Útiles inútiles: los inverosímiles pedidos de los colegios en Colombia

  • 20 enero 2016
Trapero
Image caption A muchos alumnos en Colombia les piden llevar a clase instrumentos de limpieza.

A fin de año un colegio en Colombia pidió a sus alumnos que pagaran 15.000 pesos (US$4,50) por el uso de los pupitres; en otro solicitaron a cada niño que llevara un desodorante en crema; mientras un profesor exigía que los padres compraran un libro específico que él escribió, y además edita e imprime.

Estas son algunas de las 350 denuncias que llegaron en la última semana al Ministerio de Educación colombiano, luego de que la cartera lanzara una campaña contra pedidos de útiles y cobro de cargos sin sentido en colegios privados, según informaron desde la entidad a BBC Mundo.

Image copyright Ministerio de Educacion de Colombia
Image caption La ministra de Educación Gina Parody lanzó la campaña contra los útiles inútiles hace una semana.

Al anunciar la iniciativa, la ministra de Educación Gina Parody dio otros ejemplos de pedidos de materiales que no son admisibles y que han ocurrido: bolsas de basura, detergente, resmas de papel, medicamentos y pelucas.

Los colegios que soliciten ese tipo de materiales podrían ahora hacer frente a sanciones de entre 32 y 128 millones de pesos (US$9.700 a US$39.000) y los reincidentes podrían enfrentarse al proceso de cierre de sus instituciones.

Resmas de papel a menores de 3 años

No sólo el Ministerio de Educación ha decidido poner coto a los pedidos desmedidos.

La Defensoría del Pueblo lanzó su propia campaña, por la que ha recibido en poco más de diez días 34 quejas.

Image copyright AFP
Image caption También hay restricciones respecto a los libros que pueden pedir los colegios a sus alumnos.

Un caso que cita el organismo es el de una institución educativa que pidió resmas de papel, libros y cuadernos en cantidades excesivas a niños menores de 3 años.

Aunque no hay una lista específica de qué útiles se pueden pedir y cuáles no, si hay ciertas reglas.

Lo que no se puede pedir

El Ministerio de Educación colombiano señala que no se puede obligar a comprar un elemento o libro en un lugar específico, excepto cuando no estén disponibles en el mercado.

Tampoco pueden exigir que los libros sean nuevos. Cada manual tiene que poder usarse durante tres años seguidos, pudiendo pasar de manos entre hermanos o compañeros de escuela.

Image copyright AFP
Image caption Los colegios no pueden prohibir a un niño asistir a clases si por motivos económicos no tiene el uniforme.

Hay ciertos colegios, según le explicaron desde el Ministerio a BBC Mundo, que piden a sus alumnos un libro digital que vale entre 700.000 y 750.000 pesos (US$210-230) y sólo se puede usar un año.

El organismo también señaló que no se puede solicitar a los padres que compren más que un uniforme de uso diario y uno de educación física y que si un estudiante, por razones económicas, no puede comprar esas prendas, no se le puede prohibir asistir a la escuela.

El tema ha cobrado especial relevancia, porque en estos días están comenzando las clases en los colegios de Colombia, tras el receso de fin de año.