¿Por qué demolieron la casa rosada de Pablo Escobar en Miami Beach?

  • 20 enero 2016
La antigua casa de Pablo Escobar siendo derribada Image copyright EPA
Image caption La propiedad fue construida en 1948 sobre un terreno de 3.000 metros cuadrados.

Christian Berdouare y su esposa, Jennifer Valoppi, no dudaron en pagar casi US$10 millones por una mansión en Miami Beach (Florida, EE.UU.) que perteneció al narcotraficante colombiano Pablo Escobar, líder del cartel de Medellín.

La pareja incluso contrató a un equipo de filmación que los está siguiendo en la realización de un documental sobre los "misterios" que esconde la mansión.

Y el pasado 20 de enero decidieron reducirla a escombros.

Berdouare es dueño de una cadena de restaurantes en la ciudad de Miami y Jennifer Valoppi es una reportera estadounidense, expresentadora del canal de televisión NBC y ganadora de varios premios Emmy por investigaciones periodísticas.

Image copyright Getty
Image caption Durante la década de los 70 y 80, Escobar adquirió varias propiedades en el Sur de la Florida para lavar dinero, según la Agencia Antidrogas de EE.UU.

La pareja llamó a la policía el pasado viernes ya que cuando comenzaron a demoler la casa descubrieron que una caja fuerte había sido robada.

Uno de los empleados del equipo de demolición dijo haberla visto días antes escondida detrás de una escalera.

A raíz del incidente, la pareja comenzó a sospechar de la presencia de otros elementos que quizá pudiesen pertenecer a su antiguo y controversial dueño, el narco más famoso de Colombia, quien murió en 1993 en una operación conjunta de la policía y el ejército colombiano.

"Contratamos a un equipo de especialistas con detectores de metales y encontraron en la habitación de invitados lo que parecía ser un paquete de cocaína", le dijo Berdouare a BBC Mundo.

La policía finalmente descartó que la sustancia desconocida fuese un narcótico, pero el simple hallazgo impulsó a los nuevos dueños a buscar qué más puede haber en la casa del narcotraficante, uno de los diez hombres más ricos del mundo en 1989, según la revista Forbes.

Se dice que Escobar llegó a controlar hasta el 80% de la cocaína que entraba a EE.UU. durante las décadas de los 70 y 80.

Su organización criminal, el cartel de Medellín, inició negocios en EE.UU. tras asociarse con Griselda Blanco, a la que se atribuye el establecimiento de las primeras rutas de narcotráfico a través de Miami.

"Si llegáramos a encontrar dinero, es nuestro según las leyes del estado. Y si sacamos droga u otro elemento ilegal, debemos reportarlo a las autoridades", indicó Berdouare.

El fin último del matrimonio, según Valoppi, es construir una mansión más moderna sobre la discreta casa rosada del capo en una de las zonas más caras de Miami.

¿Cómo es posible comprar la casa de Pablo Escobar?

Image copyright AFP
Image caption Christian Berdouare compró la casa en 2014.

La casa rosada que perteneció a Pablo Escobar está ubicada en un exclusivo vecindario de Miami Beach, donde solo los que tienen varios millones de dólares pueden vivir.

Escobar la compró por US$762.500 en 1980.

"Estos delincuentes al principio no temían poner las propiedades a su nombre porque las autoridades no tenían los recursos para rastrearlas", le dijo a BBC Mundo Mark Schnapp, exjefe de la División Criminal de la Oficina del Fiscal Federal para el Sur de Florida durante la década de los 80.

Sin embargo, las autoridades estadounidenses ya habían fichado a Escobar como uno de los delincuentes más buscados.

Por eso, firmaron con Colombia un tratado de extradición en 1979 para enjuiciar a Escobar por cargos de tráfico de drogas en territorio estadounidense.

Image copyright Google Maps
Image caption El terreno tiene una privilegiada salida al mar desde la zona de North Bay, en Miami Beach.

A partir de 1986, indica Schnapp, instituciones como la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), el condado de Miami Dade y la Patrulla Fronteriza unieron esfuerzos para incautar dichas "narco mansiones".

El cartel de Medellín, según un artículo de la revista Semana que data de 1988, era dueño de un número de propiedades valoradas en alrededor de US$500 millones en el sur de Florida.

La casa de cuatro habitaciones, seis baños y una estratégica salida al mar fue una de las incautaciones de la DEA en 1987, como parte de una arremetida contra Pablo Escobar.

No se sabe qué tipo de actividades se desarrollaron en la casa de Escobar, ni hay archivos fotográficos de que el narco haya estado ahí.

Los dueños nuevos, sin embargo, quieren creer que sí.

Contenido relacionado