4 preguntas para entender el caso de corrupción que persigue a Michelle Bachelet en Chile

  • 29 enero 2016
Natalia Compagnon frente a la corte de Rancagua Image copyright Getty
Image caption Compagnon es la pareja del hijo mayor de Bachelet.

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, enfrenta un año difícil tras la imputación formal este viernes de su nuera, Natalia Compagnon, junto a otras 12 personas, por corrupción tras una investigación de un año.

El juez del Tribunal de Garantía de la localidad de Rancagua dictó además que Compagnon no podrá abandonar el país mientras dure el juicio y deberá acudir una vez al mes a una comisaría de policía para registrar su firma.

Bachelet, con su popularidad bajo mínimos, canceló una visita que tenía programada al sur de Chile y se quedará en Santiago.

BBC Mundo le ofrece las claves del juicio y las consecuencias políticas que podría tener.

¿Quiénes son los acusados?

Natalia Compagnon, politóloga de 32 años, está casada con el primogénito de la presidenta Bachelet y es madre de sus dos nietos.

Compagnon es la principal acusada en un proceso que se espera que dure varios meses. Ella es propietaria del 50% de la firma Exportadora y de Gestión Caval Limitada que está en el corazón de la trama.

Image copyright Reuters
Image caption Compagnon está acusada de cobrar facturas por valor de US$400.000 por trabajos que no se realizaron.

Otros acusados incluyen a su socio en la empresa, Mauricio Valero, y al síndico de quiebras Herman Cadwick, junto a otras 10 personas.

El hijo de Bachelet y marido de Compagnon, Sebastián, no se encuentra entre los acusados.

Sin embargo, el caso le salpicó directamente. Hace un año, tuvo que renunciar a su cargo de director cultural del gobierno tras revelarse que participó en una reunión clave para conseguir un crédito de unos US$10 millones para la compra y venta de unos terrenos en Machalí, cerca de la ciudad de Rancagua, justo después de que su madre ganara las elecciones.

¿De qué se les acusa?

El Servicio de Impuesto Internos (SII) acusa a Compagnon y a su socio de "declaraciones de impuestos maliciosamente falsas" desde la firma Caval.

En total, están señalados de haber cobrado 13 facturas por unos US$400.000 por trabajos que no se realizaron, suponiendo un perjuicio fiscal de unos US$160.000.

Los demás –incluyendo el síndico de quiebras– están acusados de formar parte de una trama para sobornar a funcionarios de la municipalidad de Machalí. El propósito habría sido recalificar los terrenos que acabó comprando la firma Caval con el crédito del banco, de uso rural a urbanizable, pertenecientes a un agricultor arruinado.

¿Cómo está afectando a Bachelet este caso?

La popularidad de la presidenta se derrumbó justamente hace un año cuando salieron a la luz los negocios de especulación inmobiliaria de su hijo, Sebastián Dávalos, quien era entonces gerente de proyectos de Caval, y su nuera, Natalia Compagnon.

Image copyright Getty
Image caption La presidenta Bachelet teme verse salpicada aún más por el caso de corrupción de su nuera.

La mandataria cerró el 2015 con una caída de 20 puntos, bajando hasta el 24% en aprobación el pasado diciembre, según una encuesta publicada por la consultora Adimark.

Los negocios millonarios de Caval contradicen el mensaje del gobierno de Bachelet: la importancia de la austeridad y la lucha contra la desigualdad. La oposición no ha dejado pasar esta oportunidad, ensañándose con ella especialmente a través de las redes sociales, generando un ambiente tóxico en la política chilena.

La trama Caval ha supuesto la puntilla al ejecutivo de Bachelet, afectado sobre todo por una economía en capa caída y varios escándalos de corrupción involucrando a políticos de todos los colores, dejando a muchos chilenos furiosos con su gobierno y los políticos en general.

Todo ello a pesar que el gobierno intentó marcar distancia del caso desde el principio. Bachelet llegó a declarar que se había enterado del caso por los medios, mientras que el ministro del Interior, Jorge Burgos, declaró en la víspera del proceso que: "Nos interesa que funcione el estado de derecho y en Chile no hay privilegios para nadie. Frente al derecho todos somos iguales y eso le interesa al gobierno y a la presidenta Bachelet".

¿Y ahora qué?

Es complicado saber qué va a pasar a partir de ahora. Lo único cierto es que todo esto supone una nube negra sobre la cabeza de Bachelet, quien parece debilitada políticamente por este caso.

La mandataria deseaba hace poco que el 2016 supusiera un nuevo inicio, pero la imputación de su nuera viene a indicar todo lo contrario.

Cómo evolucione el caso Caval podría, en todo caso, tener repercusiones políticas enormes.

Después de todo, el próximo octubre se celebrarán las elecciones municipales, lo que supone un test crucial con vistas a los comicios parlamentarios y presidenciales del próximo año.

Contenido relacionado