Bill Gates desmiente estar del lado del FBI en su disputa con Apple y llama a tener un debate

  • 24 febrero 2016
Melinda y Bill Gates Image copyright REUTERS
Image caption "¿Debe permitirse o no a los gobiernos que accedan a la información (privada de los ciudadanos)? Ésa es esencialmente la cuestión", dijo Gates en una entrevista con la BBC.

¿Hasta dónde debe permitirse a los gobiernos acceder a la información privada de los ciudadanos?

Ésos son, según Bill Gates, los términos de un debate que debe tener lugar debido a la batalla legal entre el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI) y la empresa tecnológica Apple para obtener acceso al teléfono de uno de los autores del tiroteo de San Bernardino.

"Creo que esperamos de los gobiernos que investiguen todo lo que sea posible sobre terrorismo, no sólo sobre amenazas de terrorismo convencional, sino nuclear y biológico", dijo el cofundador de Microsoft en una entrevista con la BBC.

"¿Debe permitirse o no a los gobiernos que accedan a esa información? Ésa es esencialmente la cuestión", agregó Gates.

"Y asegurarse que la gente se sienta cómoda con la forma en que los gobiernos manejan esa información seguramente merece un debate", dijo el padre de Windows, quien en declaraciones a Bloomberg luego expresó su "decepción" porque varios medios de prensa sugirieron que respaldaba al FBI en la disputa con Apple.

Las versiones en los medios circularon a raíz de las declaraciones de Gates al diario británico Financial Times.

"Éste es un caso particular en el que el gobierno está pidiendo el acceso a un terminal en concreto para obtener una información particular. No están exigiendo algo a nivel general", señaló Gates al Financial Times, que luego modificó su titular original que aludía a un "respaldo" al FBI.

Image copyright AFP
Image caption Manifestaciones en cerca de 30 ciudades de EE.UU. exigieron que el gobierno no pueda conocer los datos en sus celulares.

Al no dar su apoyo explícito a Apple, sin embargo, Gates rompió filas con las figuras más conocidas de los gigantes de tecnología, como Facebook, Twitter o Google.

Todas han defendido la negativa del gigante tecnológico a cumplir una orden judicial que le ordena ayudar a la policía federal a desbloquear el iPhone 5C de Syed Farook.

El 2 de diciembre de 2015, Farook, ciudadano estadounidense, y su esposa, Tashfeen Malik, ciudadana paquistaní, atacaron un centro de asistencia para discapacitados en San Bernardino, California, matando a 14 personas e hiriendo a más de 20, antes de morir a manos de la policía cuando huían.

"Escalofriante" y "peligroso"

El director ejecutivo de Apple, Tim Cook, defendió la postura de la compañía señalando en un correo electrónico enviado a los trabajadores de la compañía y en un cuestionario en el sitio web de la empresa, que acceder a la petición judicial tendría consecuencias "peligrosas".

Image copyright AP
Image caption Para Tim Cook, director ejecutivo de Apple, cumplir la petición del FBI puede "establecer un peligroso precedente que amenaza las libertades civiles de todo el mundo".

"Este caso va mucho más allá de un único teléfono o una única investigación", dijo Cook.

"Lo que está en riesgo es la seguridad de cientos de millones de personas que cumplen con la ley y el establecer un peligroso precedente que amenaza las libertades civiles de todo el mundo", agregó.

Image copyright AP
Image caption Los fundadores de Facebook y Twitter y el jefe de Google apoyaron a Apple en la disputa.

El jefe de Apple dijo que el FBI le había pedido hacer algo "escalofriante".

"El servicio de seguridad le ha pedido a la compañía hacer algo que sencillamente no tenemos y que consideramos muy peligroso. Nos han pedido construir una puerta trasera para acceder a los iPhone".

Según Cook, lo que piden a Apple es una nueva versión de su sistema operativo y si llegara a caer en malas manos, este software podría dar acceso a cualquier iPhone.

"Víctimas y justicia"

El director del FBI, James Comey, señaló que no se trata de un caso sobre nuevos precedentes legales, sino de "víctimas y justicia".

Image copyright AP
Image caption Syed Farook (der) y su esposa Tashfeen Malik atacaron en diciembre de 2015 un centro de asistencia para discapacitados en San Bernardino, California, matando a 14 personas e hiriendo a más de 20.

"Catorce personas fueron masacradas y muchas más acabaron con sus vidas y sus cuerpos arruinados", señaló Comey en un blog sobre temas de seguridad legal, Lawfare.

"Les debemos una investigación completa y profesional en el marco de la ley. De eso se trata".

Por suparte, John McAfee, fundador de la compañía que lleva su apellido y experto en ciberseguridad, ofreció al FBI desencriptar la información del iPhone.

"Aquí está mi oferta. Yo, de forma gratuita, me ofrezco a descifrar la información del teléfono junto a mi equipo. Vamos a utilizar principalmente la ingeniería social y nos llevará unas tres semanas", dijo.

Image copyright AP
Image caption Renee Wetzel (centro) perdió a su esposo Michael, una de las víctimas del tiroteo de San Bernardino. Para el FBI lo que está en juego en la disputa con Apple es el derecho de las víctimas a la justicia.

Apple sugirió a la Casa Blanca crear una comisión gubernamental para evaluar los problemas generados por el creciente uso de la encriptación.

Una encuesta del centro de investigación Pew en Estados Unidos, en la que participaron poco más de mil personas, indica que el 51 % de los consultados cree que Apple debería desbloquear el iPhone para facilitar la investigación del FBI.

El 38% de los encuestados se posicionó a favor de Apple y el 11% restante no se pronunció.

Contenido relacionado