Las misteriosas montañas flotantes de hielo de Plutón

  • 8 febrero 2016
Montañas de Plutón Image copyright NASA
Image caption Desde que los científicos recibieron estas imágenes han estado intrigados por lo que podría ser.

En el "corazón" de Plutón, unas misteriosas formaciones de hielo parecen ir a la deriva.

En la vasta planicie retratada en julio pasado por la sonda espacial New Horizon se ven esas montañas de hielo que miden varios de kilómetros de largo.

Desde entonces, los expertos han estado intrigados por ellas.

Para los expertos de la Agencia Espacial de EE.UU. (Nasa, por sus siglas en inglés) se trata de "otro ejemplo de la fascinante y abundante actividad geológica" del cuerpo celeste.

Gracias a unas imágenes que recibieron en diciembre pasado, ahora pueden decir que estas colinas son fragmentos de la topografía rugosa que bordea la zona plana de Plutón, llamada informalmente Sputnik Planum.

"Estas montañas de agua helada flotan en un mar de nitrógeno congelado y se mueven de la misma forma en la que lo hacen los témpanos de hielo en el océano Ártico de la Tierra", se lee en la página de internet de la Nasa.

Image copyright NASA
Image caption Ahora los expertos saben que las misteriosas colinas son desprendimientos de témpanos de la superficie rugosa que rodea Sputnik Planum.

Gran impacto

La razón por la que estas formaciones pueden flotar es que el hielo de nitrógeno es significativamente más denso que el hielo de agua.

Image copyright NASA
Image caption Estas formaciones miden hasta 20 kilómetros de largo.

Estos témpanos helados se juntan formando cadenas montañosas de hasta 20 kilómetros de largo.

Se cree que Sputnik Planum se formó tras un gran impacto en la superficie de Plutón y se rellenó con una mezcla de agua helada, nitrógeno y amoníaco.

Plutón no ha dejado de sorprender a los científicos desde que empezaron a recibir, tras una espera de 9 años, las imágenes de la sonda New Horizon.

Image copyright NASA
Image caption Las montañas de hielo se mueven en la planicie de Plutón en forma de corazón.

La variada y dinámica geografía que revelan estas imágenes está cambiando la perspectiva sobre este cuerpo celeste que fue descubierto hace 85 años.

"Nos quedamos pasmados con lo que hemos visto, con lo activos que son estos mundos (Plutón y sus lunas). Y todavía no tenemos idea de qué es lo que está realmente ocurriendo allí", le dijo a la BBC Nigel Henbest, astrónomo británico de la Universidad de Leicester y reconocido divulgador científico.

La información de la New Horizon puede aportar claves sobre cómo se forman los planetas e incluso sobre los orígenes de algunos de los bloques fundacionales de la vida.

Contenido relacionado