Las acusaciones de corrupción de EE.UU. a Vladimir Putin

  • 26 enero 2016
Presidente de Rusia, Vladimir Putin Image copyright Getty
Image caption Un informe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) estimó la fortuna de Putin en US$40.000 millones.

Por primera vez, un funcionario del gobierno de Estados Unidos se refirió al presidente ruso Vladimir Putin como "corrupto".

La afirmación fue hecha por el subsecretario del Departamento del Tesoro, Adam Szubin, en una entrevista con el programa de la BBC Panorama.

En tiempos recientes, Washington impuso sanciones a colaboradores del presidente Putin, pero esta es la primera vez que acusa directamente al mandatario de corrupción.

Un portavoz del gobierno ruso dijo que estas acusaciones de la Casa Blanca no merecían respuesta al tratarse de "pura ficción".

EE.UU. no ha sido el único país occidental desde el que en los últimos días se ha cuestionado la figura de Putin.

Image caption El subsecretario del Tesoro de Estados Unidos calificó de "corrupto" al presidente ruso Vladimir Putin.

La semana pasada, una investigación pública en Reino Unido señaló que el mandatario ruso "posiblemente" aprobó el asesinato por envenenamiento del exespía Alexander Litvinenko.

Litvinenko, un exagente del Servicio de Seguridad Federal Ruso (FSB, por sus siglas en ruso) y feroz crítico de Putin, fue envenenado con polonio radiactivo en 2006.

Riquezas secretas

En entrevista con la BBC, el subsecretario del Tesoro de EE.UU. indicó que el gobierno de su país ha sabido de las prácticas corruptas del mandatario ruso durante "muchos, muchos años".

Adam Szubin no comentó sobre un informe secreto de 2007 realizado por la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) que estimó el patrimonio del presidente ruso en US$40.000 millones, aunque sí dijo que el mandatario ha estado amasando una fortuna secreta.

Image copyright EPA
Image caption En 2008 Putin calificó como "basura" las afirmaciones que lo situaban como uno de los hombres más ricos del mundo.
"Su salario es de unos US$110.000 al año. Esta cifra no se corresponde con su patrimonio, y es sabido que tiene mucha práctica en enmascarar su verdadera fortuna".

En 2008, Putin calificó de "basura" las afirmaciones que lo situaban como uno de los hombres más ricos del mundo.

Image copyright Getty
Image caption El Kremlin ha tildado las acusaciones de corrupción de Estados Unidos de "pura ficción".

"Lo hemos visto enriquecer a sus amigos y aliados, mientras marginaliza a aquellos a quienes no ve como amigos, con uso de fondos públicos. Para mí, eso es corrupción", advirtió Adam Szubin en su entrevista con la BBC.

El gobierno estadounidense impuso sanciones contra varios miembros del Kremlin en 2014 y afirmó que Putin tenía inversiones secretas en el sector energético. Sin embargo, no lo acusaron directamente de corrupción en aquel momento.

Las sanciones, que luego se expandieron para incluir a más personas y organizaciones, coincidieron con unas medidas similares de la Unión Europea hacia Rusia.

El detonante fue la adhesión de la península de Crimea a Rusia, luego de una confrontación con Ucrania.

Paraíso fiscal

La BBC habló con antiguos allegados al presidente ruso, que aseguran conocer detalles del patrimonio personal del mandatario.

Dimitri Skarga, quien solía dirigir la compañía de envíos Sovcomflot, aseguró que fue el supervisor del traslado de un yate valorado en US$35 millones que el dueño del club de fútbol inglés Chelsea, Roman Abramovich, supuestamente le regaló al presidente ruso.

Image copyright Getty
Image caption El dueño del club de fútbol inglés Chelsea, Roman Abramovich, supuestamente le regaló al presidente ruso un yate.
"Es un hecho que Abramovich le transfirió ese barco a Putin por medio de un tercero", aseguró Skarga.

"Estuve a bordo de ese yate a finales de mayo de 2002, en Ámsterdam. Allí conocí a un representante de Abramovich, quien me confirmó que el empresario era dueño del barco".

Skarga dice que la embarcación, llamada "Olympia", se le entregó al presidente Putin por medio de una compañía localizada en un paraíso fiscal.

Afirma que, además, él mismo realizó los reportes de gastos de mantenimiento del yate.

"Todos los gastos del yate se pagaban con el presupuesto del Estado".

Skarga señala que se mantuvo en secreto la existencia del yate porque era un bien personal del presidente Putin, y no del Estado.

La BBC le preguntó a Abramovich por el yate. Sus abogados calificaron las afirmaciones de Dimitri Skarga como "especulaciones y rumores".

El presidente Putin no quiso ser entrevistado por el programa de la BBC Panorama.

Contenido relacionado