Virus zika: ¿cuáles son los trastornos, enfermedades e infecciones que pueden provocar microcefalia?

  • 2 febrero 2016
Bebé con microcefalia en Brasil Image copyright Getty
Image caption Todavía no está clara la vinculación entre el virus zika y la microcefalia.

La microcefalia saltó al primer plano en los últimos meses debido a supuestos vínculos -aún no comprobados científicamente- con el virus zika.

Este lunes, la Organización Mundial de la Salud declaró emergencia global sanitaria debido a que mal transmitido por mosquitos se ha relacionado con enfermedades neurológicas en niños recién nacidos, mayoritariamente en Brasil.

Tal y como explicó el Ministerio de Salud de Brasil en noviembre de 2015, cuando afloró el brote epidémico en el país, ésta es "una situación inédita en la investigación científica mundial".

Sin embargo, la microcefalia, un trastorno neurológico que altera el crecimiento del cráneo y que suele estar asociado a un retraso mental, no es una enfermedad recién descubierta.

¿Cuáles son los factores que la originan?

Congénita o adquirida

Image copyright thinkstock
Image caption El síndrome de Down es una de las anomalías genéticas que desencadenan la microcefalia.

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de los Estados Unidos (NINDS, por sus siglas en inglés) dice que el trastorno puede ser congénito (adquirido durante el periodo de gestación) o gestarse en los primeros años de vida.

El crecimiento del cerebro tiene lugar mientras el bebé está en el útero y durante la lactancia, y afecta al crecimiento del cráneo, por eso se le considera un síndrome neurológico.

De acuerdo con los expertos del NIH, la microcefalia "puede provenir de una amplia variedad de condiciones que provocan un crecimiento anormal del cerebro o de síndromes relacionados con anomalías cromosómicas".

Las enfermedades que afectan el crecimiento cerebral pueden provocar un tamaño de la cabeza más pequeño de lo normal. Éstas abarcan infecciones, trastornos genéticos y desnutrición grave.

Trastornos genéticos

Image copyright thinkstock
Image caption El bebé puede desarrollar microcefalia durante el embarazo o en los primeros años de vida.

Según un informe de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos (NLM, por sus siglas en inglés), algunos de los trastornos genéticos que causan la microcefalia son los siguientes:

  • Síndrome de Cornelia de Lange: trastorno del desarrolllo que afecta a muchos órganos, incluidas anomalías en los brazos y retraso del crecimiento psicomotor. Se reconoce por una configuración facial distintiva.
  • Síndrome del maullido de gato: es una enfermedad cromosómica rara que afecta principalmente a las niñas, caracterizada por un llanto que se asemeja al maullido de un gato.
  • Síndrome de Down: alteración genética, debida a la duplicidad de un cromosoma, que hace que el bebé nazca con un grado variable de discapacidad mental y unos rasgos físicos característicos.
  • Síndrome de Rubinstein-Taybi: enfermedad genética asociada a retraso mental. Se caracteriza por los grandes dedos pulgares y de los pies.
  • Síndrome Smith-Lemli-Opitz: implica anomalías congénitas múltiples, déficit intelectual y problemas de comportamiento.
  • Síndrome de Edwards: trastorno genético que afecta al desarrollo del bebé, que en los 90% de los casos no llega a cumplir 1 año de vida.

Enfermedades

  • Fenilcetonuria materna no controlada: es una enfermedad hereditaria (se transmite de padres a hijos), y es una rara afección que hace que el bebé nazca sin la capacidad para descomponer apropiadamente un aminoácido llamado fenilalanina.
  • Craneosinostosis: es un defecto congénito que afecta al cráneo y que hace que algunas suturas de la cabeza del bebé se cierren antes de lo normal.

Infecciones del feto durante el embarazo

Image copyright thinkstock
Image caption Si la madre contrajo un virus, puede afectar al bebé y causarle microcefalia.
  • Rubéola congénita: los niños con este síndrome pueden padecer defectos de audición, oculares, cardíacos y otros trastornos permanentes como autismo, diabetes mellitus y disfunción tiroidea, muchos de los cuales requieren tratamiento costoso, cirugía y otras modalidades de atención caras, dice la OMS.
  • Varicela congénita: si la madre padece por primera vez la varicela durante los dos primeros trimestres de embarazo, ésta se transmite al feto a través de la placenta. El bebé puede sufrir problemas cerebrales y malformaciones.
  • Toxoplasmosis congénita: la mayoría de las veces, la infección es leve en la madre, que puede no ser consciente de que tiene el parásito, pero la infección en el feto puede ocasionar graves problemas en el sistema nervioso, ojos y oídos.
  • Citomegalovirus congénito (CMV): es un virus común y la mayoría de las infecciones son "silenciosas". La infección puede causar pérdida auditiva, convulsiones y discapacidades del desarrollo.

Otras causas

Image copyright thinkstock
Image caption Consumir alcohol durante el embarazo puede ser otro factor causante de microcefalia.
  • Uso de ciertos fármacos y drogas durante el embarazo, especialmente alcohol y fenitoína
  • Desnutrición grave (malnutrición fetal)
  • Exposición prenatal a la radiación
  • Disminución de oxígeno en el cerebro fetal (anoxia cerebral)
  • Intoxicación con metilmercurio

Distintos grados

La diagnosis de la microcefalia sólo es completamente segura una vez ha nacido el bebé, tal y como explicó a la BBC la doctora Adriana Scavuzzi, quien trabaja en un centro de afectados por el síndrome en Brasil.

Según los médicos del NIH, "a medida que el niño se hace mayor, la pequeñez del cráneo llega a ser más obvia, aunque todo el cuerpo generalmente presenta también peso insuficiente y enanismo".

Los especialistas dicen que el desarrollo de las funciones motrices y del habla también "puede verse afectado" y que "la hiperactividad y el retraso mental son comunes, aunque cada caso varía".

No existe ningún tratamiento para curar el trastorno, pero los médicos aconsejan la fisioterapia y las terapias neurológicas y del habla para ayudar a los afectados.

Contenido relacionado