Declaran el fin de la peor epidemia de ébola jamás registrada

  • 14 enero 2016
Fin del ébola en Africa Occidental Image copyright AFP
Image caption Las autoridades del organismo sanitario adviertieron que seguirán trabajando para ayudar a prevenir el surgimiento de nuevos brotes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró este jueves el fin de la epidemia del ébola en África Occidental, luego de que Liberia, el último país infectado en la región, se liberara totalmente del virus.

La noticia salió a la luz 42 días después de que el último infectado diera negativo por segunda vez en los análisis del virus en sangre.

Se anuncia así el fin de la peor epidemia de ébola jamás registrada, con más de 11 mil personas muertas.

Liberia fue declarado libre de transmisión en mayo de 2015, pero el virus se volvió a introducir en dos ocasiones desde entonces, explicaron fuentes del organismo.

"El rápido cese de la crisis es una demostración concreta de la fortalecida capacidad del gobierno para gestionar situaciones de brotes de enfermedades", dijo el doctor Alex Gasasira, representante de la OMS en Liberia.

Y agregó: "La OMS continuará apoyando a Liberia en su esfuerzo para prevenir, detectar y responder a los casos sospechosos".

Esta es la primera vez que los tres países más afectados por la epidemia —Guinea, Liberia y Sierra Leona— se liberan totalmente de la enfermedad durante un plazo de tiempo tan prolongado.

Sierra Leona se declaró libre de transmisiones el 7 de noviembre de 2015, y Guinea el 29 de noviembre.

Sin embargo, según la institución sanitaria los tres países continúan en alto riesgo de que puedan surgir nuevos brotes de la enfermedad.

De hecho, autoridades de Sierra Leona confirmaron una nueva muerte pocas horas después del anuncio de la OMS.

"Existen pruebas de que el virus desaparece con relativa rapidez en los sobrevivientes, pero puede permanecer en el semen de un pequeño número de ellos durante un año y, en raras ocasiones, transmitirse a la pareja".

"Nuestro trabajo no ha terminado y la vigilancia es necesaria para prevenir nuevos brotes", declaró Margaret Chan, directora general de la OMS.

Contenido relacionado