El escándalo del cirujano estrella despedido del Karolinska, el instituto sueco que otorga el Nobel de Medicina

  • 28 junio 2016
Karo Image copyright Getty
Image caption La Asamblea del Nobel está formada por 50 profesores del Instituto Karolinska que eligen el Nobel de Medicina.

El escándalo que rodea a Paolo Macchiarini, un médico italiano considerado hasta hace poco estrella de la cirugía mundial, sigue creciendo.

Primero fue el reputado instituto sueco Karolinska, sede del comité que otorga el Premio Nobel de Medicina, el que despidió a finales de marzo a Macchiarini de su puesto como investigador por incurrir en prácticas "incompatibles" con la institución.

Ahora la fiscalía sueca lo considera preliminarmente sospechoso de dos casos de homicidio involuntario y de causar daños a otros dos pacientes, dentro de una investigación que sigue en marcha.

Hasta su caída en desgracia, Macchiarini era reconocido mundialmente por haber realizado el primer trasplante de tráquea por ingeniería celular en la historia de la medicina.

Las dos sospechas de homicidio involuntario se refieren a dos pacientes a los que Macchiarini realizó trasplantes de tráquea sintéticas, le dijo a BBC Mundo Anders Tordai, fiscal a cargo del caso.

Macchiarini fue interrogado hace unos días por la fiscalía y fue informado de las sospechas que recaen sobre él.

En Suecia, este es el primer paso de un proceso legal que puede o no desembocar en una acusación formal.

Macchiarini rechaza los cargos y le dijo a la agencia AP que aportó toda la información necesaria para la investigación.

Image copyright Staffan Larsson
Image caption Macchiarini comenzó a trabajar en el Karolinska en 2010, cuando ya era un médico reconocido.

Los resultados preliminares de la investigación de la fiscalía llegan 4 meses después del estallido del caso, tras la emisión de un documental en la televisión sueca que ponía en duda las prácticas del cirujano y que provocó una sacudida en la comunidad científica del país y una reacción pública de furia.

Las revelaciones del caso provocaron la dimisión del vicerrector y del rector de investigación del Karolinska.

El escándalo ha provocado también la dimisión de Urban Lendahl, secretario general de la Asamblea del Nobel en el Karolinska, para que la reputación del galardón no se vea afectada.

La Asamblea del Nobel está formada por 50 profesores del Instituto Karolinska nombrados por la plantilla del mismo, aunque es una organización privada que formalmente no es parte de la institución.

Del estrellato a las acusaciones de fallos éticos

Paolo Macchiarini se cubrió de gloria por primera vez en 2008, tras trasplantar una tráquea de un fallecido a una paciente colombiana con tuberculosis en el Hospital Clínic de Barcelona, en España.

Esa operación hizo que el Instituto Karolinska decidiera contratarlo.

En 2011 se convirtió en el primer médico en trasplantar una tráquea artificial sintética, recubierta con células madre del paciente, enfermo de cáncer.

Image copyright Getty
Image caption El Hospital Universitario Karolinska está en Estocolmo, capital de Suecia.

Pasó entonces a ser considerado un pionero en el campo de la medicina regenerativa, publicando los resultados de sus estudios en las mejores revistas científicas.

Sin embargo, varios de sus colegas en el Instituto Karolinska pusieron en duda sus métodos y lo denunciaron en 2014 por minusvalorar los riesgos de las operaciones y no haber obtenido previamente el consentimiento informado de los pacientes.

Cuatro médicos afiliados al Hospital Universitario Karolinska, que participaron en el tratamiento de tres pacientes de Macchiarini, compararon los resultados de uno de sus artículos, que describía la primera operación con una tráquea sintética, con los historiales médicos de los pacientes y encontraron discrepancias.

Preguntado por la revista Nature en noviembre de 2014, el médico dijo que en ninguno de los casos el fallecimiento tuvo que ver con el trasplante, sino con factores externos como la ingesta de alcohol o un accidente.

Investigaciones previas

Image caption Macchiarini siguió operando en la ciudad rusa de Krasnodar.

El escándalo tocó de lleno al Instituto Karolinska que, tras la denuncia de los médicos, encargó una investigación independiente que concluyó que Macchiarini había incurrido en malas prácticas en siete artículos científicos publicados.

Según esta investigación, el médico dio una impresión falsa del éxito de sus resultados.

A pesar de ello, el Karolinska concluyó en agosto de 2015 que Machiarini no había incurrido en malas prácticas, aunque decía también que sus investigaciones no habían alcanzado el necesario nivel de calidad, según explica el propio instituto en su página web.

Acusaciones previas de un investigador de la Universidad de Lovaina, en Bélgica, habían sido investigadas por el comité de ética del Karolinska, que también había absuelto al médico.

El Karolinska decidió extenderle su contrato, aunque solo como investigador.

Image copyright Getty
Image caption "Es un escándalo sin igual", declaró el premio Nobel de Medicina sueco Arvid Carlsson.

La última operación realizada por Macchiarini allí tuvo lugar en 2013, aunque el médico siguió con su práctica médica en la ciudad rusa de Krasnodar, donde operó hasta 2014

El Nobel de Medicina sueco Arvid Carlsson calificó el caso de "escándalo sin igual".

"Esto es lo peor que ha ocurrido en la historia del premio de Medicina, y casi diría que en toda la historia de los Nobel", dijo en la televisión sueca.

Contenido relacionado