¿Qué es la tasa de interés negativa y por qué Japón tomó la decisión de imponerla por primera vez en su historia?

  • 29 enero 2016
Yen Image copyright AFP
Image caption El yen se desplomó tras el anuncio del Banco Central Japonés.

En una medida sorpresiva, el Banco Central de Japón (BOJ) introdujo una tasa de interés negativa.

El tasa referencial de -0,1% significa que el banco central cobrará a los bancos comerciales por algunas de las reservas depositadas en la institución.

La medida está diseñada para alentar a los bancos a que usen dichas reservas para dar préstamos a empresarios, en un esfuerzo por reactivar la economía japonesa y vencer la deflación.

Los cobros no se aplicarán directamente a las cuentas corrientes de los clientes bancarios.

La eurozona tiene tasas de interés negativas, pero ésta es la primera vez que se aplica en Japón, la tercera economía más grande del mundo.

Desde hace más de 10 años se había estado considerando la medida en el país asiático en su larga batalla contra la deflación, que es vista como la raíz de dos décadas de malestar económico.

La decisión surgió después de una reñida votación de 5 a 4 en la primera reunión del año del BOJ el viernes.

"El BOJ recortará las tasas de interés aún más en territorio negativo si considera que sea necesario", dijo el banco central en un comunicado anunciando la decisión.

Image copyright AFP
Image caption Japón lleva años inmerso en una batalla contra la deflación.

Agregó que la reducción continuará hasta cuando sea necesario para lograr la meta de inflación de 2%.

Pero algunos analistas dudan de cuán efectiva será esta reducción.

______________________________________________________________________

¿Por qué Japón tomó esta decisión?

  • Japón está actualmente enfrentando una deflación, (una baja generalizada y prolongada del nivel de precios de bienes y servicios). Esto ha desalentado a los consumidores a gastar su dinero asumiendo que los precios tienden a caer. Y en lugar de invertirlo o gastarlo, lo mantienen en el banco.
  • El cobro de un porcentaje por mantener el dinero en el banco central podría alentar a los bancos comerciales a ofrecer préstamos. Y esto podría alentar tanto el gasto doméstico como la inversión empresarial.
  • La medida también está diseñada para impulsar la inflación, que es otro incentivo para que los consumidores gasten en lugar de ahorrar.

_______________________________________________________________________

En una conferencia de prensa, el gobernador del BOJ, Haruhiko Kuroda, indicó que la desaceleración de la economía global es el principal motivo para tomar la decisión.

"La economía de Japón continúa recuperándose moderadamente y la tendencia de los precios subyacente está en constante aumento", dijo.

"Pero hay un riesgo de que las recientes caídas adicionales en los precios del petróleo, la incertidumbre sobre las economías emergentes, incluyendo China, y la inestabilidad del mercado mundial podrían perjudicar la confianza de las empresas y retrasar la erradicación de la mentalidad deflacionaria en el público", explicó Kuroda.

Horas antes del anuncio, nuevos datos económicos mostraron una vez más los temores por el crecimiento económico.

Image caption Japón está temeroso por la inestabilidad del mercado mundial y los precios del petróleo.

Las ventas minoristas cayeron un 1,1% en diciembre respecto al año previo, en su segundo mes consecutivo de bajas, lo cual es un descenso mayor que el esperado en promedio por el mercado de 0,1%, según datos del Ministerio de Comercio.

Las bolsas de valores de Asia subieron y el yen se desplomó como reacción al anuncio.

Las acciones de los bancos japoneses también perdieron valor tras la noticia, debido a los temores de que los prestamistas vean sus ganancias aún más reducidas.

"Bazuca Kuroda"

Como explica Mariko Oi, corresponsal de la BBC, la decisión de implementar una tasa de interés negativa ha sido bautizada la "bazuca Kuroda", en honor al gobernador del Banco Central.

Haruhiko Kuroda es conocido por sus medidas sorpresivas que suelen sacudir a los inversores.

"Hace sólo unas semanas, Kuroda dijo al comité presupuestario del Parlamento que no introduciría más estímulos en la economía", explica la corresponsal.

"De manera que el anuncio del viernes provocó una fuerte subida en el mercado de valores mientras que el yen se desplomó frente a otras divisas importantes".

Último recurso

Image caption La medida fue bautizada "bazuca Kuroda" en honor al gobernador del Banco Central.

Hay dudas, sin embargo, sobre si la nueva política funcionará.

"Las tasas de interés negativas es uno de los últimos instrumentos en la caja de herramientas del BOJ", le dijo a la BBC Martin Schulz del Instituto Fujitsu en Tokio.

"Pero es poco probable que tengan un impacto fuerte".

Schulz advierte que en la eurozona las tasas de interés negativas están siendo utilizadas para combatir una crisis financiera, mientras que Japón está inmerso en un prolongado ambiente de lento crecimiento.

"Si en Japón el crédito no se ha expandido no es debido a que los bancos no están dispuestos a prestar sino debido a que las empresas no ven una perspectiva de inversión para pedir prestado. Incluso con tasas de interés negativas, la situación no cambiará", asegura el analista.

"Las empresas no necesitan dinero. Necesitan oportunidades de inversión. Y eso solo puede lograrse con reformas estructurales, no con políticas monetarias", agrega.

Image copyright Reuters
Image caption La medida provocó una fuerte subida en los mercados asiáticos.

La decisión se tomó además del programa masivo de compra de activos del BOJ, que en los últimos años no ha logrado impulsar el crecimiento.

Bill Blain, de la firma Mint Partners, señala que las medidas de las autoridades monetarias de tener dinero cada vez más barato, desde la crisis financiera que comenzó en 2008, ha distorsionado los mercados globales y los inversores están inquietos.

"Los inversores están preocupados porque en el único lugar en el que estamos viendo alguna inflación ha sido en los activos financieros, cosas como acciones, propiedad y bonos".

"Y como resultado todos están súbitamente preocupados de estar sentados sobre una pesadilla", afirma el experto.

Contenido relacionado