El inesperado récord del telescopio Hubble que permitió descubrir una nueva galaxia

  • 4 marzo 2016
Galaxia GN-z11 Image copyright NASA
Image caption La galaxia GN-z11 es la más antigua que se haya detectado hasta ahora.

El telescopio espacial Hubble ha vuelto a impresionar a los científicos al lograr captar la galaxia más distante que se haya visto hasta ahora.

Está tan lejos que la luz extremadamente débil que viene de esta colección de estrellas, catalogadas como GN-z11 ha tomado unos 13.400 millones de años en llegar hasta nosotros.

O para ponerlo de otra forma, el Hubble está espiando una galaxia que se creó sólo 400 millones de años después del Big Bang.

Los astrónomos se mostraron seguros de las medidas que tomaron debido a que han podido desmenuzar y analizar la luz del objeto.

Este tipo de evaluaciones espectroscópicas son difícilesde hacer en las fuentes más lejanas, pero cuando es posible, ofrecen los estimados de distancia más confiables.

Los detalles de este descubrimiento aparecerán en la revista Astrophysical.

"Esto realmente representa el pináculo de la exploración de galaxias en toda la historia cósmica del Hubble", señaló el astrónomo Pascal Oesch, de la universidad de Yale y jefe del estudio.

"Una vez más el Hubble ha mostrado, incluso tras 26 años en el espacio, cuán especial es".

Hora de un reemplazo

Image copyright
Image caption El trasbordador espacial Discovery puso en órbita al telescopio Hubble en 24 abril de 1990.

"Cuando se lanzó este telescopio, estábamos investigando galaxias que quedaban como a un poco más de la mitad del camino hacia atrás de la historia cósmica. Ahora estamos en el 97% de vuelta. Realmente es un gran logro", le dijo a la BBC.

Sin embargo, los científicos creen que este observatorio espacial ya está dando todo lo que puede dar técnicamente hablando, y lo más probable es que se necesite de un sucesor para que husmee en lo más profundo del espacio.

Image copyright NASA
Image caption El lanzamiento del telescopio James Webb será desde la base europea de Kourou en la Guayana Francesa.

Un posible candidato es el telescopio en construcción James Webb, que se espera sea lanzado en 2018.

Sus instrumentos se sintonizan al infrarrojo, una región específica del espectro electromagnético donde aún se debería detectar la luz de las primeras estrellas que brillaron en el Universo.

Se estima que estas estén a otros 200 millones de años luz de la recién descubierta galaxia GN-z11.

Los científicos están interesados en investigar estas estrellas fundadores y las condiciones en las que nacieron.

Es probable que sean gigantes calientes que surgieron del gas frío y neutral que entonces impregnaba el cosmos.

Contenido relacionado