Brasil: autoridades sospechan que casi 4.000 bebés podrían sufrir microcefalia por el virus zika

  • 21 enero 2016
Padre sostiene en brazos a bebé con microcefalia Image copyright AP
Image caption El zika puede afectar a cualquiera, aunque la incidencia en mujeres embarazadas durante los primeros meses de gestación se ha vinculado con casos de microcefalia en los bebés.

Las autoridades sanitarias brasileñas creen que la cifra de recién nacidos afectados con malformaciones a causa del virus del zika puede ser mayor de lo que pensaban.

El Ministerio de Salud de Brasil indicó este miércoles que ha registrado un total de 3.893 casos sospechosos de microcefalia desde que comenzaron a investigar en octubre pasado.

Image copyright AP
Image caption El virus se transmite a través de la picadura del mosquito Aedes Aegypti, causante de otras enfermedades, como el dengue o la chikungunya.

La microcefalia es una alteración que afecta al tamaño de la cabeza y al crecimiento del bebé, que puede sufrir infecciones y trastornos genéticos.

De entre esos casos, por el momento confirmaron la presencia de la malformación en 224 casos, aunque continúan con sus investigaciones.

En comparación, según informa la agencia de noticias AP, en todo 2014 en Brasil se dieron menos de 150 casos de microcefalia.

El virus del zika se transmite a través de la picadura del mosquito Aedes Aegypti, causante de otras enfermedades, como el dengue o la chikungunya.

Los casos de los bebés brasileños con posible microcefalia han sido reportados en 764 ciudades concentradas especialmente en el noreste, la zona más pobre del país.

El estado de Pernambuco es el más afectado, con el 33% de los casos (1.306), seguido por los estados de Paraiba (665) y Bahía (496).

Brote en América Latina

El actual brote de zika, un virus originario de África y Asia, se ha extendido también a otros países de América Latina y se han detectado tres casos EE.UU., dos en Miami y uno en Hawái, en personas que viajaron recientemente a la región.

Image copyright Reuters
Image caption La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advierte de que el zika puede extenderse por toda América Latina y pide a los países un esfuerzo para controlar el mosquito.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió recientemente una alerta epidemiológica por la posible relación del virus con la microcefalia en recién nacidos y otras enfermedades.

La OMS pidió a los países que tomen medidas para detectar los casos del virus y estén preparados para atender a los afectados, así como que elaboren estrategias de control del mosquito.

El Instituto Carlos Chagas de Brasil divulgó este miércoles un estudio en el que confirma que el zika consigue atravesar la placenta de las gestantes, lo que pone en riesgo al feto.

Varios países, como Colombia y Jamaica han recomendado a las mujeres que pospongan por el momento quedarse embarazadas como medida de precaución.

Mientras, EE.UU. ha pedido a las mujeres embarazadas que eviten viajar a 14 de los 20 países de América Latina y el Caribe en los que se han dado casos de transmisión del virus.

Los síntomas del zika -que suelen durar entre cuatro y siete días- pueden confundirse con los del dengue.

Suele causar fiebre, dolor muscular, debilidad, conjuntivitis y, con menos frecuencia, vómitos y diarrea, por lo que se recomienda ingerir líquido en abundancia.

Image copyright AFP
Image caption Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan a las mujeres embarazadas que eviten viajar a las naciones donde hay zika.

Contenido relacionado