La BBC revela investigación sobre arreglo de partidos con jugadores de tenis de élite

  • 18 enero 2016
Estadio de Wimbledon Image copyright Getty
Image caption La Asociación Europea de Seguridad Deportiva alertó sobre más de 50 partidos sospechosos de haber sido arreglados en 2015.

La BBC y BuzzFeed News tuvieron acceso a una investigación que contiene evidencias sobre supuestos arreglos de partidos en los torneos más importantes del mundo del tenis, incluyendo el Abierto de Wimbledon.

Durante la última década 16 jugadores que han estado entre los 50 mejores del mundo han sido señalados de forma frecuente ante la Unidad de Integridad del Tenis (UIT) por sospechas de que habían participado en juegos arreglados.

Para mí es algo antideportivo, un crimen en el deporte

Novak Djokovic

A todos los jugadores, incluyendo ganadores de títulos de Grand Slam, se les permitió seguir compitiendo.

La UIT, un órgano anticorrupción creado en 2008 por las principales organizaciones del tenis mundial, dice tener una política de tolerancia cero hacia estas prácticas.

Los documentos obtenidos por la BBC y BuzzFeed News incluyen los hallazgos de una investigación realizada en 2007 por la Asociación de Tenis Profesional, ATP.

Image copyright Getty
Image caption Chris Kermode, presidente de la ATP, cree que el arreglo de partidos ocurre a un nivel "increíblemente pequeño".

Su misión fue verificar actividades de apuestas sospechosas tras un juego entre Nikolay Davydenko y Martin Vassallo Arguello. Se estableció que ninguno de ellos había roto ninguna norma, pero la investigación se transformó en una indagación mucho más amplia sobre una red de apostadores vinculados a jugadores de primer nivel.

Chris Kermode, presidente de la ATP, le dijo a la BBC que él está consciente de que hay arreglo de partidos en el mundo del tenis pero asegura que ocurre en un nivel "increíblemente pequeño".

Práctica extendida

Los documentos muestran que la investigación encontró circuitos de apostadores en Rusia, el norte de Italia y Sicilia que ganaban centenares de miles de dólares apostando en partidos que los investigadores creen que estaban amañados. Tres de estos se jugaron en Wimbledon.

Image copyright Getty
Image caption Un informe en 2008 recomendaba investigar a 28 jugadores involucrados en partidos sospechosos.

En un informe confidencial para las autoridades del tenis en 2008, los investigadores dijeron que 28 jugadores involucrados en estos partidos debían ser investigados, pero los hallazgos nunca tuvieron seguimiento.

En 2009 se aprobó un nuevo código anti-corrupción pero, luego de consultas legales, se dijo que las faltas previas al mismo no podrían ser perseguidas.

"En consecuencia no se abrió ninguna investigación sobre los jugadores que fueron mencionados en el informe de 2008", dijo un portavoz de la UIT.

En los años siguientes, la UIT recibió reiteradas alertas sobre un tercio de estos jugadores, pero ninguno recibió medidas disciplinarias.

Un grupo de informantes del mundo del tenis, que solicitaron permanecer en el anonimato, decidieron hacer llegar los documentos a la BBC y a BuzzFeed News.

Novak Djokovic y Serena Williams

Los actuales números uno del mundo, Novak Dojokovic y Serena Williams, reaccionaron a la noticia tras ganar sus respectivos partidos de primera ronda del Abierto de Australia, el primer Grand Slam del año.

El tenista serbio dijo haber leído la información, pero alertó que los jugadores mencionados ya no están activos y que hablan de partidos que pasaron hace más de 10 años.

Image copyright Getty
Image caption Djokovic recordó que una vez lo intentaron contactar para ofrecerle dinero para que perdiera un partido.

"No creo que haya una sombra que se está posando sobre nuestro deporte. Todo lo contrario, la gente está hablando de nombres, adivinando quienes son esos jugadores", agregó.

