El otro gran negocio de Amancio Ortega, el dueño de Zara y el segundo hombre más rico del mundo

  • 3 marzo 2016
Zara Image copyright AFP
Image caption A Ortega se lo conoce sobre todo por la marca Zara y otras inversiones en el mundo de la moda. Pero sus intereses no se agotan ahí.

Empezó vendiendo batas de mujer en Galicia y hoy es el segundo hombre más rico del mundo, según la revista Forbes, con una fortuna de US$68.200 millones.

Al empresario español Amancio Ortega se le conoce por fundar un imperio textil, Inditex, con marcas tan internacionales como Zara o Pull&Bear.

Pero a la sombra de este imperio, Ortega está construyendo otro: el inmobiliario.

El cofundador de Zara (junto con su primera esposa, ya fallecida) ha comprado en los últimos años algunos de los edificios más emblemáticos de las ciudades más caras del mundo.

Su cartera inmobiliaria está valorada en más de US$8.000 millones, según los cálculos de Forbes.

Es el doble del valor que le otorgaba en 2013.

Image caption El edificio Devonshire House, en Londres, es propiedad de Ortega.

Dos de las últimas compras importantes del empresario fueron en Nueva York y Seúl (Corea del Sur), le confirmó a BBC Mundo un portavoz de Pontegadea, el grupo inmobiliario del magnate.

Ortega, de 79 años, cerró en diciembre pasado la compra del emblemático edificio Haughwout, en la calle Broadway de Nueva York.

Y en febrero de este año aterrizó como inversor inmobiliario en Asia, comprando el edificio M Plaza, de 27.000 metros cuadrados.

Presencia en nueve países

Ortega creó Pontegadea en 2002 con parte de la liquidez que obtuvo gracias a la venta de parte de las acciones de Inditex, y aprovechó la crisis económica en España y otros países para ir haciendo cartera.

La sociedad, que no tiene página web a pesar de los valiosos activos que maneja, está basada en el pueblo de Arteixo (en la provincia de La Coruña), en el mismo complejo donde tiene su sede Inditex.

Image copyright Getty
Image caption El dueño de Zara y su hija, Marta Ortega.

Desde Arteixo, Pontegadea compra a través de filiales en cada país.

En la actualidad posee activos inmobiliarios en nueve países, según le confirmó a BBC Mundo la empresa, para la que trabajan unas 40 personas.

Sus propiedades se extienden ya por Reino Unido, España, Francia, Italia, Portugal, Estados Unidos, Canadá, México y Corea del Sur.

La inmobiliaria, presidida por Ortega, pertenece a Pontegadea Inversiones, propiedad de Ortega y máxima accionista de Inditex, con un 50,01%.

Aunque Ortega renunció como presidente de Inditex en 2011, conserva todavía el 59,29% de las acciones, a través de Pontegadea Inversiones y de Partler.

El año pasado se embolsó más de US$1.000 millones en dividendos.

Y gran parte de esos dividendos los invierte en propiedades, que alquila para oficinas y locales comerciales.

En España y en el extranjero

Aunque algunos de sus locales los alquila a Inditex, Ortega tampoco tiene problemas en alquilar sus edificios a la competencia.

Image caption Ortega alquila sus propiedades, a veces a sus competidores, como Primark.

Por ejemplo, el empresario le alquila a la cadena de ropa de bajo coste Primark uno de los edificios que posee en la famosa calle de tiendas Oxford Street, en Londres.

Ortega compró la manzana completa el año pasado por más de US$700 millones, según reportaron medios británicos (la firma no hace públicos el importe de sus operaciones, a no ser que lo establezca el regulador).

Y la cadena sueca H&M tiene una tienda en un edificio propiedad de Ortega en la Gran vía de Madrid y otra en la calle Powell, en San Francisco.

La sociedad suele comprar inmuebles completos, en las zonas más exclusivas, y ocupados por un cliente "solvente", contó el diario español El País en 2014.

Image copyright Getty
Image caption Ortega tiene 79 años y ya no es presidente de Inditex.

Ortega alquila sus propiedades a Apple en Barcelona o París y a Google y la consultora Deloitte en la Torre Picasso de Madrid.

En la capital británica, Ortega compró también en 2013 el edificio Devonshire House, al lado de Green Park, por más de US$560 millones.

El edificio tiene una superficie de más de 16.000 metros cuadrados y alberga oficinas y comercios.

Contenido relacionado