EE.UU. recomienda a embarazadas no viajar a 14 países de A. Latina y el Caribe por el virus zika

  • 16 enero 2016
Luiza, bebé que nació con microcefalia en Pernambuco, Brasil Image copyright AP
Image caption Luiza nació con microcefalia en Pernambuco, noreste de Brasil. El Ministerio de Salud de Brasil dijo que investiga actualmente 3.530 casos de microcefalia.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos emitieron una alerta de viaje para 14 países de América Latina y el Caribe, en el que recomiendan a las mujeres embarazadas o que planeen quedar embarazadas que eviten viajar a esos destinos.

Los CDC, una agencia dedicada a la protección de la salud pública en EE.UU, incluyeron en su advertencia a Brasil, Colombia, El Salvador, la Guayana Francesa, Martinica, Guatemala, Haití, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Surinam, Venezuela y Puerto Rico.

La agencia no incluyó en su lista a Ecuador, Guyana y la isla de San Martín, lugares que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) sí tiene entre los sitios afectados por el virus.

"Esta alerta responde a las informaciones de casos de microcefalia y otros problemas de salud en bebés cuyas madres se infectaron del virus cuando estaban embarazadas", señaló la agencia en un comunicado.

Image copyright AP
Image caption Angélica Pereira y Dejailson Arruda, padres de Luiza. El Ministerio de Salud de Brasil señaló que el mayor riesgo existe si la madre es picada por el mosquito transmisor en los primeros tres meses de embarazo.

En noviembre, el Ministerio de Salud de Brasil estableció la relación entre el incremento de casos de microcefalia en el noreste del país y la infección por zika, señalando además que el mayor riesgo estaba asociado con la infección en el primer trimestre de embarazo.

Los CDC añadieron en su comunicado: "Hasta que se sepa más sobre el virus, y por cautela, recomendamos precauciones especiales tanto para las embarazadas como para las mujeres que están intentando quedar embarazadas".

En caso de no poder posponer el viaje, los CDC recomiendan consultar con el médico los pasos a seguir para evitar las picaduras de mosquitos.

La infección por el virus zika tiene por causa la picadura de mosquitos infectados del género Aedes, el mismo que transmite el dengue y la chikunguña, y puede generar fiebre leve, sarpullidos, conjuntivitis y dolores musculares.

Por el momento no existen ni vacunas para prevenir el contagio ni medicinas específicas para tratar la enfermedad, que en cuatro de cinco casos no presenta síntomas.

El Ministerio de Salud de Brasil dijo esta semana que el número de casos de microcefalia que investiga actualmente asciende a 3.530. Los casos fueron registrados desde el inicio de la investigación, el 22 de octubre, hasta el 9 de enero. El total registrado de bebés nacidos con microcefalia en 2014 en el país no llegó a 150.

Conexión entre zika y microcefalia

"Brasil fue el país del continente que primero tuvo una epidemia de zika. Pero puede ser razonable asumir que lo peor ya ha pasado, mientras que en otros países puede estar comenzando", dijo el director de la división de enfermedades transmitidas por vectores de los CDC, Lyle Petersen, en entrevista a BBC Brasil, concedida un día antes de la actualización de la alerta.

Image copyright AP
Image caption Elison, de dos meses, en brazos de su hermano José Wesley, de 10 años, en su casa de Poco Fundo, otra localidad afectada en el estado de Pernambuco.

La agencia estadounidense también señaló que el virus zika fue hallado en muestras provistas por las autoridades brasileñas tomadas de dos embarazos que terminaron en abortos y de dos bebés con microcefalia muertos poco después del parto.

Las pruebas confirmaron la presencia del virus tanto en el tejido cerebral de los bebés como en las placentas de las mujeres que tuvieron abortos espontáneos de fetos con microcefalia.

Petersen dijo a BBC Brasil que el CDC estaría próximo a comprobar la conexión entre el virus y la microcefalia. "Yo diría que la posibilidad de que la microcefalia no sea causada por el zika es extremadamente pequeña", señaló el científico.

Se considera microcefalia un perímetro encefálico (medida del contorno de la cabeza del bebé en su parte mayor) igual o menor de 33 cm. Lo normal para un bebé es entre 34 y 37 cm, dependiendo de en qué semana de gestación nace, según explico a BBC Brasil la doctora María Angela Rocha, del Hospital Oswaldo Cruz en la ciudad de Recife, en el noreste de Brasil.

Teorías descartadas

Para Petersen, los datos reunidos hasta ahora dejan poco espacio para teorías que aún circulan en redes sociales brasileñas, sugiriendo que los defectos se deberían a vacunas suministradas a embarazadas o a productos químicos usados en la agricultura.

Image copyright AP
Image caption Santa Cruz de Capibaribe, localidad de Pernambuco, donde se registraron varios casos de microcefalia. En este poblado vive Luiza, la hija de Angélica Pereira.

"Creo que eso es muy poco probable por varias razones. En primer lugar, tenemos años de experiencia y hemos tomado muestras de millones de personas. Nunca se vio algo así en relación a una vacuna", dijo Petersen.

"En segundo lugar, dado que el aumento de casos de microcefalia también ocurrió en la Polinesia Francesa luego de una epidemia de zika, la idea que de algún agroquímico tóxico local pueda haber causado el problema no tiene mucho sentido. Tendría que haberse tratado de un producto químico presente en ambos países y que haya actuado de la misma manera durante el período de epidemia de zika".

"Además de eso, cuando se examinan las imágenes de los cerebros de los bebés, se ve que tienen semejanzas con las de casos de infecciones como la rubeola. Por eso, parece tratarse de malformaciones causadas por infección".

Aún así, Petersen señala que serán necesarios más estudios para establecer definitivamente la relación entre el virus y la microcefalia en bebés.

Image copyright AP
Image caption El mosquito Aedes aegypti es el principal vector que transmite el virus zika.

"Aún no podemos hablar con un 100% de certeza, pero estamos llegando a ese punto. El Ministerio de Salud de Brasil está en el camino correcto, pero queremos ver aún otras evidencias como las que ya examinamos. Estos son sólo algunos casos entre los más de 3.500 bebés que se cree tendrían microcefalia en el país", dijo a BBC Brasil el investigador estadounidense.

Los CDC van a colaborar con investigadores de Brasil en nuevos estudios para determinar el riesgo de que mujeres que tuvieron zika durante el embarazo den a luz bebés con microcefalia.

Petersen explicó que "esos estudios podrán responder a preguntas como, ¿cuán grande es la probabilidad de que un bebé tenga microcefalia si la madre tuvo zika?, ¿es seguro que eso ocurrirá o se trata de una probabilidad de uno en 100?"

Contenido relacionado