Una mujer con la cabeza de un bebé es arrestada en una estación del metro de Moscú

  • 29 febrero 2016
Estación Campo de Octubre Image copyright Reuters
Image caption El incidente sucedió en la estación Campo de octubre, del metro de Moscú.

Una mujer fue arrestada este lunes en una estación del metro de Moscú mientras deambulaba con la cabeza de un bebé de sus manos.

Se informa de la mujer estaba vestida de negro y gritaba "Allahu Akbar", "Alá es grande".

La policía mantiene la estación "Campo de octubre" cerrada.

Investigación

Image copyright AP
Image caption La policía en Moscú cerró la estación.

Imágenes de circuito cerrado de televisión muestran a la mujer, vestida con un velo, caminando por la estación de metro con la cabeza en sus manos.

Un portal internet en Rusia, que tiene estrechos contactos con la policía, dice que cuando un policía se acercó a la mujer para solicitarle documentos de identidad, esta respondió sacando la cabeza de la niña de una bolsa y empezando a gritar que había matado a la menor.

Luego se ve al agente forcejear con ella subyugarla.

Según Oxana Vozhdaeva, de la oficina de la BBC en Moscú, los investigadores inmediatamente ordenaron un examen de psiquiatría forense y abrieron un caso criminal por asesinato de un menor.

Se está evaluando si la mujer entiende el significado de sus acciones y comportamiento.

El cuerpo de la criatura, una niña, fue encontrado más tarde, después de que se reportara un incendio en un apartamento.

Los investigadores dicen que la niña asesinada era de unos tres o cuatro años y que mostraba "señales de una muerte violenta".

Inicialmente, los reportes dijeron que la mujer había llegado de Asia Central para trabajar como niñera.

"De acuerdo a la información preliminar, la niñera de la menor, una ciudadana de uno de los estados de Asia Central, nacida en 1977, esperó a que los padres de la menor se fueran del apartamento para después, por razones desconocidas, asesinar a la niña, incendiar el apartamento y huir de la escena", dijo un comunicado del Comité Investigativo de Moscú.

La agencia rusa Interfax, citando a una fuente oficial, identificó a la mujer como Gyulchekhra Bobokulova, de la república exsoviética de Uzbekistán, de mayoría musulmana.

Se cree que mató a la niña, la decapitó y luego prendió fuego al apartamento de la familia, antes de dirigirse a la estación del metro.