Cuba devuelve a Estados Unidos un misil que fue enviado “por error” en 2014

  • 14 febrero 2016
Misil Hellfire Image copyright Getty
Image caption El modelo Hellfire es un misil guiado con láser y que se dispara desde helicópteros o drones y suele utilizarse como un arma antitanques.

Cuba devolvió a Estados Unidos un misil Hellfire desactivado que fue enviado por error a la Habana en junio de 2014.

"Cuba actuó con seriedad y transparencia y cooperó para encontrar una solución satisfactoria a este problema", indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba este sábado en un comunicado.

La cancillería explicó que el misil llegó en un vuelo procedente de París "por error o mal manejo en el país de origen".

El misil - que no contenía explosivos- fue enviado a España en 2014 para realizar un ejercicio de entrenamiento de la OTAN, según informó el diario estadounidense Wall Street Journal en enero.

Posteriormente fue llevado a Alemania y finalmente al aeropuerto Charles de Gaulle en París rumbo a Florida (EE.UU.).

Image copyright Getty
Image caption El misil Hellfire fue cargado a bordo de un vuelo de Air France con dirección a la capital cubana, La Habana.

Sin embargo, fue cargado en un vuelo de la compañía francesa Air France que hacía la ruta a La Habana.

El incidente podría haber supuesto una importante pérdida de la tecnología militar, reconocieron funcionaros estadounidenses que hablaron en condición de anonimato con el diario estadounidense.

Situación delicada

La situación fue embarazosa para los estadounidenses, que tuvieron que pedir a los cubanos que les devolvieran el misil de alta precisión, señala el corresponsal de BBC en La Habana, Will Grant.

El AGM 114 Hellfire es un misil guiado por láser que puede ser lanzado desde un helicóptero de ataque o un avión no tripulado.

La preocupación de los funcionarios estadounidenses era que Cuba pudiera compartir la información sobre la tecnología avanzada que lleva el misil en su interior con países como Corea del Norte, China o Rusia, indicaron fuentes cercanas a la investigación al Wall Street Journal.

EE.UU. y Cuba, antiguos enemigos de la Guerra Fría, anunciaron una nueva etapa en su relación bilateral en diciembre de 2014 y reabrieron sus respectivas embajadas en julio del año pasado, después de más de 50 años.

Ambos países han estado trabajando para reconstruir sus lazos económicos y comerciales.

Contenido relacionado