Argentina propone una salida al conflicto con "fondos buitres"

  • 5 febrero 2016
Image copyright reuters
Image caption Mario Quintana, coordinador del gabinete económico argentino, participó en las negociaciones.

En una nueva arista de la prolongada disputa entre el gobierno argentino y un grupo de sus acreedores por el pago de bonos de deuda externa, las autoridades en Buenos Aires lanzaron el viernes una nueva propuesta de arreglo.

El gobierno propone pagarle a los fondos "holdouts", entidades financieras estadounidenses tenedoras de bonos argentinos, que en el pasado se habían negado a sumarse a acuerdos globales de restructuración de la deuda, una suma para terminar con años de litigio ante las cortes estadounidenses.

La más reciente propuesta implica un recorte de 25% de la suma adeudada a los holdouts o "fondos buitre", como los denominan sus críticos.

Los fondos holdouts obtuvieron antes una orden de un juez estadounidense que exigía a Argentina que les pagara la totalidad de lo adeudado, cerca de US$9.000 millones, antes de atender cualquier otra obligación financiera.

La negativa a llegar a un acuerdo sobre este asunto ha dificultado el regreso de Argentina a los mercados financieros internacionales.

La disputa se originó después de 2001 cuando Argentina se declaró en "default" de su deuda externa.

"Enorme progreso"

En un comunicado conocido este viernes, Daniel Pollack, mediador entre el gobierno argentino y los fondos acreedores, dio la bienvenida a la propuesta argentina y habló de "enorme progreso" en las negociaciones entre deudor y acreedores.

Dos de los seis fondos ya aceptaron las condiciones y acordaron acabar con sus reclamos.

El gobierno argentino ofreció a los fondos US$6.500 millones a los fondos, que reclaman cerca de US$10.000.

Image copyright Getty
Image caption Daniel Pollack es el mediador entre el gobierno argentino y los acreedores.

Pollack, que ha mediado durante una semana entre altos dirigentes del gobierno argentino y de los fondos, aseguró que las conversaciones fueron "intensas pero civilizadas".

El mediador dijo que habló por teléfono este viernes con el presidente argentino, Mauricio Macri, y el ministro de Economía, Alfonso Prat-Gay.

"Ambos mostraron valentía y flexibilidad para dar un paso adelante y abordar este largo problema que ellos no provocaron", dijo.

Pollack aseguró que la oferta podría permitir al país volver a los mercados financieros mundiales para conseguir capital para Argentina.

La oferta aún debe ser aprobada por el Congreso argentino y está sujeta a que sea revocada por una orden judicial en Manhattan.

Más negociaciones

El mediador aseguró que tras el acuerdo con dos de los seis fondos, las negociaciones continuarán con los otros cuatro.

"Espero que también con esas compañías se resuelvan las diferencias y se cierren acuerdos", dijo Pollack. "Lo sucedido hoy es un paso importante para resolver la crisis de deuda de Argentina, pero quedan aún cosas por hacer", agregó.

Es la primera vez que Argentina hace una oferta formal a los fondos especulativos que no aceptaron las reestructuraciones de deuda del país sudamericano en 2005 y 2010.

Esta semana el gobierno argentino ya llegó también a un acuerdo con 50.000 bonistas italianos.