¿Qué son las "piscinas oscuras", los mercados paralelos vedados al inversor común?

  • 1 febrero 2016
Credit Suisse Image copyright Reuters
Image caption Credit Suisse y Barclays tendrán que pagar una multa millonaria de $154,3 millones por manipular sus "dark pool".

¿Te imaginas un inmenso mercado paralelo de bonos y acciones no regulado al cual no tengas acceso por ser inversor privado?

Estos mercados –llamados "dark pool" o "piscina oscura"- no sólo existen en la práctica, sino que representan hasta el 40% de toda la compra venta de acciones en Estados Unidos, según los expertos.

Éstos han salido de nuevo a la luz este lunes después de que Barclays y Credit Suisse aceptaran pagar una multa récord de US$154,3 millones por haber engañado a sus clientes que operaban en ellos, tras un acuerdo con el SEC, el regulador de mercados estadounidense, y la Fiscalía de Nueva York.

Mercados paralelos

Con el tiempo, las "piscinas oscuras" se han convertido en verdaderos mercados alternativos, sobre todo para inversores, instituciones y fondos de inversión que no quieren hacer públicas sus posiciones.

Image copyright Getty
Image caption El fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, dijo que este acuerdo suponía un hito en la lucha contra el fraude financiero.

En teoría esto es bueno. Si eres, por ejemplo, un fondo de inversiones y compras 10 millones de acciones de una compañía, esto provocará que el precio suba.

Así que si ejecutas una compra venta de acciones o bonos no provocarás cambios de precio en el mercado, ya que las transacciones en las "piscinas oscuras" sólo se dan a conocer una vez han sido completadas. Además, tienes la ventaja de que el coste de transacciones en mucho menor que en los mercados tradicionales.

En el pasado, los grandes inversores solían procesar una gran transacción dividiendo la orden en transacciones más pequeñas.

Pero estos movimientos pronto fueron detectados por "operadores depredadores de alta frecuencia" que usan algoritmos sofisticados, que saltaron a la fama en investigaciones como el libro "Flash Boys: A Wall Street Revolt" de Michael Lewis.

Éstos juegan con la ventaja de la alta velocidad al usar poderosos ordenadores, y por tanto pueden adelantarse al mercado en cuanto detectan la transacción original, influyendo sobre el precio final.

Así que, en este caso, provocarían un alza del precio de la acción antes que pudieras completar la operación, por lo que te saldría más caro. En definitiva, ¡te estarían vendiendo las acciones que querías comprar originalmente a un precio mayor del comienzo de la operación!

Engaño

Image copyright Reuters
Image caption Barclays tiene que pagar US$70 millones por este nuevo escándalo financiero.

Barclays y Credit Suisse están acusados, no por haber usado fondos "piscinas oscuras", sino por haber engañado a sus inversores que operan en estos fondos al decirles que los operadores de alta frecuencia no tenían acceso a ellos, algo que resultó ser falso.

Como resultado, la entidad británica Barclays acordó pagar US$70 millones de multa, y la entidad suiza otros US$84,3 millones.

Esta cantidad no representa mucho dinero para estos bancos a pesar de ser una multa récord para este tipo de operaciones, ¿así que por qué no forzarles a pagar más?

Según afirmó a la BBC Ralph Silva, analista bancario de SRN, "las multas representan un mensaje, no un castigo."

"Los reguladores están diciendo a los bancos que eliminen sus vulnerabilidades, algo a lo que los bancos se han resistido hasta ahora ya que las respuestas conllevan un alto precio operacional."

Este caso ha sacado a relucir además los problemas de este tipo de mercado no regulado y opaco. El mercado "piscina oscura" está operado a menudo por entidades financieras también activas en el mercado tradicional, por lo que juegan con ventaja al tener más información que los inversores particulares.

Algunos expertos afirman que esto es injusto, por lo que los reguladores podrían decidir eventualmente sustituirlos por alternativas más abiertas que protejan a los clientes finales, algo que todavía está por decidir.

Contenido relacionado