¿Cómo terminaron la reina Isabel de Inglaterra, Churchill y la BBC metidos en unas elecciones cruciales para Irán?

  • 26 febrero 2016
Electora iraní Image copyright AFP
Image caption Los iraníes votan la integración de dos organismos fundamentales para el futuro político y religioso del país.

Millones de iraníes votan este viernes en la primera elección tras el acuerdo nuclear con las potencias mundiales que permitió el levantamiento de las sanciones internacionales.

Sin embargo, las antiguas diferencias entre Irán y estos poderes, entre ellos Reino Unido, no se han superado.

Y un buen ejemplo son los curiosos memes de la reina Isabel, Winstonn Churchill y la BBC que circulan como parte de la campaña electoral.

Desde que el presidente Hassan Rouhani firmó el acuerdo nuclear con las potencias en julio pasado, la batalla ideológica entre los dos bandos políticos iraníes –reformistas y conservadores– se ha intensificado y uno de los frentes de combate es Telegram, la aplicación más popular de mensajes telefónicos en la nación islámica.

Ahora que los dos grupos se enfrentan nuevamente en las urnas para renovar el parlamento y conformar el organismo que elegirá al líder supremo del país, todas las armas parecen válidas: hasta darle un puñetazo a la reina Isabel II.

Image copyright Telegram No2UK
Image caption Campaña conservadora en la red Telegram.

La campaña conservadora ha basado parte de su estrategia en memes con figuras históricas como la monarca británica o el exprimer ministro del Reino Unido Winston Churchill, para implicar que el voto a los candidatos moderados es un voto a favor de la interferencia extranjera.

En uno de estos memes, un puño cerrado que simboliza el nacionalismo iraní va en camino de la mandíbula de la reina.

Image copyright Telegram No2UK
Image caption Winston Churchill era primer ministro británico cuando Londres contribuyó con el derrocamiento de la democracia iraní.

En otro, Churchill dice "Realmente echo de menos interferir en Irán", acompañado por el hashtag @No2UK (No al Reino Unido).

Para la BBC también

Estos y otros memes hacen referencia al golpe de Estado de 1953 en contra del primer ministro Mohamed Mossadeq, el gobernante elegido democráticamente en Irán que fue derrocado con la ayuda del Reino Unido y Estados Unidos.

Image copyright Telegram No2UK
Image caption Después de Reza Khan Mirpanj asumió su hijo, Mohamed Reza Pahlavi, quien fue derrocado por la Revolución Islámica de 1979.

Ese suceso histórico, en el que se entretejen intereses económicos vinculados al petróleo, terminó con la llegada al poder de Reza Khan Mirpanj, cuyo rostro aparece en otros de los diseños "agradeciéndole" a los británicos por haberlo convertido en shah, el cargo que ocupó y luego heredó a su hijo.

Además de la reina Isabel y Churchill, la BBC también es mencionada en algunos de estos memes como un ejemplo de la mala influencia británica en Irán.

Actualmente el servicio persa de la BBC de Londres tiene una gran audiencia en Irán. Aunque está prohibido en el país, mucha gente accede a sus transmisiones a través de los canales satelitales.

Esto no ha pasado desapercibido para las autoridades iraníes: el líder supremo de la nación islámica, Ayatolá Alí Jamenei, dijo en uno de sus más recientes discursos:

"La radio británica está dando instrucciones a la gente, diciéndoles que voten por esto y aquello y no voten por esto y aquello. ¿Qué es esto? ¿Los británicos extrañan interferir en nuestros asuntos?".

Y aunque su puesto no está en juego en los comicios de este viernes, estas elecciones tienen a Jamenei como uno de sus protagonistas, o más que a él, a su sucesor.

Votar o no votar

Este viernes los iraníes elegirán a 290 parlamentarios por los próximos cuatro años.

De los 12.000 potenciales candidatos que se registraron, sólo la mitad fueron aceptados por el Consejo de los Guardianes, un cuerpo legal cercano a Jamenei.

Tras este filtro, en los 6.000 postulantes sólo hay unos 200 candidatos con una agenda moderada.

Image copyright AFP
Image caption La salud de Alí Jamenei ha sufrido percances en los últimos años.

Debido a que los legisladores deben aprobar las designaciones en el gabinete y los proyectos del ejecutivo, el presidente Rouhani necesita del apoyo de este poder legislativo para aprobar su paquete de reformas económicas e intentar su reelección en 2017.

Pero el Parlamento no es lo único que está en juego, también lo está la Asamblea de Expertos, el cuerpo de clérigos más importante del país, que elige al líder supremo.

Los 88 clérigos de los 161 candidatos que sean elegidos en estos comicios obtendrán un mandato de ocho años.

Jamenei tiene actualmente 76 años y ha sufrido de problemas de salud, por lo que es posible que los hombres que sean elegidos hoy terminen eligiendo luego a quien lo reemplace.

Esta perspectiva le ha dado más ímpetu al fervor electoral, aunque la descalificación de candidatos moderados por parte del Consejo de Guardianes puede moderar este fervor.

"Muchos de mis amigos pueden llegar a no votar porque no quedó nadie a quien votar", dice un joven periodista llamado Amir, aunque se muestra partidario de ir a las urnas, aunque sea para elegir "entre lo malo y lo peor".

Image copyright Telegram
Image caption Los moderados también han utilizado Telegram para hacer llegar su mensaje, como este meme en donde un clérigo conservador iraní teme el crecimiento de los moderados.

Justina, una joven rapera que canta en un país donde las mujeres no pueden cantar en público, no piensa votar: "La verdad, no me importa esta elección, no hay candidatos que apoyen mis esperanzas ni mis opiniones. Ninguno representa mi voz".

En el otro lado del espectro se encuentra Jafar Shojouni, un clérigo de la línea más dura que pasó tiempo con el Ayatolá Jomeini, el fundador de la República Islámica, durante su exilio en París en la década del 70.

"El Islam requiere que la gente apoye a un gobierno islámico, no se trata de a quién votar, sino del acto mismo de votar", dice Shojouni quien, como muchos conservadores, teme que el acuerdo nuclear que entró en vigor en enero de este año abra al país a influencias que amenacen el futuro de la revolución.

El resultado de las elecciones de este viernes comenzará a definir ese futuro.

Contenido relacionado