Corea del Norte lanza misiles horas después de nuevas sanciones de la ONU

  • 3 marzo 2016
Kim Jong-un Image copyright AP
Image caption Corea del Sur detectó el lanzamiento de los misiles de Corea del Norte, pero estos no iban dirigidos a ningún objetivo específico. (Imagen de archivo)

Corea del Norte lanzó seis misiles de corto alcance hacia el mar de su costa este en la madrugada de este jueves (hora local).

La acción, que fue detectada por el ejército de Corea del Sur, se llevó a cabo horas después de que el Consejo de Seguridad de la ONU autorizó nuevas sanciones en contra de Pyongyang.

Según medios de Corea del Sur, los proyectiles ascendieron unos 150 km antes de caer al mar y no parecían tener un objetivo específico.

Los observadores aseguran que es probable que se incrementen las tensiones en la península coreana después de las sanciones, que fueron impuestas en respuesta a la prueba nuclear que Corea del Norte realizó en enero y al lanzamiento de un cohete en febrero.

Samantha Power, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, afirmó que los castigos definidos por esta nueva resolución son los más severos que se han impuesto en 20 años.

Un funcionario surcoreano le dijo a la agencia de noticias oficial Yonhap que los proyectiles fueron disparados a alrededor de las 10.00 hora local desde Wonsan, en la costa este del país.

Indicó que se trataba de cohetes o misiles guiados.

Más tensiones

El corresponsal de la BBC en Seúl, Steve Evans, afirma que el lanzamiento de misiles es visto en Corea del Sur como una señal de indignación y desafío de Corea del Norte.

"Y se espera lleven a cabo más lanzamientos", agrega.

"Es un ritual que se ha llevado a cabo muchas veces en el pasado que resulta en un incremento de tensiones. En este caso, después de la prueba nuclear y lanzamiento del cohete a principios de año siguió la clausura de un complejo industrial conjunto y las sanciones de la ONU", afirma el corresponsal.

La próxima semana se llevarán a cabo los ejercicios conjuntos regulares entre Corea del Sur y EE.UU.

"Cada año, cuando esto ocurre, Corea del Norte manifiesta mucha indignación" -señala Steve Evans- "y afirma que están practicando para llevar a cabo una invasión".

"Este año habrá mucho más tensión. La retórica de Pyongyang ha sido temible. Los medios estatales han vinculado a la presidenta surcoreana con un 'murciélago que vive en una cueva sórdida'. Dicen que ella 'se levantaría la falda' por los estadounidenses".

"Ante todo esto, la gran pregunta ahora es si Corea del Norte realizará una quinta prueba nuclear", afirma el corresponsal de la BBC.

Según los observadores es difícil predecir si esto ocurrirá.

La cuarta prueba nuclear surgió de la nada. Corea del Norte logró esconder todos los preparativos y podría estar llevando a cabo nuevamente el trabajo de forma encubierta bajo los entrometidos ojos de los satélites.

Nuevas sanciones

Image copyright Naciones Unidas
Image caption La ONU también ha prohibido la venta de armas ligeras a Corea del Norte.

Las nuevas sanciones prevén, entre otras medidas, que todos los cargamentos que reciba la nación liderada por Kim Jong-un sean inspeccionados para verificar que no haya materiales que pudieran utilizarse para su programa balístico y nuevas limitaciones a sus exportaciones e importaciones.

Además, se agregan 13 personas a la lista de individuos que tienen prohibido viajar y cuyos activos quedan congelados.

Se espera que la tensión en la península coreana aumente a causa de estas sanciones.

Los medios norcoreanos ya han atacado verbalmente a la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, a la que han descrito como un "murciélago que vive en una sucia cueva".

Contenido relacionado