EE.UU: Ted Cruz gana las primarias republicanas de Iowa; Clinton supera a Sanders por mínimo margen

  • 2 febrero 2016
Ted Cruz Image copyright Getty
Image caption Cruz derrotó a Trump en Iowa.

En medio del clima gélido en el estado de Iowa, la carrera por la presidencia estadounidense arrancó en caliente, y el primer ganador no es el que muchos esperaban.

El senador Ted Cruz triunfó este lunes en el caucus del Partido Republicano de Iowa, el primero del país.

Cruz, senador por Texas de ancestro cubano, superó a Donald Trump y al también cubano-estadounidense Marco Rubio.

En las primarias demócratas, tras una reñida competencia, la ex secretaria de Estado Hillary Clinton logró vencer por el más mínimo margen al senador por Vermont Bernie Sanders.

Entrada la madrugada del martes, no había nada que los separara.

En algunos distritos de Iowa, la votación estaba tan cerrada que se resolvió ehcando una moneda al aire.

El jefe de la campaña de Clinton en Iowa emitió un comunicado declarando una victoria "sin incertidumbre".

Image copyright Getty
Image caption Sanders celebró haber estado tan cerca de Clinton en Iowa.

Pero no fue un resultado rotundo. Hillary Clinton no pudo cantar victoria durante su discurso ante sus adeptos y se manifestó "aliviada".

Entretanto, Sanders resaltó como ese "empate virtual" demostró como su campaña, que salió de la nada, está a la par con la potente maquinaria política de Clinton.

Rubio, bien librado

Image copyright Reuters
Image caption Marco Rubio ocupó un lugar mejor al esperado.

En la primera competencia en el calendario electoral de 2016, que culminará el 8 de noviembre con la elección del próximo presidente estadounidense, Rubio aparentemente obtuvo un resultado mejor al esperado en el estado rural.

Pese a estar en el tercer puesto detrás de Cruz y Trump, sus seguidores consideran que ha salido fortalecido para la siguiente competencia en el estado de Nueva Hampshire, que tendrá lugar el 9 de febrero.

Las primarias dejaron también claros perdedores. Al menos dos precandidatos se retiran de la campaña.

En el lado demócrata, Martin O´Malley, exgobernador de Maryland, anunció que deja la carrera.

Entre los republicanos, Mike Huckabee también anunció su retiro de la contienda presidencial.

"Los conservadores valientes"

"Esta noche es una victoria para los conservadores valientes", dijo Cruz en medio de grandes aplausos a medida que pronunciaba un discurso de victoria criticando a Washington y a los medios de comunicación.

El senador por Texas de 45 años obtuvo el 27,7% del voto republicano por el 24,3 de Trump y el 23,1 de Rubio. El resto de contendientes no superó el diez por ciento.

Mientras sonaba música country por los parlantes, Cruz se tomó su tiempo para abrazar a simpatizantes, empleados de la campaña y miembros de su familia.

Image copyright Getty
Image caption Trump ocupó la segunda posición, derrotando por escaso margen a Marco Rubio.

"Iowa ha dejado constancia que el nominado republicano y el próximo presidente de Estados Unidos no será escogido por los medios, no será escogido por el sistema de Washington", exclamó el senador, al que le dio frutos su trabajo de convencer a los líderes conservadores y evangélicos de Iowa.

Trump, por su parte, felicitó a Cruz y dijo que se sentía "honrado" por el segundo puesto que obtuvo, apenas un punto porcentual por encima de Rubio.

El primer triunfo de Cruz no asegura, sin embargo, una victoria final.

"Con este resultado, Cruz toma ahora ventaja para sobrevivir lo que parece una difícil batalla por los votantes más moderados de Nueva Hampshire y luego para poder ganar a los votantes ultraconservadores y evangélicos de los estados del sur las siguientes semanas", analizó desde Iowa Anthony Zurcher, periodista de la BBC.

Un largo calendario

Iowa tiene un insual sistema de elección llamado caucus, que supone que la gente se reúna en casas, escuelas y otros lugares, y discutan y voten por sus candidatos.

En los próximos meses seguirán las primarias en los otros 49 estados.

Los delegados de cada estado votarán por los nominados de cada partido en las convenciones nacionales que republicanos y demócratas celebrarán en julio.

Después ya quedará preparado el cara a cara, que se definirá el 8 de noviembre. El próximo presidente o presidenta asumirá en enero de 2017.

Contenido relacionado