La reina del ajedrez que venció a Kasparov y le hizo tragar sus propias palabras

  • 13 febrero 2016
Kasparov Image copyright Getty
Image caption En 2002 Garry Kasparov, considerado por muchos como el mejor jugador de ajedrez de la historia, fue vencido por primera vez por una mujer: Judit Polgár.

La lista de honores de la ajedrecista húngara Judit Polgár es tan extensa como impactante.

Fue la mejor ajedrecista mujer del mundo durante 26 años seguidos. A los 9 ganó su primer torneo internacional y a los 15 se convirtió en la persona más joven en llegar a gran maestro internacional, rompiendo el récord del famoso campeón estadounidense Bobby Fischer.

Ganó medallas olímpicas de forma individual y colectiva, tanto en la categoría femenina como en la masculina. De hecho, desde los 14 años solo compite contra hombres. En su ranking llegó a ser octava del mundo.

Pero cuando Polgár conoció a Garry Kasparov, considerado por muchos el mejor ajedrecista de la historia, el ruso subestimó a la joven prodigio.

"Ella tiene un talento fantástico para el ajedrez pero, después de todo, es una mujer", dijo Kasparov sobre Polgár. "Ninguna mujer puede sostener una batalla prolongada".

Tiempo después Polgár, que actualmente tiene 39 años, se convertiría en la primera mujer en ganarle a Kasparov.

La dulce victoria

"Jugué con Kasparov en muchas ocasiones diferentes desde 1994", le contó Polgár a BBC, quien describió sus partidas con el campeón mundial de ajedrez como "muy especiales y psicológicas".

Image copyright Getty
Image caption En 1993, cuando tenía 17 años, Polgár se convirtió en la primera mujer en competir en el torneo mundial masculino de ajedrez.

La húngara relató que cuando uno se sentaba frente a él, "de golpe ya no tenía la confianza en uno mismo, el conocimiento".

Y agregó: "Él tenía esta apariencia como de que deberías saber antes del partido quién va a ganar".

Sin embargo, en 2002, durante el torneo "Rusia contra el Resto del Mundo", Polgár consiguió su venganza: venció a Kasparov.

"Por algún motivo eligió un muy mal comienzo", dijo Polgár. Ella aprovechó la oportunidad y, según sus palabras, hizo una estrategia sólida, mientras que él cometió algunos errores.

Finalmente Kasparov renunció. Se levantó, le dio la mano a la joven de 26 años y se fue. "Era muy claro que no tenía ningún sentido seguir jugando".

"Estaba enojado porque no dio una buena pelea", explicó Polgár, quien se retiró del ajedrez competitivo en 2014.

"Fue un momento histórico. Finalmente le gané una partida a Garry Kasparov. Fue muy especial".

Contenido relacionado