Levantan las sanciones internacionales contra Irán tras cumplir con el acuerdo nuclear

  • 16 enero 2016
Mogherini y Zarif Image copyright EPA
Image caption La jefa de la diplomacia europea; Federica Mogherini, y el canciller de Irán, Javad Zarif, anunciaron el levantamiento de las sanciones.

Las sanciones internacionales y multilaterales contra Irán fueron levantadas este sábado, luego de que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) confirmara que Teherán cumplió con todos los pasos necesarios para poner en marcha el acuerdo nuclear que suscribió con las grandes potencias en julio de 2015.

El anuncio fue hecho por la Alta Representante para Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, durante una rueda de prensa conjunta con su homólogo iraní, Mohammad Javad Zarif, en Viena.

Yukiya Amano, director general del OIEA, había anunciado poco antes el envío al Consejo de Seguridad de la ONU de un informe en el que afirma que los inspectores del OIEA verificaron sobre el terreno que Teherán ha ejecutado todas las medidas requeridas.

Tras conocer el informe del OIEA, Mogherini informó sobre el fin de las "sanciones multilaterales y nacionales económicas y financieras relacionadas con el programa nuclear de Irán".

Luego de varios años de negociaciones, Irán cerró en julio de 2015 un acuerdo con Estados Unidos, China, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania (el llamado Grupo P5+1) en el que se comprometía a limitar y a permitir la supervisión internacional sobre su programa nuclear a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales a las que está sometido.

En el texto del acuerdo, Irán se compromete a hacer un uso "exclusivamente pacífico" de la energía nuclear y a no desarrollar "bajo ninguna circunstancia" ni adquirir armas nucleares.

Image copyright AP
Image caption Irán se comprometió a desmantelar la planta nuclear que tiene cerca de la localidad de Arak.

Entre las medidas concretas, se obliga a reducir de forma drástica el número de centrifugadoras usadas para el enriquecimiento de uranio y a desmantelar el reactor construido cerca de la localidad de Arak. Con ambas medidas reduce su capacidad para crear armas atómicas.

La ONU, Estados Unidos y la Unión Europea comenzaron a imponer sanciones a Irán a partir de septiembre de 2005, cuando el OIEA constató que ese país no estaba cumpliendo con los acuerdos que había asumido como firmante del Tratado de No Proliferación Nuclear al contar con un programa secreto de desarrollo de energía atómica.

Irán siempre ha dicho que su programa nuclear tiene fines pacíficos, pero los detractores del acuerdo -incluyendo a muchos dirigentes del Partido Republicano de Estados Unidos- temen que este no es lo suficientemente bueno como para garantizar que Teherán no desarrolle la bomba atómica.

Millones en juego

Las sanciones impuestas contra Irán por la ONU, Estados Unidos y la Unión Europea con el objetivo de forzarlo a detener su programa de enriquecimiento de uranio le han costado a Teherán más de US$160.000 millones de dólares en ingresos petroleros desde el año 2012.

Tras el levantamiento de las sanciones, Irán podrá volver a disponer de más de US$100.000 millones en activos congelados en el extranjero.

Además podrá vender con absoluta libertad su petróleo en el mercado internacional y recupera el acceso a los instrumentos de comercio existentes en el sistema financiero global.

Un Medio Oriente más seguro

Image copyright EPA
Image caption Kerry dijo que gracias al acuerdo el tiempo que necesitaría Irán para lograr una bomba atómica aumentó hasta un año.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo en Viena que la aplicación plena del acuerdo nuclear con Irán hace que Medio Oriente sea una región más segura al reducir la posibilidad de que Teherán desarrolle un arma atómica.

"Cada una de las vías hacia una bomba nuclear han sido cerradas de forma verificable", afirmó y añadió que el tiempo que Irán necesitaría para hacerse con una bomba nuclear se ha ampliado de un lapso de dos o tres meses hasta un año.

"Si Irán alguna vez decide hacer esto, gracias a los pasos de este acuerdo, lo sabríamos inmediatamente y tendríamos el tiempo para responder de forma correspondiente", agregó.

El premio a la paciencia

El presidente de Irán, Hassan Rohani, celebró el anuncio de la plena implementación del acuerdo nuclear y afirmó que se trata de una "victoria gloriosa" para la "paciente nación de Irán".

"Agradezco a Dios por esta bendición y me inclino ante la grandeza de la paciente nación de Irán", dijo en un comentario publicado en su cuenta oficial de Twitter.

Rohani se jugaba gran parte del éxito de su mandato como presidente en las negociaciones nucleares y en la profundización de las relaciones diplomáticas con las seis potencias implicadas.

La semana pasada había dicho que los iraníes debían esperar "un año de prosperidad", una vez que las sanciones fueran levantadas.

Intercambio de prisioneros

Image copyright AP
Image caption Entre los liberados se encuentra Jason Rezaian, excorresponsal del Washington Post en Teherán.

Previo al anuncio sobre el levantamiento de las sanciones contra Irán, las autoridades de ese país liberaron a cuatro estadounidenses que estaban presos en ese país, incluyendo al excorresponsal del Washington Post en Teherán, Jason Rezaian.

La acción de Teherán fue correspondida con la liberación por parte de Estados Unidos de siete iraníes que habían sido condenados o estaban acusados por violar las sanciones y que habrían recibido una medida de perdón.

Funcionarios de EE.UU. dijeron que los estadounidenses viajarían hasta Suiza y, desde allí, serían llevados a una base militar estadounidense en Alemania para recibir tratamiento médico.

Image copyright Getty
Image caption Javad Zarif, el ministro de Exteriores de Irán, viajó a Viena para reunirse con su homólogo de EE.UU., John Kerry.

Además del corresponsal del Washington Post, la decisión de Teherán beneficia al pastor cristiano Saeed Abedini, al exmarine Amir Hekmati y a Nosratollah Khosravi-Roodsari, un hombre de negocios cuya detención en Irán n0o había sido divulgada públicamente con anterioridad.

Todos los estadounidenses habían sido acusados de espionaje, con excepción de Abedini, quien fue detenido acusado de organizar iglesias en las casas de los ciudadanos.

De acuerdo con la agencia de noticias estatal de Irán, los iraníes liberados por Estados Unidos son Nader Modanlo, Bahram Mechanic, Khosrow Afghani, Arash Ghahreman, Tooraj Faridi, Nima Golestaneh and Ali Saboun.

Funcionarios de Irán y de EE.UU. revelaron que además hay otros 14 ciudadanos iraníes que eran buscados por Washington que serán retirados de la lista de solicitados de Interpol.

Según afirmó posteriormente, el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, los canales de diálogo abiertos con Irán a propósito de la negociación sobre su programa nuclear facilitaron la liberación de los ciudadanos estadounidenses "injustamente encarcelados".

Contenido relacionado