Turquía acusa a las milicias kurdas por el atentado con bomba en Ankara que dejó 28 muertos

  • 18 febrero 2016
Bomberos intentan apagar el fuego provocado por la explosión. Image copyright AP
Image caption Bomberos intentan apagar el fuego provocado por la explosión.

Al menos 28 personas murieron y otras 61 resultaron heridas en Turquía en una explosión de un carro bomba en Ankara, la capital del país.

Las autoridades dijeron que los explosivos fueron detonados cuando autobuses que transportaban personal militar estaban detenidos en un semáforo cerca del Parlamento y de un cuartel militar.

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, responsabilizó del ataque a las milicias kurdas en Siria (YPG) "con la ayuda del PKK".

Pero el YPG negó estar involucrado y hasta ahora nadie se ha atribuido la responsabilidad del acto.

Las autoridades informaron que 14 personas ya han sido arrestadas en conexión con el ataque.

Tanto él primer ministro como el presidente Recep Tayip Erdogan cancelaron viajes que tenían planificados al extranjero.

Image copyright Reuters
Image caption Tras la explosión se produjo un amplio despliegue de seguridad en la zona.

El ataque ocurre en un momento en el que Turquía se ha implicado más en el conflicto de Siria, mientras intenta contener una escalada de violencia al sur del país, en zonas habitadas mayormente por población kurda.

Davutoglu iba a viajar este jueves a Bruselas para participar en una mini cumbre con 11 de los 28 países de la Unión Europea a propósito de la crisis de refugiados sirios que se han asentado en Turquía.

Durante el último año, Turquía ha sufrido una serie de ataques con explosivos que han sido mayormente atribuidos al autodenominado Estado Islámico.

Y este mismo jueves una nueva bomba contra otro convoy militar en el sureste del país dejó al menos seis soldados muertos.

Resurge la violencia

  • Enero de 2016 Un ataque suicida en Estambul atribuido al autodenominado Estado Islámico causa 10 muertos, principalmente turistas alemanes.

  • Octubre de 2015 Mueren más de 100 personas en un doble atentado suicida contra una manifestación por la paz de grupos pro-kurdos en Ankara.

  • Julio de 2015 Unas 30 personas fallecen en un ataque suicida en Suruc, ubicada junto a la frontera con Siria.

Una explosión enorme

"Escuché una explosión enorme. Había humo y un olor realmente fuerte, pese a que la detonación ocurrió a varias calles de distancia", le dijo a Reuters un testigo.

"Inmediatamente podías oír las sirenas de las ambulancias y de las patrullas policiales acercándose al lugar", agregó.

Image copyright Getty
Image caption La columna de humo ocasionada por la detonación podía verse a gran distancia del lugar donde ocurrió.

Largas columnas de humo podían ser vistas en el cielo, saliendo del lugar donde ocurrió el suceso.

Tras la explosión, las fuerzas de seguridad realizaron la detonación controlada de un paquete sospechoso.

Contenido relacionado