  • Se le pedirá al Congreso que invierta US$500 millones para mejorar el acceso a cuidados de salud mental
  • Los Departamentos de Defensa, Justicia y Seguridad Nacional explorarán "tecnología inteligente de armas" para mejorar la seguridad de las armas

Tal como anunció en su primer discurso de 2016, el presidente estadounidense tuvo este lunes una reunión con la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, para debatir los términos en que se puede reforzar el control de armas en el país.

También recibió el asesoramiento del director del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), James Comey, y de otros funcionarios de las fuerzas de seguridad.

Obama les dijo a los periodistas en la Casa Blanca que el alto número de tiroteos en EE.UU. le forzó a actuar sin el apoyo del Congreso.

Image copyright AFP
Image caption El tema de las armas es muy delicado en Estados Unidos y genera profundas divisiones.

En una entrevista con la BBC el año pasado, Obama reconoció que su incapacidad para aprobar leyes de control de las armas de fuego es su principal frustración.

Respeto a la segunda enmienda

Los partidarios de las armas se oponen rotundamente a cualquier legislación nueva sobre el tema.

Pero Obama señaló que las nuevas medidas encajarán en su competencia legal y serán consistentes con la segunda enmienda de la Constitución, que garantiza a todos los estadounidenses el derecho a tener armas.

Image copyright AP
Image caption En el estado de Texas, una ley aprobada recientemente permite a los dueños de armas mostrarlas públicamente.

Si bien reconoció que la nueva legislación no resolverá todos los problemas de los crímenes violentos en EE.UU., Obama manifestó que "salvará vidas y ahorrará dolor a las familias".

Hay decenas de miles de muertes más a causa de las armas de fuego en Estados Unidos que en otros países, indicó el mandatario estadounidense, incluidos suicidios y matanzas colectivas.

Contenido relacionado