¿Por qué se demoran tanto los resultados finales del referendo en Bolivia?

  • 23 febrero 2016
conteo Image copyright Getty
Image caption La lentitud del conteo de votos en Bolivia contrasta con la del resto de los países de la región.

Dos días después de iniciarse el conteo de votos del referendo en Bolivia para decidir si el presidente Evo Morales puede postularse a un nuevo mandato, una pregunta sigue sin respuesta oficial definitiva: ¿quién ganó?

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia indicó en la tarde de este martes que el No a otra reelección de Morales tenía 51,6% de apoyo, contra 48,3% del Sí.

Pero esas cifras contemplaban 96% del total de actas de sufragio en el referendo constitucional, por lo que matemáticamente el resultado sigue indefinido.

Además, los últimos datos indican que la opción favorable al presidente acortaba la diferencia que mostraban los balances preliminares anteriores.

Morales, que gobierna desde 2006, ha evitado darse por vencido y el lunes pidió "mucha serenidad y responsabilidad" para esperar los resultados.

Sin embargo, el nerviosismo parece crecer: la oposición habla de la posibilidad de que el gobierno busque torcer la voluntad popular y el oficialismo responde acusando de intento de fraude a los opositores.

"Nuevamente lentitud"

Image copyright Getty
Image caption Evo Morales pidió "mucha serenidad y responsabilidad" para esperar los resultados.

La lentitud del conteo de votos en Bolivia contrasta con los progresos que han tenido en esta materia otros países de la región.

Brasil demoró pocas horas en conocer el resultado de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de 2014, que fue igual de pareja que el referendo boliviano pero que tuvo 24 veces más votos emitidos.

Una diferencia importante es que Brasil utiliza el voto electrónico, que las autoridades electorales bolivianas han evitado implementar por el alto costo que tendría en uno de los países más pobres de la región.

La presidenta del TSE boliviano, Katia Uriona, explicó el lunes que el país utiliza dos tipos de información para conocer los resultados oficiales de la votación.

Uno es la transmisión rápida de datos en base a actas fotografiadas y subidas a la página en internet del tribunal, y el otro es un cómputo oficial de votos en cada departamento, en base a las actas físicas que pasan por un mecanismo de validación.

Image copyright Getty
Image caption Una misión de la OEA observa el referendo para evitar fraude.

Aunque otros países latinoamericanos también mantienen el método tradicional de recuento de votos, el tiempo que tarda la divulgación de resultados en Bolivia ha llamado la atención de expertos.

Una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) que observó el referendo boliviano, encabezada por el expresidente de República Dominicana, Leonel Fernández, advirtió sobre esto.

"La misión constató nuevamente lentitud en la publicación de resultados debido a las normas establecidas", señaló el informe preliminar de la OEA el lunes, que sugirió realizar los cambios necesarios para "evitar cuestionamientos sobre el proceso".

Aunque felicitó a Bolivia por la "alta participación, espíritu cívico y sentido democrático" de la consulta, también recomendó realizar "una auditoría profunda e integral" del padrón electoral del país ante dudas sobre el listado de votantes.

"Mar de dudas"

Los departamentos bolivianos con más atraso en el conteo de votos están en las zonas rurales, que presentan dificultades de acceso y suelen ser más favorables a Morales, primer presidente indígena en la historia del país.

El propio mandatario se había mostrado esperanzado de que los votos en las zonas rurales podían revertir los resultados parciales, aunque las encuestas señalaban que el "No" había triunfado.

A medida que pasaba el tiempo sin un resultado oficial definitivo, las acusaciones cruzadas desde ambos lados de la disputa crecieron.

Image copyright Getty
Image caption A dos días del referendo en Bolivia aún se desconoce quién ganó.

"Se ha generado una situación de mucha tensión en la opinión pública", dijo el senador opositor Oscar Ortiz a BBC Mundo. "Estamos convencidos de que el 'No' ha ganado y la única forma de revertir estos resultados sería alterando la voluntad popular".

En cambio, el vicepresidente boliviano, Alvaro García Linera, sostuvo este martes que la oposición intenta obstaculizar el escrutinio del voto rural, con la instalación de vigilias en las puertas de centros de cómputos y observaciones de actas.

"Es una movilización de presión que rompe las reglas electorales y encubre un fraude electoral para que no se contabilice el voto", sostuvo García Linera en conferencia de prensa.

El analista político boliviano Carlos Toranzo señaló que la experiencia de irregularidades en elecciones anteriores en el país generan más dudas de que se intenten "maquillar datos" a favor del gobierno.

"Estamos en un mar de dudas", dijo Toranzo a BBC Mundo. "No tenemos ninguna certeza de la limpieza".

Contenido relacionado