"Pero no hay pruebas o evidencias de algún jugador en activo. En tanto sea así, sólo son especulaciones".

Djokovic reconoció que en los comienzos de su carrera alguien intentó contactarse con él para ofrecerle US$200.000 para que perdiera un partido, pero que en ningún momento la oferta se hizo efectiva.

"No se acercaron a mí, sino a personas de mi entorno", contó. "Por supuesto que lo rechazamos de inmediato y nunca hablaron conmigo".

"Desafortunadamente en esa época había rumores, se hablaba y había gente merodeando. Pero en los últimos seis, sietes años no he escuchado nada parecido".

"Tal vez alguien pueda creer que es una oportunidad, pero para mí es algo antideportivo, un crimen en el deporte".

Image copyright Getty
Image caption Serea Williams asegura que no sabe nada sobre el posible arreglo de partidos y que no entiende como alguien puede jugar para perder.

Serena Williams, por su parte, dijo no entender cómo alguien puede jugar para perder.

"Como atleta hago todo lo que puedo no sólo para ser una grande, sino histórica", contó.

"Si eso está pasando, yo no sé nada. A veces estoy en una especie de burbuja".

Fuerte evidencia

Contactamos a Mark Phillips, uno de los participantes en la investigación de 2007, quien le dijo a la BBC que ellos hallaron una actividad reiterada de apuestas sospechosas en torno a un grupo preciso.

Image caption El investigador Mark Philips cree que la información recopilada en 2008 era fuerte y permitía actuar para arrancar el problema de raíz.

"Había un grupo central de unos 10 jugadores que pensamos que eran los perpetradores más constantes, que estaban en la raíz del problema", dijo.

Phillips nunca había hablado públicamente acerca del material que recolectó y que considera tan poderoso como cualquiera que él haya visto durante los últimos 20 años como investigador de apuestas.

"La evidencia era realmente fuerte. Parecía haber una muy buena oportunidad para arrancar el problema de raíz y contar con fuerte disuasivo que permitiera arrancar todas las manzanas podridas", afirmó.

Image copyright AFP
Image caption La UIT sí tiene el poder para requerir toda esta evidencia de cualquier jugador de tenis profesional.

La BBC y BuzzFeed también recibieron los nombres de jugadores aún activos sobre los cuales la UIT ha sido repetidamente alertada por organizaciones de apuestas, unidades de anticorrupción deportiva y por apostadores profesionales.

Muchos de esos jugadores han estado bajo el radar de las autoridades del tenis por su participación de partidos sospechosos desde el año 2003.

La BBC y BuzzFeed decidieron no dar los nombres de estos jugadores porque sin acceso a sus registros telefónicos, bancarios e informáticos no es posible determinar si pueden haber estado participando personalmente en el amaño de partidos.

Sin embargo, la UIT sí tiene el poder para requerir toda esta evidencia de cualquier jugador de tenis profesional.

Image copyright Getty
Image caption Ocho de los jugadores señalados en la investigación participarán en el Abierto de Australia que comienza el 18 de enero.

La Asociación Europea de Seguridad Deportiva, que hace seguimiento a las apuestas para los principales corredores de apuestas, envió alertas a la UIT sobre más de 50 juegos sospechosos en 2015.

Esa organización declaró que el tenis atrae más actividad de apuestas sospechosas que otros deportes.

Nigel Willerton, director de la UIT, dijo que aunque acoge el apoyo de la industria de apuestas, "no es tarea de las empresas de apuestas hacer juicios sobre actividades corruptas".

"Toda la información creíble recibida por la UIT es analizada, valorada e investigada por experimentados exinvestigadores policiales", añadió.

El problema de las apuestas sospechosas y del arreglo de partidos no va a desaparecer. Ocho de los jugadores repetidamente señalados a la UIT durante la última década participarán en el Abierto de Australia que comienza este lunes 18 de enero.

Contenido relacionado