La incierta espera de los 35.000 refugiados llegados de Siria a los que Turquía les cerró la puerta

  • 8 febrero 2016
Refugiados sirios Image copyright AP
Image caption Unos 35.000 sirios que huyen de los combates que se están produciendo en la zona de Alepo están varados en la frontera con Turquía.

Al menos 2,5 millones de sirios ya han encontrado refugio en Turquía.

Pero a aquellos que están tratando de huir de la última ofensiva de las tropas leales a Bashar al Asad no se les está permitiendo cruzar la frontera.

Image copyright AFP
Image caption La mayoría de los que buscan refugio proviene de Alepo y pueblos vecinos.

Turquía no les quiere permitir la entrada al país, pues aduce que ya excedió su capacidad y que puede atenderlos en Siria.

Y ahora unos 35.000 están varados en campamentos improvisados en la zona fronteriza entre la ciudad turca de Kilis y Bab al Salama.

Conozca más de su drama con esta galería de BBC Mundo.

Image copyright AFP
Image caption Los esfuerzos de las tropas gubernamentales por hacerse con el control de las zonas aledañas a Alepo son la principal causa de esta última ola de refugiados.
Image copyright AP
Image caption Pero Turquía decidió responder a la situación cerrando la frontera entre Kilis y Bab al Salama, aunque sí está permitiendo el paso de aquellos refugiados con heridas graves.
Image copyright AFP
Image caption Y organizaciones turcas también ha instalado campamentos en territorio sirio para atender ahí sus principales necesidades.
Image copyright AP
Image caption Como explica el corresponsal de la BBC, Mark Lowen, Turquía quiere balancear así la necesidad de darle santuario a quienes huyen de la guerra con la de reducir el número de refugiados.
Image copyright AP
Image caption Unas 4,6 millones de sirios han abandonado el país desde el inicio de la guerra civil y más de la mitad están en Turquía. Pero muchos también utilizan al país como trampolín.
Image copyright AP
Image caption Y la UE también le ha enviado mensajes confusos al gobierno de Ankara, exigiéndole que cumpla con sus obligaciones humanitarias pero también criticándolo por no hacer lo suficiente para cortar el flujo de migrantes.
Image copyright EPA
Image caption Para mientras, decenas de miles de refugiados sirios se encuentran en una especie de limbo.

Contenido relacionado